El camino del santo

Insistimos en el camino de la construcción de SHALOM.
Y cada vez que lo mencionamos reiteramos que es la mezcla sabia y benéfica de bondad y justicia.
Que debe hacer nido y crecer en el pensamiento, la palabra y los actos materiales.

Tal es la enseñanza que lleva necesariamente a la santidad en esta vida y a la posibilidad de desobstruir mayor LUZ y así pueble los rincones de esta existencia.
La LUZ no la creamos con nuestra acción, simplemente descorremos los velos que hemos contribuido a levantar y que la ocultan.
Es una LUZ que no nos pertenece, pues su hacedor es el Eterno; y sin embargo somos parte de ella.
Estamos hechos de esa LUZ.
Porque, es el “material” de nuestra NESHAMÁ, el espíritu, también llamado Yo Esencial.

Cuando construimos SHALOM estamos sintonizando nuestro Yo Vivido, esto que vamos siendo en el mundo terrenal, con lo que somos en nuestra esencia más pura.
Evidentemente que contamos con la brújula de la ética, es decir, de la voz de la NESHAMÁ.
No precisamos de nada ni nadie para entablar un arco ético.

Sin embargo, al estar sumergidos en el EGO y los contratiempos de estar siendo limitados por la realidad material, es mejor apegarse al código ético/espiritual correcto.
Éste es el de los Siete Mandamientos Noájicos, el que el Eterno codificó para los gentiles de todas las épocas y lugares.
Así como la Torá, aquella que Moshé/Moisés recibiera del Padre para ser heredad perpetua y exclusiva del pueblo judío.
Al aprender de los códigos de ética que nos corresponden, al compenetrarnos con ellos, estamos permitiendo que la propia ética esencial emerja y escape de los lazos del EGO.

Por otra parte, esta charla que pudiera parecer metafísica, mística, mítica, filosófica, en verdad es un programa de vida claro, preciso y práctico.
No anclamos nuestra existencia a palabrería sin contenido, ni predicamos teologías que solamente son malabarismos de ciegos y la oscuridad.

Por el contrario, nos dedicamos a estudiar y enseñar de las fuentes de buena agua, la de vida y eternidad.
Así la LUZ brota por entre los poros de la oscuridad y nos otorga plenitud y sentido.

Mucho más para compartir en el gran encuentro de enseñanzas nobles que se realizará en ciudad de México, este 6 de febrero de 2017.
Espero que nos encontremos allí y compartamos juntos.
Y, si no puedes ir, igualmente tienes la oportunidad de participar haciendo tu parte en difundir, colaborar, etc.
El beneficio siempre será tuyo.
Gracias, nos vemos en pocos días.

————–

Leilui nishmat abi umori Pesaj ben Yehuda Arie en el día de su iortzait.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.