No tan poquito

El pequeño jarrito de aceite que motiva la festividad de Januca,
eres tú, soy yo,
con nuestras limitaciones,
nuestra pequeñez,
nuestra impotencia a cuestas;
pero incluso desde allí hacer nuestra parte,
la que es nuestra y nos corresponde,
entonces podemos motivar a que más luces se enciendan  y alumbren,
reflejando cada vez más la LUZ de la NESHAMÁ.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: