Ki Tetzé

Esta semana leeremos la parashá Ki Tetzé, que contiene muchísimos preceptos, 74 en total, que son de los más variados y que apuntan en general a un mejoramiento integral de la sociedad y del individuo. Esta parashá no se detiene en preceptos rituales, sino mayormente en cuestiones relacionadas al vínculo entre las personas y también al respeto por la propiedad privada.
Así, por ejemplo, se insiste en la importancia de sostener a los más débiles y desamparados socialmente; en pagar como y cuando corresponde a quienes contratamos; a no engañar en las transacciones comerciales; cuidar a los animales para que no sean maltratados; devolver lo que se encuentra perdido; entre otros importantes asuntos.

Sin embargo, comienza recordando una de las mayores desgracias de la humanidad, como lo es la guerra, con sus terribles efectos en el momento de la misma y posteriormente. La Torá no fue dada para gente que vive en un mundo ideal, sino para la vida cotidiana, la real y tristemente esto incluía (e incluye) la amargura de los conflictos armados entre las naciones. Muchas veces se cometían (cometen) actos absurdos, irracionales, con la excusa de la contienda bélica; o tal vez, amparados en ella algunos se permiten excesos que son abominables. La Torá no tolera que eso suceda entre los soldados judíos, quienes deben guardar un estricto código de conducta, incluso en la guerra. La santidad de la vida, la vida de santidad debe ser preservada hasta en esos momentos terribles, cuando no hay más remedio que salir a combatir. Podrá sonar paradójico, pero es la propuesta de andar por  un camino ético hasta en lo más oscuro de la conducta del humano. Porque en la visión de la Torá, la guerra no solamente es una lucha contra un enemigo humano que nos quiere hacer daño, sino especialmente un combate interno, de nuestra conciencia con nuestras tendencias negativas.

Te mencionaré muy al pasar algunos de sus temas principales, para lo cual seguiremos el orden de sus aliot laTorá, pero en esta parashá es especialmente cierto que habría que dedicar extensas horas para comprender los detalles de la misma, ya que son abundantes, complejos y muchas veces acordes un contexto histórico muy diferente al cual vivimos nosotros.

1ª aliá: Leyes relativas a una cautiva de guerra que pertenece a otro pueblo.
Leyes de herencia en el caso de tener hijos con más de una esposa, siendo el primogénito el hijo de la esposa menos amada.
Leyes relativas al ‘hijo rebelde’: un niño que irrespeta a la madre y el padre, que comete todo tipo de excesos personales, que no valora los derechos privados de la persona y la propiedad ajena. Al cual se lo trata de corregir y educar, pero no se encuentra ninguna manera efectiva de encaminarlo. Eventualmente es llevado ante los magistrados de la ciudad para que sea juzgado.

2ª aliá: Leyes relativas a ejecución de ciertos criminales y su entierro; devolución de artículos perdidos; qué hacer cuando nos topamos con un animal caído; mantener el orden moral de la sociedad y se detalla qué hacer con el nido de pájaros que nos encontramos.

3ª aliá: Leyes relativas a poner barandillas en las azoteas o terrazas; agricultura mixta; combinaciones prohibidas; Tzitzit; la esposa difamada; si las acusaciones contra la esposa son ciertas; la pena por adulterio; la violación de una joven prometida o soltera; la prohibición de casarse con la esposa del padre; situación del hijo fruto de una relación prohibida y se detalla la prohibición de casarse con un amonita o moabita.

4ª aliá: Leyes relativas al matrimonio con edomitas o egipcios; la santidad del campamento militar; albergar a los esclavos fugitivos; prostitución; interés deducido y se manda cumplir los votos.

5ª y 6ª aliot: Leyes relativas a los trabajadores que comen mientras cosechan, el divorcio y el nuevo matrimonio; exenciones militares para un nuevo marido; tomar una piedra de molino como garantía de un préstamo; el castigo por secuestro; lepra; normas generales en materia de seguridad para préstamos.

7ª aliá: Leyes sobre el pago de salarios a tiempo; el testimonio de familiares cercanos; preocupación por las viudas y los huérfanos; gavillas de grano olvidadas; fruto sobrante de la cosecha; ciertos castigos físicos ordenados por el tribunal; la cuñada sin hijos; el asaltante y la esposa que acude al rescate; pesos y medidas honestos y recordar lo que hiciera Amalec al pueblo judío a la salida de Egipto.

¡Shabat Shalom!

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: