Aprender a des-aprender

Aprender es cuando no solamente formamos una conexión específica entre neuronas, sino cuando la engrosamos.
Esto se consigue, por lo general, a través de la repetición.

Aprender no es solamente adquirir algún conocimiento conceptual, saber cosas; sino que éste dato adquirido pueda ser integrado al resto del sistema de una forma coherente.
La coherencia no siempre significa estar de acuerdo, se puede ser coherente aún en la contradicción.

Además, no caigamos en el erro de asumir que se aprende solamente contenido, teoría, cajoncitos para saberes, ideas y opiniones.
Porque aprender también incluye el adquirir procedimientos, formas de hacer, manejo de instrumental, llevar a la práctica.

Y, muy importante aunque suele ser el más olvidado: aprendemos también las actitudes, nuestra forma de pararnos ante el mundo.

Sí apreciado lector, tus redes neuronales le deben muchísimo a tus vivencias desde el nacimiento hasta hoy.
Lo que sabes nocionalmente, lo que sabes hacer, como sueles reaccionar, todo ello vino por la repetición obtenida del contacto con el afuera.

En resumen… mira bien que aprendes y qué estás dando de aprender a tus hijos.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.