Enciende la vela a pesar de la sombra

Dijo con gran sabiduría Ursula K. Le Guin:

“Cuando enciendes una vela, también proyectas una sombra”

Pero, no por ello vamos a dejar de encender aquellas luces que estamos mandatados a encender.
Aunque nuestro aporte de luz también traiga algo de sombra, es imprescindible que las luces que deben destellar, lo hagan.
Porque, si con la excusa de que con nuestra acción buena y justa pueden ocurrir resultados no siempre deseados, e incluso negativos, no es ello una justificación aceptable para dejar de hacer nuestra tarea en la sagrada obra de construcción de SHALOM.

Ya lo sabes, apreciado lector, toda acción genera necesariamente otras acciones que reaccionan. De ti depende hacer la acción buena y justa, pero el resultado final, ya no depende de ti.
Así pues, considera con inteligencia multidimensional tu accionar y procede siempre a encender aquellas luces que es necesario que resplandezcan.
Y, cuando sea oportuno apagar la vela, porque esa es la acción necesaria, pues… bienvenida sea la oscuridad en ese momento.
Si te pones a pensar un poco, en la sagrada Tradición se pide que se enciendan velas en muchas ocasiones, algunas festivas, otras de recordación y otras meramente como parte de dar alegría y brillo al entorno. Pero tenemos unas luces que las debemos apagar, y eso forma parte de la sagrada tradición espiritual. Esas luces son las de la Havdalá.
¿Te has puesto a considerar por qué se hace ese gesto tan poco frecuente y que pareciera contrario a lo espiritual?
No te daré hoy la respuesta, prefiero que me digas tu opinión, aquí debajo como comentario.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: