Koraj 5780

Es leída esta semana fuera de Israel la parashá Koraj.
Koraj es un nombre propio, en este caso el de uno de los primos de Moshé, Aarón y Miriam.
Es conocido en nuestra tradición como un hombre sabio, poderoso, influyente, hábil con la palabra pero que desgraciadamente no tenía buen equilibrio emocional y por lo tanto se dejó atrapar por su corta visión egoísta. Por ello inició una revuelta en contra del liderazgo de Moshé y de Aarón, pretendiendo para sí honores y cargos para los cuales Dios no le había seleccionado.
Según nos cuenta el Midrash, al ser incentivado por su esposa arremetió en contra del orden establecido, encabezando el movimiento opositor y rebelde, del cual veremos un poco más en el siguiente resumen de la parashá, para lo cual seguiremos el orden de aliot laTorá.

1ª aliá: Koraj, junto con Dattan, Aviram y 250 hombres prominentes de la tribu de Reuven, desafiaron el liderazgo de Moshé y Aarón. Venían con una propuesta absolutamente populista, levantando la bandera de defensores de los derechos del pueblo, aunque en realidad su interés era netamente egoísta. Ellos hacían creer que pretendían liberar al pueblo de los corruptos hermanos (Moshé y Aarón) que detentaban el poder de manera arbitraria e inmoral. Argumentaban que todos los israelitas habían participado de la Revelación en Sinaí, no solamente esos hermanos, y que no era Dios quien había escogido a los hermanos para dirigirlos, sino que era alguna maquinación injusta que privaba al resto de sus derechos. Koraj y su patota tenían esa astuta estrategia: decían defender a los oprimidos para obtener el poder, dejar sin argumentos a los hermanos y así para quedarse con la dirección del pueblo.
¿Todo esto por qué?
Según dicen los Sabios, meramente por vanidad de Koraj, que no podía aceptar ser menos que cualquier otro en cualquier asunto. En tanto que los 250 notables de la tribu de Reuven sinceramente se creían con derechos especiales, por ser principales de la primer tribu (en orden cronológico); siendo así, se sentían engañados, como que los habían usurpado en sus privilegios (cuando en verdad, su tribu había perdido tales privilegios varios siglos atrás). Mientras que Dattam y Aviram, simplemente amaban el mal y cuando podían hacerlo, lo disfrutaban en gran medida.
Moshé se dispuso al día siguiente para un enfrentamiento, con la esperanza de evitarla pues esperaba que los rebeldes reconsideraran su rebelión.

2ª aliá: Después de intentar convencer a Koraj para que rectifique su postura antagónica, Moshé intentó convencer a Dattan y Aviram para que no hicieran el mal, ya que finalmente los perjudicados serían ellos y también gente inocente. Los esfuerzos de Moshé fueron rechazados. Recordemos que estos dos personajes ya eran conocidos por estar habitualmente involucrados en altercados, rencillas, y todo tipo de conflicto imaginable. ¿Recuerdan aquellos dos hebreos peleando entre ellos, casi al comienzo del libro de Shemot/Éxodo, a quienes intentó apaciguar Moshé y finalmente lo acusaron ante la policía de haber matado al egipcio el día anterior, por lo cual Moshé escapó de Egipto con el ánimo de no volver nunca más? Buenos, esos dos malandrines eran precisamente Dattam y Aviram.

3ª aliá: Al día siguiente, Hashem instruyó a Moshé y a la nación a separarse de las tiendas de Koraj, Dattan y Aviram para que no se vieran afectados por la catástrofe que les ocurriría a los revoltosos.
Moshé proclamó que su liderazgo y el de Aarón se confirmará divinamente a través de la forma en que Koraj y sus seguidores morirían. Koraj, Dattan y Aviram, junto con sus familias enteras fueron tragados por la tierra, mientras que los 250 hombres de Reuven fueron consumidos por un fuego celestial, al intentar demostrar que ellos también podían ofrecer incienso como si fueran cohanim.

4ª aliá: estalló una rebelión entre la gente porque acusaban injustamente a Moshé de ser el causante de la terrible muerte de los revoltosos.
El bicho de la sedición ya había sido implantado en sus mentes y corazones, ahora crecía en el interior y provocaba estos estallidos que se pretendían justicieros, pero en realidad eran destinados a socavar el orden e implanter un autoridad no conectada con Dios y la Torá.
Aarón tuvo que intervenir para detener la peste enviada como castigo contra la gente. 14.700 personas perecieron en la plaga.

5ª aliá: el nombramiento de Aarón como Cohen Gadol (Sumo Sacerdote) se confirma a través de la prueba del bastón de mando de cada tribu, que consistía en que todos los príncipes de tribus pondrían su bastón de mando en el Mishkán, solo uno de ellos florecería, lo cual sería la señal de que Dios lo había elegido como Su Cohén Gadol. El bastón de Aarón fue el único del cual brotaron milagrosamente almendras.

6ª aliá: el bastón de Aarón fue colocado en el Lugar Santísimo como una señal del milagro ocurrido, del puesto otorgado por Dios a Aarón y de la justicia en los procederes de Hashem aunque fueran incomprensibles para los humanos.
Los deberes de los Cohanim y Leviim se establecen junto con una lista de la ofrendas con las que se participaba a los Cohanim de la producción agrícola y del ganado que produjeran sus hermanos israelitas.

7ª aliá: Se declara la participación del levita en los productos que produjeran los israelitas y los obsequios que los Leviim le debían de dar a los Cohanim.

¡Shabat Shalom!

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: