El consejo diario 533

Cuando se presiona indiscriminadamente y con férreo control sobre los propios deseos,
o los ajenos,
sin buscar con esta actitud la trascendencia y la armonía,
estamos ante una prueba de una debilidad interior
y su agresivo, intoxicante y esclavizante mecanismo de defensa.

Es EGO al mando,
por tanto, descontrol, caos, sufrimiento a bordo.

http://serjudio.com/exclusivo/cterapia/sefirat-haomer-11

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: