Resp. 3646 – Los becerros de la discordia

Saludos, en el libro de los reyes la biblia hace alusion al pecado enorme del rey jeroboam al apartar a los hijos de israel del Dios eterno levantando dos becerros de oro

Dentro del contexto judio e historico, ¿Que significan o que tipifican los becerros de oro que levanto jeroboam? ¿eran Dioses de alguna comarca vecina o pagana, ¿eran deidades egipcias?

Gracias

Arturo Camacho Acosta
Chihuahua, Chihuahua. Mexico

Shalom,
«¡Bendito el que viene en el nombre del Eterno!» (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Sabemos que el perverso rey Ierabam estuvo refugiado en Egipto, pero eso no amerita a suponer que adoptó la religión de aquel país para sí mismo, y mucho menos que tuvo el poder como para que los israelitas del Norte aceptaran a esos dioses totalmente ajenos como propios.
Así que descarte por completo la posibilidad de que los becerros tuvieran como origen la religión de Egipto de aquella época.

Sabemos que cuando siglos antes los israelitas fueron liberados de Egipto, una masa de personas extranjeras los acompañó. Eran personas quejosas, machaconas, peleonas, paganas, entre otras cosas fueron los que provocaron que se erigiera el becerro de oro en medio de la nación de Israel.
No es casual que Ierabam usara estas palabras al presentar a sus súbditos del Norte a los becerros a idolatrar:

«¡He aquí tus dioses (regentes), oh Israel, que te hicieron subir de la tierra de Egipto!'»
(1 Melajim / I Reyes 12:28)

Pues, prestemos atención a las palabras que fueron dichas cuando se erigió el primer abominable becerro:

«Entonces dijeron: -¡Israel, éste es tu dirigente (dios) que te elevó de la tierra de Egipto!»
(Shemot / Éxodo 32:4)

Así que, el perverso rey aprovechó esa imagen que había cuajado en parte de los corazones de los ignorantes del pasado, para ahora también tratar de que tuviera similar éxito o mejor.

Por último, sabemos que Ierabam era efraimita, su tribu era la principal del reino del Norte.
El emblema de la tribu era… ¡un buey!
Así pues, quiso vincular lo político a lo religioso.
Por otra parte, recordemos que los politeístas de aquellas épocas y lugares tenían entre sus dioses siempre a una deidad local, la que regía sobre su tierra y ciudadanos.
De cierta manera esa tonta y pecaminosa idea habíase infiltrado en el corazón de los más ignaros de los israelitas, por tanto, no fue difícil convencerlos de que el emblema de su tribu: un táurico ejemplar, era algo más que un símbolo, que era ciertamente el regente espiritual de su tierra y por tanto debían adorarlo en los nóveles templos de perdición que había edificado el rey.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Para enviarnos sus consultas, preste atención a las reglas de nuestro sitio,
léalas haciendo clic aquí.

Technorati Tags: judaismotorabibliaisraelnoajidajudiomandamientosalvacionreligionmesias

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: