Respuesta 6195 – Se da acá

Estaba rondando un par de preguntas acerca del tema de la Tzedaká

Hacer Tzedaka es un aumento de Bendición que nos hacer ser co-creadores que hacemos un bien al ser «socios» del Eterno ,pues todo lo que tenemos es un regalo del Eterno .
Hay alguna bendición que recitar cuando una persona deposita algunos Pesos UR/MX/AR ,Euros o Dólares en un recipiente para guardar la Tzedká antes de enviarla a quien corresponda (Organización o persona física)
El recipiente donde se deposita la Tzedaká debe tener alguna forma o tiene prohibido tener alguna forma?
Hay algunas personas que dan la Tzedaká para la elevación del Alma de Tzadikim en ciertos días de Aniversario o partida de los citados Tzadikim del Pueblo de Israel, o del Alma de un familiar ,amigo o Soldados de Israel caídos en combate contra el Terror, y mi pregunta es , cuando se debería depositar esa Tzedaká (momento del día)? cuando son días propícios para dar Tzedaká,por ejemplo ano nuevo Judío ,cumpleanos , cuando uno está emfermo , antes de un examen importante , después o antes?

Dar una buena palabra de amigo que recomforta a una persona que lo necesita es Tzedaká o solo bondad?
Comprar libros de Temática Judía o Noajida y regalarlos o donarlos a instituciones o particulares es Tzedaká?
Cuando se dá Tzedaká.. se debe estar alegre o se puede estar triste?

Si una persona recibe Tzedaka supongo que se puede sentir mal al verse necesitado y vulnerable (yo creo que es humano sentirse mal al no tener otra opción que pedir ayuda) da Tzedaká , se debe hacer de manera discreta , sin exaltar la «vanidad » del donate?? se puede esperar un pago en «honores»? es la humildad necesaria o solo una opción cuando una persona da Tzedaká?hay que evitar eso dando sin que se sepa y sin esperar «honores o vanidades» o es legítimo esperar reconocimiento sabiendo que no es grato tener que pedir ayuda ?Toda persona debe dar Tzedaká ,independientemente de sus recuersos ?

El Eterno bendiga al Pueblo de Israel

Javier Pl

Shalom,

Su pregunta demuestra un gran interés y respeto por la tradición judía y  le recuerdo que debe estar mucho más interesado en las leyes del Noájida, que son su sagrada porción y modo espiritual de vida.

Sin embargo, estoy feliz de responderle, en la medida de mis posibilidades, pues es bastante confusa su misiva y no sé si entendí todo lo que quiso poner en ella.

En cuanto a la Tzedaká, es una de las mitzvot (mandamientos) en el judaísmo, y una buena obra, sin duda espiritual, aunque no sea mandamiento, para los gentiles.
El compartir de nuestra porción generosamente es visto como una forma de justicia y rectitud, más que como una caridad. Es cierto que al dar Tzedaká, estamos actuando como socios de Dios en la creación del mundo y en la búsqueda de la justicia, recordando que el más alto nivel de Tzedaká no es dar dinero al necesitado, sino ayudarle a que pueda a autoabastecerse, con dignidad y holgura.

En cuanto a la bendición, no hay una bendición específica para recitar al dar Tzedaká, y sería un gran error, e incluso un pecado, querer innovar al respecto.

El recipiente donde se deposita la Tzedaká no tiene una forma específica, pero algunas personas prefieren usar una caja de Tzedaká tradicional, que a menudo tiene una forma rectangular y una ranura para insertar dinero. No hay prohibiciones en cuanto a la forma del recipiente, siempre y cuando no refiera a idolatría, malas costumbres, etc.
Podría usar una «chanchita», pero no es lo más digno.

En cuanto al momento de dar Tzedaká, hay muchos momentos propicios para hacerlo, como antes de rezar, antes de encender las velas de Shabat, antes de una comida festiva, y en días especiales como previo a Rosh Hashaná y Yom Kipur. También se puede dar Tzedaká en memoria de un ser querido fallecido, en un día de aniversario de su muerte, o en cualquier momento que se sienta apropiado.
Sin embargo, cuando surja el necesitado, es momento oportuno de abrir su corazón y mano generosa. Y ya que estamos, ¿ha hecho su aporte para este maestro que tanto ha hecho por usted?
¡Eso también es Tzedaká y de las más valiosas!

Pero, recuerde algo muy fundamental, no es un acto mágico y no debe estar asociado a pretender hacer manipulaciones esotéricas para obtener «milagritos» y dones sobrenaturales. Y, asociarlo con muerte de tzadikim o cualquier otro asunto que no es el ánimo generoso, le quita el valor de Tzedaká.

¡No se juega con las cosas espirituales!
¡No se hace religión y pamplinas supersticiosas con las cosas sagradas!

Dar una buena palabra de amigo que reconforta a una persona que lo necesita es un acto de bondad, aunque no es Tzedaká en sí mismo. Tzedaká implica plata.
Pero, cuando aporta su dinero acompañado por palabras de aliento, con una sonrisa, de buen ánimo, sin dudas que su Tzedaká es más significativa, ya que es un acto de bondad y compasión. También se considera Tzedaká comprar libros de temática judía o noájida y regalarlos o donarlos a instituciones o particulares, puesto que se está contribuyendo a la difusión del conocimiento y la educación. Sin embargo, a veces mejor no pretender saber mejor que el otro lo que el otro realmente está precisando. Quizás usted suponga que será un genio regalando un libro, cuando la persona necesitada, el maestro, o la institución, ¡no tienen para comer!

Cuando se da Tzedaká, se debe hacer con alegría y generosidad, ya que es una oportunidad para hacer una diferencia positiva en el mundo. Obviamente que si se le acaba de morir un familiar, está sumamente enfermo o cosas por el estilo, no va a estar saltando en una pata de alegría. Pero, el ánimo calmo y confiado en Dios, ayuda a pasar también esos momentos de amargura.
Sin embargo, también es importante ser sensibles a las necesidades y sentimientos de la persona que recibe la Tzedaká, y dar de manera discreta y respetuosa, sin exaltar la vanidad del donante. No se debe esperar un pago en «honores», ya que la Tzedaká es un acto de justicia y rectitud, no un intercambio comercial. La humildad es una virtud importante en el judaísmo, y es especialmente crucial en el contexto de la Tzedaká.
Si pretende recibir algún premio por su acto, no está siendo generoso, sino un negociante.

Si el que recibe se apena, vea la forma de hacerlo que no se avergüence.
Si el pedigüeño es un profesional de la miseria y recurre a estrategias manipulativas, o usará el dinero para el mal; mejor lo destina a personas realmente necesitadas o maestros, como el que esto le responde, que mejor uso espiritual darán a los bienes tan duramente conseguidos.

Finalmente, toda persona, independientemente de sus recursos, tiene la obligación de dar Tzedaká, ya que es una responsabilidad  individual de toda persona judía y es una bella obra para cualquier persona noájida. Incluso aquellos que dependen de la Tzedaká tienen la obligación de dar una parte de lo que reciben a otros que lo necesitan.
Diez por ciento, está bien. Hasta el veinte, está bien.

Que el Eterno bendiga al Pueblo de Israel y a todas las naciones del mundo con paz, justicia y prosperidad. Amén.

Enviar una pregunta ___________________________________________ Ver otras preguntas

Comparte este mensaje con tus allegados y anímalos a reflexionar sobre estos importantes temas. Involúcrate en iniciativas que promuevan la construcción de Shalom.

Sigue participan de este sitio sagrado, serjudio.com, y de nuestro canal https://www.youtube.com/@YehudaRibco.

Si este estudio te ha sido de bendición, agradécelo y difúndelo, y no olvides de colaborar con nosotros económicamente, que mucho se agradece:


https://serjudio.com/apoyo

VISITA nuestro canal en YouTube

https://youtube.com/yehudaribco

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x