Resp. 5691–qué clase de noájida soy?

Moré,
1- ¿cómo saber si soy un noájida activo y conciente?
o sea… hoy q vi un artículo, un amigo de Fulvida dice q lleva años siéndolo
2- y yo me pregunto si yo puedo decir lo mismo,
3- o sólo soy uno del monton q conoce y no es…
4- o sea, cómo sé si soy pleno, en comparación a quienes dicen ser plenos
Daniel.

Buen día Daniel, muchas gracias por tan buena pregunta.

Es importante que a menudo hagamos un “jeshbón hanefesh”, una evaluación personal profunda.
Algunos la realizan a diario, otros esporádicamente, y están los que aprovechan ocasiones especiales para ello (ante el año nuevo universal, antes del año nuevo civil, en cada cumpleaños propio, etc.).
Como también hay gente que vive sin la más mínima introspección, no se analizan, elaboran excusas, se justifican, se mienten al solitario, dejan a sus líderes pensar por ellos, se creen las seducciones del EGO, etc.

Así pues, bienvenida la oportunidad que usted mismo se da para conocerse mejor, evaluarse, situarse y tomar alguna resolución para mejorar en su vida.

Ahora responderé brevemente, en la medida de mis posibilidades a sus inquietudes.

1- Hemos enseñado que podemos clasificar a los noájidas (gentiles, benei Noaj, hijos de Noé, personas que no son judías) de la siguiente manera:

  • Los que son ignorantes de su identidad espiritual noájica y desconocen su pacto sagrado con Dios. A estas personas habitualmente no les diríamos noájidas, porque no saben que lo son, no viven de acuerdo a sus reglas y hasta podrían oponerse abiertamente a aceptarse en su condición de tales. Igualmente son noájidas, hijos de Noé, lo quieran o no, lo sepan o no, les agrade o no. Pero, por esas cuestiones idiomáticas no solemos denominarles como noájidas, aunque efectivamente lo son.
  • Los que saben de la existencia de la identidad espiritual noájica, que lo son, pero ignoran que ello implique vivir de acuerdo a los Siete Mandamientos, o lo que llamamos noajismo. A veces confunden la palabra mandamientos con los “diez mandamientos” de los judíos, o con reglas de algún tipo religioso que no son los Siete que el Eterno brindó como código perpetuo y fundamental para la humanidad. En esta nebulosa se suelen hallar aquellos que habiendo recién despertado de su insomnio espiritual, siguen pensando de acuerdo a los esquemas de la religión o creencia que les adoctrinó desde la infancia.
    Un vertiente de esta categoría serían los noájidas judeo céntricos (a los que a veces denominamos “noajudas”, que no consideramos un término despectivo, sino una contracción de “noájidas” y “judeos”), que viven aferrados a cuestiones judías, amargados por tener “solo” siete mandamientos, viéndose como relegados a un segundo o tercer puesto, posiblemente porque anhelan en secreto (o abiertamente) ser judíos aunque dudosamente emprendan el camino legal y formal a la conversión.
  • Los que conocen su identidad así como sus mandamientos pero no se aplican a vivir cabalmente de acuerdo a ellos, estos podrían ser considerados noájidas conscientes, ya que saben, comprenden, tienen consciencia de lo que son y lo que les corresponde de acuerdo a la Ley del Eterno, pero quizás eluden algún mandamiento de los Siete, o lo cumplen pero pensando más en su racionalidad, beneficios, comprar el paraíso con ellos, etc.
  • Los que conocen y cumplen con los Siete mandamientos porque ello es lo que les comandó el Eterno, estos son además de conscientes activos. Está claro que también se podría graduar la actividad, del que cumple a desgano (por miedo a algún castigo, quizás; hasta el que difunde el noajismo, comparte las enseñanzas, colabora en el despertar de otros, es socio permanente en la construcción de Shalom).

Ahora, ¿cómo saber en cuál categoría se encuentra usted?
Creo que no me corresponde a mí juzgarlo, sino a usted.
Con estas ideas en mente, viéndose a usted mismo con clara franqueza, ¿dónde se ubicaría?
No precisa exagerar, ni para un lado ni para el otro, sino ser humilde, es decir preciso y admitiendo sus luces y sombras.

2- ¿Puede usted decir lo mismo?
¿Es posible ser constante en la categoría, o cada evaluación es solo una fotografía pero en la vida cotidiana se podrían registrar altibajos?
¿Qué le parece a usted?

¿Podemos evaluar a cual categoría corresponde otra persona, siendo que no conocemos con exactitud lo que hace o deja de hacer en su vida privada, o allí en donde no tenemos referencias?

3- ¿Qué le parece?
¿Es lo que realmente siente a diario o solo al leer ese comentario que mencionó?
¿Cree usted conocer bien acerca del noajismo?
¿Sabe qué implica la identidad espiritual noájica?
¿No se confunde con religión o con judaísmo?
¿Qué le hace suponer que no está aquí y no avanza a la plenitud de su vivencia como noájida?

4- ¿Es necesario que se compare con otros o consigo mismo?
Si evalúa que está lejos del ideal, y no se conforma con ello, ¿qué cree que podría mejorar?
¿Cómo podría ayudar a otros a conocer de noajismo y a vivir plenamente en él?
¿Qué me aconsejaría para entre todos dar más pujanza y vitalidad a esta sagrada identidad y herencia?

Amigo mío, parece que más que respuestas le doy algunas preguntas para que usted se tome a pecho la evaluación personal. Creo que la hace a menudo y por ello su consulta.
Pregunte, estudie, no se quede con impresiones o en una idea que adquirió una vez y ya cree firmemente establecida.
Estamos en una corriente que si no la navegamos, nos empuja a la deriva.  

Gracias por la oportunidad para pensar juntos.
Un abrazo, todo mi cariño para usted y la familia.
Que sepamos construir shalom.

Responder a esta pregunta      Ver las respuestas

                  Enviar una pregunta                     Ver otras preguntas

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: