Resp. 4537 – ¿Tener más hijos?

Hola Moré una pregunta… en mi caso y el de mi esposo, por el momento hemos decidido no tener mas hijos, entonces estamos bien??? simplemente queremos que nuestro hijo tenga todo lo que sea posible entregarle (me refiero en el ámbito emocional)

Buen día.

Antes de responder, permítame una pequeña introducción.

El noájida debe tomar decisiones y no depender de algún clérigo, líder religioso, gurú, maestro esclarecido, intermediario con el plano espiritual, emisario de las deidades, para ser responsable y comprometido.
Es correcto pedir consejo de personas a las que se considera conocedores en los aspectos a aconsejar, pero no por ello dejar que sea otro el que tome decisiones o forme opiniones personales. El médico le puede aconsejar bajar de peso, dejar de fumar, hacer ejercicio, pero es usted quien debe tomar la decisión correcta y sostenerla en el tiempo por medio de acciones concretas y adecuadas. No es el médico el responsable, ni quien debe tener la última palabra, aunque tenga 100% la razón en X tema.

A diferencia de las religiones, todas ellas producto del EGO y por tanto de la opresión, se espera que la persona sea constructora activa y consciente de su vida, así como de la sociedad. Para lo cual, es necesario aprender, analizar, decidir, hacer, evaluar, seguir aprendiendo, reevaluar, preguntar, pedir ayuda, compartir, recibir, dar, etc.
Construir shalom es más que un lema o una meta, es la vida misma, en cada uno de sus instantes y circunstancias.

Por ello, si al día de hoy ustedes han decidido con voluntad y razonamiento sopesado que escogen no procrear más, y con ello no violan ningún mandamiento noájico ni alguna ley de su sociedad, entonces, probablemente están bien en lo que hacen.
No porque yo se lo diga, o luego algún rabino sabiamente les admita su decisión, o porque la gente les avale estarán bien.
Mientras no contradigan ningún código, ni obstaculicen el desarrollo de lo bueno, ¿cuál puede ser el problema?
No hay mandamiento para los noájidas de procrear, aunque lo haya tenido Adam en su momento y lo tengan los varones judíos actualmente; supongo que tampoco hay una ley o reglamento en su sociedad que les obligue a tener determinado número de niños. Quizás haya alguna costumbre local o familiar, como esas familias que tienen muchos hijos y se espera que todos los miembros sigan esa tradición particular. No lo sé, no me corresponde saberlo, ni tampoco decidir sobre continuar tradiciones familiares (tengan o no fundamento).
(Los noájidas pueden derivar del mandamiento de «no asesinar» un mérito por el procrear, pero no equivale a cumplir con ninguno de los Siete).

Ahora, en el asunto concreto de la pregunta, yo me pregunto: ¿es un motivo suficiente para no traer más niños al mundo el querer darle a su hijo todo lo que sea posible entregarle, sea particularmente en el ámbito emocional o cualquier otro?
¿Cómo saben que su hijo no precisa de hermanitos para tener todo lo posible para entregarle en el ámbito emocional? ¿Acaso los vínculos que se establecen entre hermanos, no son una manera muy poderosa para desarrollar actitudes y aptitudes? ¿No se puede aprender muchísimo para fortalecer el plano emocional gracias a las relaciones fraternales? ¿En qué creen que pueden dañar o restringir la felicidad de su hijo si le dan la posibilidad de compartir su vida con algún hermanito?

¿Es una decisión que toman ustedes, los padres, y se hacen responsables por ella; o de alguna forma están achacando la responsabilidad al niño y sus supuestas necesidades de no compartir los recursos (emocionales y otros) con hermanitos?
¿Es para darle toda la atención a su hijo, y con ellos esperan conseguir la felicidad para él y quienes le rodean; o tal vez haya alguna otra cosa que lo impulse?
No es a mí a quien deben responder estas preguntas, sino a ustedes mismos, y eso si desean hacerlo.

Si no quieren más hijos, bien, es la decisión de ustedes. Yo la respeto y no precisan ni que la apruebe, ni la corrobore ni la aplauda. No deberían esperar nada de ello de nadie, sino solamente que les respeten su decisión, que han tomado racionalmente y en pleno ejercicio de su libertad.

Por supuesto, quizás quieran rever su decisión y modificarla en algún momento.
O tal vez la corroboren, pero encuentren que hay otro/s motivo/s para ella.
O confirmen que mantienen su decisión así como el motivo para la misma.
Es cuestión de ustedes, entre ustedes, y que debe ser respetado por los demás.

Que sepamos construir Shalom en cada momento y podamos gozar de la bendición que llueve sobre nosotros desde lo Alto.

Moré Yehuda Ribco

Publicado en FUVLIDA.com

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: