Todas las mitzvot son mitzvot

"Moshé [Moisés] vio toda la obra, y he aquí que la habían hecho como Hashem había mandado; así la habían hecho. Y los bendijo Moshé [Moisés]." (Shemot / Éxodo 39:43)

Con este versículo y con estas palabras finaliza la Torá el ciclo de la construcción del Mishkán (Tabernáculo) y de los utensilios y accesorios para el mismo, de inmediato comienza la Torá con la descripción de su puesta en funcionamiento.

Y es clásico compararlo con este pasuk:

"Elokim vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del sexto día." (Bereshit / Génesis 1:31)

Las enseñanzas que se extraen de comparar estos dos versículos (sumada a la de cada versículo individualmente) son extensas.

Por eso, les voy a pedir que nos detengamos en una breve reflexión:

¿Qué es "muy bueno" ante los "ojos" de Hashem?
¿Qué cosa nos pide Él para que seamos bendecidos?

Intentemos respuestas:
¿Creencia? – No, nada hay de eso aquí.
¿Fe? – Tampoco.
¿Sapiencia de textos de la Torá de memoria? – Pues, no.
¿Seguir los dictados de la voluntad desvariante? – Menos que menos.
¿Acatar lo que nos parece que es correcto en los mandatos del Eterno? – No.
¿Cambia, modificar o rechazar la Torá? – No.
¿Hacer lo que Moshé u otro personaje manda? No.

Entonces ¿qué?
La respuesta es evidente y clara:
"y he aquí que la habían hecho como Hashem había mandado; así la habían hecho."
Es decir poner por obra, hacer exactamente y completamente lo que Él en Su Torá manda, estas son las mitzvot.

Ah, pero, ¿toda la Torá y no lo que algún rabino o personaje prefiera como básico?
¿No es muy difícil cumplir fielmente con las palabras de la Torá (Escrita y Oral)?
¿A Dios no le basta con mis buenos sentimientos y deseos?
¿No basta con "Amar al Prójimo?
¿No es maravilloso "Amar a Dios"?
¿Para qué molestarse con el resto de los mandamientos de la Torá?
¿Siquiera, para que cumplir o hacer los mandamientos?

Pues, porque  la Torá enfáticamente dice:

"Los hijos de Israel hicieron todo el trabajo conforme a todo lo que Hashem había mandado a Moshé [Moisés]." (Shemot / Éxodo 39:42)

Juguemos al exegeta y psicólogo.
¿Qué palabra se repite en este discurso?
"TODO".
Dice que "TODO" lo hicieron como "TODO" lo que H’ mandó a través de Moshé.
No dice que sean bendecidos por haber hecho la obra, o parte, o la mayor parte; sino: "TODO lo que H’ manda".

Así pues, bendiciones si cumplimos TODAS sus mitzvot.
Empero, no debemos considerar obtener premios por nuestras obras cumplidas.
Pues, si hacemos TODA la OBRA DE DIOS, pero esperando bendiciones o premios a cambio, no hicimos TODA la obra, pues, hicimos la obra pero no desinteresadamente por amor (y/o reverencia) a Él, sino, por los premios…

Así que si el justo en realidad sufre, y si es verdaderamente justo, NADA tiene para reprocharle al Eterno, sino a las circunstancias, a los demás, a sí mismo…
Y si Le reprocha, o es casi justo.
O sufre de las debilidades propias del humano, pues no existe ni existió siquiera un humano que no fallara en algo…

Y una última reflexión por hoy.
La palabra "trabajo" usada por la Torá es bastante llamativa.
La más apropiada (de acuerdo al resto del texto) sería "labor" (melajá y no avodá).
Explicaciones hay varias.
Pero, me gustaría dejarles esta:
trabajo implica esfuerzo y fatiga, en tanto que labor básicamente es creatividad.
Si la Torá adrede menciona "trabajo" es para dejar bien sentado que nada tiene de fácil seguir TODOS los dictados de H’, más bien todo lo contrario, es un pesado esfuerzo…pero que vale la pena…

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: