Resp. 4055 – ¿Descendientes de David hoy en día?

NI-K-NOR nos consulta:

Si el Reynado del Mesiah se acerca, quienes descienden hoy en día del Rey David? No es que no hay judio puro?, ya que los judios se han mezclado y no se sabe de que tribu son? Estoy confundido. Gracias
Miguel Angel Nicanor 24 años Ingeniero en Sistemas Managua Nicaragua

Shalom,
“Bendito el que viene en el nombre del Eterno.” (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido.
Le recuerdo que SU alimento espiritual, el que Dios ha establecido para usted, lo encuentra en FULVIDA.com, el sitio dedicado a proveer orientación para liberación, luz, vida y salvación a los gentiles.

Por lo que veo de sus preguntas, usted parte de un absoluto error, garrafal y peligroso por cierto.
Es un error que se funda en esa sarta de mentiras idolátricas que los seguidores de Jesús desparraman por el mundo a causa de su antipatía contra Dios y su aversión a la humanidad.
Gracias al Cielo usted ha llegado a este buen puerto, para comenzar su proceso de desintoxicación del letal veneno espiritual que le han estado inyectando, por lo que se encuentra desamparado espiritualmente, lejano del Creador.
Pero, ahora por fin podrá ver la Luz, encontrar la ruta hacia el Eterno.
Depende de usted si admitirá el mensaje de Dios que hoy le llega a su vida, o si escogerá la muerte de continuar en la cárcel de la fe, en la religión que idolatra a un falso dios humano.
Espero que sea fuerte y valiente, para abrazar la Luz del Eterno y romper la cadena del mal que lo atraganta.

No hay judíos “puros”, en sentido “racial”.
Eso es un tremendo disparate, además de falso sumamente perjudicial y que provoca graves daños.

Lo que hay son judíos o no judíos.
Los judíos, a diferencia de los gentiles, podemos trazar nuestro linaje hasta el primer ser humano. Sabemos cual es nuestro pueblo, nuestra identidad, nuestra fe, nuestro pacto con el Eterno, nuestra historia, nuestra unidad, nuestro destino.
Lo sabemos completamente, sin dudas.
A pesar de que esos enemigos de Dios y del Hombre, en especial los adoradores del falso dios colgado, insistan en denostarnos, maldecirnos, ofendernos.
A pesar de todos los terrores que los enemigos de Dios nos quieran provocar y de las mentiras con las que envenenan al mundo, nosotros estamos firmes en nuestra identidad espiritual y nacional, estamos firmes en nuestro pacto perpetuo con el Eterno.

Así pues, yo sé perfectamente que soy judío, sé a qué tribu pertenezco.
Todos los judíos que he encontrado el día de hoy, unos cien, saben cuál es su pueblo, su origen, su “tribu”. No nos perturba un milímetro las maldades e idioteces que desde los idolátricos púlpitos digan sobre nosotros.

Entre nosotros hay gente que traza su linaje hasta el rey David.
Ejemplo, el último gran rabino de Lubavitch (Jabad), lo era.
Y así como él, hay decenas que se reconocen como probables a ocupar el futuro trono mesiánico, es decir del renovado reino de Israel.

Por supuesto que los feligrese de las iglesias que adoran un falso dios negarán esto con sus zarpas y fauces sedientas de sangre de inocentes. Pero… no nos interesa, sabemos la verdad, le somos fieles, andamos por las sendas del Eterno, nos aferramos a Su Torá, y  no vamos por la vida abandonados de Dios o de Su directiva.

Cuando llegue el momento, pronto si Dios quiere, el rey de Israel, el ungido, el descendiente de David, el Mashiaj, reinará desde su trono en Jerusalén.
Habrá paz, prosperidad, bendición, armonía.
Habrá desprecio por Jesús, por Mahoma, por todos los otros promotores de religiones que son ajenas a Dios.
Entonces, quizás usted lo pueda ver, el mundo tendrá una conciencia renovada.
La Torá no será un libro, un objeto externo, algo impuesto, sino que estará en el corazón de cada judío, y la fidelidad a Dios en el corazón de toda persona.

Las tonterías de las iglesias ni siquiera serán recordadas.
El maldito nombre de Jesús/Ieshu/Yeshua, ni siquiera será mentado.

Es hora, Nicanor, de que despierte de una vez.
Es hora de que rescate su alma de la perdición.
Es hora que deje de estar confundido, llevado al infierno por las doctrinas de la religión funesta.
Es hora de que despierte, Nicanor.
Recuerde que en FULVIDA.com tiene su nuevo hogar, su brújula en el terrible mar de mal y dolor que genera la idolatría, la religión.
Venga a la Luz, en FULVIDA.com lo estaré esperando para ayudarlo a ser libre finalmente.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: