Mazal tov

En la tradición judía hay una frase que se suele mencionar en celebraciones y ocasiones festivas: “mazal tov”.
Mazal es signo y suerte.

¿De dónde surgió esta palabra?
“Galgal haMAZALOT” (que sería el plural) es la manera de denominar al círculo Zodiacal. 
Recuerdas aquellos signos, los zodiacales, que desde antaño fueron figuras –en principio animales- identificadas en el firmamento, que no existen más que en la percepción y creencia de quien las observa. El círculo zodiacal es el camino imaginario que sigue el sol en su traslado alrededor de la tierra. (Obviamente, el sol no orbita en torno nuestro, ni sigue un camino que coincide con el zodíaco, es mera percepción nuestra sumada a la egotista creencia de ser el centro del universo).
Estos dibujos fantasiosos fueron luego asumidos como poderes sobrenaturales, con capacidades para determinar personalidad, destino, suerte, etc.

Tov es bueno.
A todo esto, “mazal tov” se podría traducir como “buen signo”, “buena suerte”.

En su origen (obviamente idolátrico), probablemente, el saludo quería expresar: que tu suerte sea buena, que los astros, el destino, los poderes ocultos, los dioses, se alineen para brindarte éxitos.

Porque también existía la creencia en el “joser mazal”, “falta de suerte”, ser un yeta, un mufa, desgraciado, “shlimazel”, alguien a quien no le sonríen los astros y carece del toque mágico que le permita ser exitoso.
Entonces, al usar el pensamiento mágico, con el cual se cree que pensamiento y palabra condicionan al universo, se invocaría la buena suerte y ésta debería suceder.
¿Comprendes la idea?

Suerte, eso que ocurre de manera casual, sin que tengamos ningún control.
O, tal vez hay alguna persona que considera a la suerte como una máscara de la intervención divina.
Como sea, ese poder que nos excede, nos ocurre.

En lo personal, al saludo yo lo tomo básicamente como “te deseo el bien”, que para mí es una buena manera para no incursionar en creencias que impliquen cuestiones metafísicas reñidas con la sencilla integridad del fiel al Eterno.
¿Cómo se concilia esto con la discusión en masejet Shabat 156a?
Porque en esa sección se menciona que entre los sabios estaban los que creían en el mazal, y estaban los que creían en él pero que no tenía influencia sobre los judíos.

Me parece que una manera de conciliarlo sería atendiendo a masejet Meguilá 3a, en donde Ribi Irmiá dijo: "אף על גב דאינהו לא חזו – מזלייהו חזו" – “Aunque ellos no percibieron lo que veía Daniel, sus mazalot lo percibieron”.
Por lo visto, hay una manera de entender al mazal como algo diferente a suerte, relacionado a la magia y a la superstición.
Hay una manera de considerar el concepto mazal con creencias íntegras, que no se opongan a la sencilla lealtad que debemos al Eterno.
Según RASHI en el sitio, por mazal se entiende “el ministro de cada persona en lo Alto”.
Entonces, ya no estamos en un plano mágico, supersticioso, idolátrico, sino en uno diferente, el que trata de explicar la conexión del hombre con esa realidad invisible, inmaterial, que pertenece al plano espiritual.

Como explicamos muchas veces, el hombre es multidimensional.
Su esencia, aquello que no muta, que no cambia, que no se perjudica con pecados, su lazo divino perpetuo, su Yo Esencial, es la neshamá, el espíritu.
Es lo más auténtico y permanente de nuestro ser.
Es la chispa divina que nos da existencia.
Es lo que nos hace estar aquí y ahora, al tiempo que estamos conectados con el TODO. Todos los tiempos, todas las circunstancias, todos los lugares. Obviamente que nuestra individualidad temporal, terrena, no puede soportar la infinita cantidad de datos e información de estar conectado con todo, por lo cual el Eterno nos ha diseñado con filtros para que esta neshamá no nos impida realizar nuestra vida terrenal. Mientras dormimos algunos de los filtros pueden relajarse, pero no cancelarse, y es por ello que en algunos sueños podemos tener acceso a información y conocimiento que de otra forma no tendríamos. Algo similar, pero de mayor rango, ocurría cuando la profecía estaba habilitada por el Eterno en la tierra.
Ese mazal mencionado por Ribí Irmiá, suponemos, es la terminal en el otro lado, el enchufe que nos conecta al toma corrientes espiritual.
Estamos aquí y ahora, y nuestro mazal está inmerso en el todo.

Desde esta perspectiva, “mazal tov” podría entenderse entonces, un poco más profundamente, como: “que estés conectado con lo bueno”. Lo que llevaría a llenarse de impresiones positivas, de aspiraciones exitosas y agradables, con intenciones afirmativas. Está conexión, este halo luminoso, proveería de energía para realizar acciones que colaboren en alcanzar logros beneficiosos.
Que tu vínculo con el todo te brinde la capacidad y energía para hacer, aquí y ahora, lo necesario para disfrutar de la bendición.

Lo cual me hace acordar a una de esas interpretaciones “de salón”, ¿cabalística?, que se brinda sobre la palabra mazal.
La M es de makom: lugar.
La Z es de zeman: tiempo.
La L es de laasot: realizar, hacer.
Simpático, ¿no?
Vive el aquí y ahora, haz en este momento y lugar, porque el presente es el único tiempo que tienes y el hacer es la única manera de modificar tu realidad.
Si implantas ideas luminosas, serás de luz.
Si te abrazas con la oscuridad, estarás en penumbras.
Si te detienes en sentimientos de culpa, en reproches, en quejas, en rencor, en deseo de venganza, en envidia, en miedo, en angustia, en excusas… ¿cuál es tu victoria?
Enfocarse en lo que bendice, ¡esa es la solución!
Llena tu mente de vida, sé creativo, resuelve, soluciona, activa, emprende, realiza el potencial que tienes.
No dependas de que el universo se orqueste para hacer tu voluntad, ni creas que amuletos, ensalmos, pactos con dioses, son la manera de obtener beneficios.
Los dioses, no existen.
La magia, es ilusión (o cuestiones que algún día la ciencia develará como naturales).
Dios NO es tu esclavo para cumplir y satisfacer tus mañas y deseos.
El Zodíaco no determina tu existencia.
El horóscopo es un engaño.
Tu signo zodiacal tiene tanta influencia sobre ti como tú creas que tiene.
Tu suerte… tu suerte…

Pero tu mazal, entendido como tu enchufe al todo, ese sí puede hacer la diferencia, si es que tú haces tu parte, aquí y ahora.
Tienes elementos a mano para modificar tu “destino”.
Pero, de tanto enfocarte en los problemas, dejas de percibir las soluciones.
De tanto masticar la culpa/queja/rencor dejas de hablar en positivo y crear.
De tanto regodearte en el sufrimiento y victimizarte (o victimizar), no operas en la realidad para modificarla con lo que ya tienes a tu alcance.

Recuerda, solo puedes controlar lo que puedes controlar. Desear el control más allá, es obligarte a sentirte en ruinas. Creer que no tienes poder, cuando lo tienes, es abandonarte a la miseria. Llorar, gritar, patalear, desconectar de la realidad es la mejor manera para seguir esclavo del EGO y no actuar según la ley del AMOR.

Eres afortunado, ahora hazlo realidad.

No sé si me he dado a entender, el tema puede resultar complejo y obstaculizado por las creencias del EGO.
Si no me he sabido expresar, por favor házmelo saber.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
JULIAN Martinez

“Estoy deseoso que buenas cosas te ocurran”. Wikipedia. Enlaza con su “te deseo el bien”. El ser humano ocupa un espacio-tiempo único y personal. Espacio en el Universo, y tiempo, su vida fisica. Pero el Ego nos hace ver que todo comienza al nacer uno mismo, que todo gira a su alrededor, como Rey de la creacion (cristianismo)..se atreve a consultar los astros, como si el Universo, La Creacion, estuviese a su capricho. a su disposicion..mala cosa eso de la astrologia. Y mala cosa tambien cuando se usan los astros para adoracion. Pero nuestro espacio es aqui y ahora,.Sí, Hashem… Read more »

Shaul Ben Abraham

Muy buena explicación y lo mejor: muy buen mensaje para no quedarse sentado a esperar a que la fortuna nos llegue.

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: