Resp. 6110-Siguen siendo religiosos

Estimado Sr Yehuda, Quizas aqui me puedan ayudar, estoy en un proceso de despojarme de toda la idolatria que por años me ha consumido, es un proceso dificilisimo para una persona que esta rodeada de cristianismo, me imagino que a muchos le ha pasado, no creo en ningun caso en la divinidad que no sea solo la del eterno, pero mi pesar es que mis familiares mas cercanos no lo entiendan asi, quizas por comodidad o por ignorancia profunda, algo que no puedo expresar en solo 500 caracteres.
Edgar Toloza, 27 años, Santiago de Chile

Shalom, buen día.

Esta misiva fue enviada hace más un poco más de tres años y recién ahora puedo leerla para responderla. Me disculpo. En mi defensa debo confesar que tengo más de 2500 misivas que me enviaron para responder, las cuales no he podido leer y cada día se acumulan muchas más. A pesar de haber interrumpido el servicio de respuestas a preguntas hace tiempo, me siguen llegando consultas. Si bien he retomado parcialmente esta tarea -por ahora-, me encantaría poder hacer más, pero, soy yo solo, sin apoyo de ningún tipo y haciendo lo que humanamente se puede. Si la asistencia económica, logística y de cualquier forma fuera constante y evidente, seguramente podríamos trabajar con mayor dedicación a esta obra sagrada que es SERJUDIO.com y lo fuera en su momento FULVIDA.

Ahora, a dar una breve respuesta, que a pesar del tiempo espero que sea de provecho, si no para el emisario para cualquier otra persona que lo lea y se encuentre en un estado similar.

Es un hecho cierto que la idolatría es la afectación mental/emocional más extendida del mundo. Porque su raíz se encuentra en la base del ser humano, en el EGO. No repetiré las centenas de lecciones que hemos compartido sobre esta temática, aquel interesado puede encontrar abundante material en el sitio.
Por lo cual, no podemos esperar que mágicamente el sistema de creencias de una persona cambie, porque un familiar o amigo ha encontrado un esbozo de conciencia espiritual. Aquel que ha despertado, mientras se mantenga en ese estado, lo que debe hacer es vivir a pleno su identidad espiritual, difundirla activamente especialmente a través del ejemplo de su conducta, patrocinar a aquellos que trabajamos por el bienestar de la humanidad a través de enseñar las enseñanzas de LUZ.
Porque la tarea es de todos los días, de cada instante, por el resto de la existencia individual.
Como si de un adicto en recuperación se tratara, el cual no está fuera de la adicción nunca y cada paso es un granito más en su tarea de mantenerse limpio y enfocado en la salud.

Por más que hable y predique con las palabras de la verdad, lo cierto es que la pestilencia del EGO -con la religión como caballito de batalla- se expande con rapidez y fuerza.
No porque esas personas esclavizadas al EGO sean malas o predispuestas a lo maligno, ni porque algún ángel perdido o poder sobrenatural los someta. Sino porque somos humanos y el EGO forma parte de nuestra personalidad en este mundo.
Se construye una personalidad que actuamos, que es el Yo Vivido, que suele estar en discordancia con nuestro Yo Esencial. Por lo cual, vivimos en angustia, exiliados de nuestra identidad, incapaces de disfrutar realmente porque todo el tiempo sentimos la falacia de nuestra existencia.
Podemos avanzar y crecer, acercarnos a la estabilidad, por ejemplo con la construcción de SHALOM en pensamientos, palabras y acciones de bondad y justicia. Pero no podemos pretender estar liberados por completo del EGO y de los tropezones que nos demuestran cuan presos seguimos estando y cuanto del personaje (o personajes) estamos actuando en lugar de representar con sinceridad nuestro Yo Esencial a través de nuestro Yo Vivido.

Entonces, sea amable con su familia esposada al EGO, esa que es religiosa y quieren traerlo al rebaño de las ovejitas que siguen al pastor -mentiroso-.
Sea respetuoso.
Comparta, pero no predique ni «evangelice».
Sea firme, sea honesto y humilde.
Construya SHALOM y con ello hará por usted y sus familiares un gran trabajo, esparcirá la LUZ y obtendrá la bendición que quizás pueda disfrutarla.

No es tarea fácil ser noájida o judío, en un mundo copado por la religión.
Donde el EGO reina, se oculta la LUZ de la NESHAMÁ, pero recuerde que ésta nunca desaparece ni nada puede perturbarla. Allí se encuentra, siempre disponible, siempre clara y vital.

 

Gracias por su pregunta y a seguir siendo motivo de elogio y receptor de bendiciones.

                  Enviar una pregunta                     Ver otras preguntas

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: