Una enseñanza de la COVID

Una de las tantas cosas que nos vino a enseñar la Covid-19 es que nuestra vida puede cambiar de un instante al siguiente de formas que no eran siquiera imaginables el minuto previo.
Eso en verdad no es muy novedoso, se supone que ya sabíamos la liviandad y limitación del ser humano, pero con la pandemia el efecto se hizo profundamente visible, insoslayable, internacional.
Sí, tal cual, este coronavirus nos vino a enseñar muchísimas cosas y sería bueno tener la humildad de ir aprendiendo alguna de ellas.

Para mucha gente, muchas cosas están en pausa, como si la escena se hubiera congelado el 13 de marzo, o por ahí.
Para millones la incertidumbre del día de mañana se vive hoy intensamente.
Pero acaso, ¿eso no fue así desde que el hombre es hombre?

Porque realmente, nunca sabemos qué ocurrirá más adelante, al segundo siguiente.
Tenemos la impresión de que las cosas marchan como por una vía de tren, que todo está pautado, y que difícilmente haya modificaciones.
El hábito nos convence de que las cosas son «normales» y así seguirán siendo, porque… el sol siempre sale por el Este.
¿O no?
Pero lo cierto es que el sol algún día ya no saldrá más, y no recuerdo mis clases de ciencia, pero quizás en algún período el sol salió por otra parte… ¡qué sé yo!
Tampoco hace al corazón de nuestro tema, que es reconocer que la impotencia está sobre nosotros a cada instante, que no tenemos nada por seguro, pero que igualmente debemos vivir a pleno este momento, porque es el único que en verdad tenemos.

Ayer es humo, mañana es espejismo, solo este minúsculo ahora es lo que tenemos para aprovechar.
Saber que tenemos este presente y disfrutarlo.
Apartarnos de lo prohibido para gozar plenamente de lo permitido, aquí y ahora.
Sin esperar nada, mucho menos esperar la magia que toda persona anda desesperada deseando y esperando.

Pero, nos olvidamos que la vía de nuestra vida se puede interrumpir en cualquier momento. Que hay todo tipo de desvíos y detenciones. El coronavirus fue solo uno, muy pequeñito pero inmensamente poderoso. Sin embargo, si nos ponemos a reconocer todas las impotencias que penden sobre nosotros, no terminaríamos la lista.
Por eso, porque la incertidumbre que esto genera es enorme, es que nuestra mente bloquea la conciencia de nuestra pequeñísima potencia en este universo tan indiferente y terrible hacia nosotros. Para que no nos cueste tanto vivir, hacemos de cuenta que todo funciona como en una maquinaria predecible y hacemos de cuenta que la magia existe y está a nuestro servicio.
¿O acaso no es ese el mensaje cuando te dicen que todo es para bien y que si piensas bien el universo se encargará de hacerte los mandados gratis?

Preferimos olvidarnos de nuestra limitación y vivir en piloto automático, porque nos da muchísimo pavor hacernos responsables. Saber que nuestra decisión errada puede provocar terribles sufrimientos, es algo muy traumático. Entonces, mejor hacernos los tontos, sumergirnos en pensamientos mágicos, hacer de cuenta que tenemos la fórmula secreta cabalística angelical para dominar lo indominable.
¿No es así?

Porque ya está hecha añicos la autoestima, entonces hay que «tener fe», como un torpe.
Hay que creer en dioses que son sirvientes de los hombres.
Hay que esclavizarse a todo tipo de fantasías que nos aseguren y nos prometan seguir ajenos al dolor.

Con todo esto mantenemos un estado de vida ficticia. Llenos de religión y superstición, en lugar de espiritualidad.
Serviles al EGO en lugar de ser leales al Eterno.
Adoctrinados en lugar de pensantes.
Temerosos en lugar de plenos.
Y podríamos seguir con la lista de contraposiciones, que muestran la vida del ser en sombras que se cree casi un dios, y el ser humano imperfecto que se sabe en constante conexión con el Creador.

Es hora de avanzar, salir de la celdita mental.
La vida nos está regalando una chance increíble para volver a coronar a Dios como nuestro rey y proclamar la Era Mesiánica de Shalom y bendición.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: