Disfrutar de la riqueza del Eterno

Continuamos ahora con la cuarta frase que engalana los balcones del Templo Beth Israel, de la Comunidad Israelita Sefaradí del Uruguay.
En esta oportunidad veremos brevemente:

ברכת ה’ היא תעשיר

Que se lee como «birkat Adonai hi taashir«, la cual puede ser traducida como «La bendición del Eterno es la que enriquece y no añade tristeza con ella.«

Esta enseñanza se encuentra en el libro de Proverbios (10:22) y manifiesta la creencia de que la riqueza no se mide solamente en bienes materiales ni en ostentación de lujos terrenales, sino que en lo que Dios bendice.

Por lo cual, es probable que un poco de lo material pueda resultar más placentero y benéfico que el exceso de posesiones, porque no depende de la cantidad, sino de la calidad espiritual.

Es decir, la verdadera riqueza no es cantidad sino calidad; no es guardar y poseer, sino disfrutar con sabiduría y equilibrio.
Cuando podemos disfrutar sanamente y con alegría de aquello que nos ha tocado, es que estamos en la senda correcta.

Pero, ¡cuidado!
Esto no implica un conformismo apático, de negarse a progresar materialmente, de querer un mejor pasar.
Por el contrario, es tener la conciencia limpia para que el día de hoy podamos regocijarnos de nuestra porción, compartirla generosamente, hacer visible la bendición del Eterno; mientras sembramos para cosechar buenos dividendos mañana y en la eternidad.

 

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
rydhelexcv

Sabia explicación, Moré.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: