Resp. 4514–Volviendo a la fuente.

nos consulta:

Hola, vivo en el interior, en la pcia de Entre Rios, en un pueblo de 30000 habitantes , donde hay 3 familias judias que no son practicantes ni observantes y además ninguna sinagoga, no fui educada en una familia religiosa y practicante pero si me transmitieron todos los valores y preceptosdel pueblo judío. Me case con un hombre católico no practicante y por lo tanto no lleve una vida religiosa si bien jamas me alejé de mis tradiciones y me siento plenamente judía. Hoy dia a los 56 años siento una necesidad fuerte de acercarme a la practica religiosa, siempre crei en Hashem y quisiera comenzar a celebrar el shabat, solo se del encendido de las velas, de rezar el Kidush y comer el jalot, ahora pregunto, esta mal que solo rece y encienda las velas? no tengo mi familia ni nadie de la colectividad con quien compartir, que otra cosa deberia hacer? Desde ya muchas gracias por leerme, un abrazo
Liliana Yankilevich

Buen día.
Ya ha dado un enorme paso, que es el de mantenerse apegada a su identidad y tratar, en la manera de lo posible, de sostenerse en su condición.
Está muy bien que encienda las velas para Shabat, antes de la puesta del sol del viernes, que haga el kidush, que coma jalá, que haga una cena festiva el viernes a la noche.
Está muy bien que rece sola.
Está muy bien que aprenda en sitios web judíos, pero cuidado con esos chantas mesiánicos y similares por favor.
Está muy bien que de a poco vaya incrementando su apego y su accionar judaico.
Recuerde que el judaísmo no es rituales, sino la vida misma.
Tiene mucho para aprender y más para hacer.
Pero incluso cosas sencillas, tales como hacer tzedaká –dar caridad-, confortar al doliente, visitar al enfermo, ayudar el necesitado, escuchar al sufrido, alentar al desanimado, encaminar al gentil por la senda del noajismo, vivir a pleno cada instante con la idea de ser buena y justa en lealtad al Eterno.
Tiene tanto para hacer y que no está en una academia ni en una comunidad “religiosa”, sino en su propia vida, en el contacto diario con su prójimo.
Por supuesto que sería mucho mejor que contara con otras personas judías para realizar aquello que es necesario, comer kasher, asistir a clases, intercambiar recetas, no sé, todo el inmenso universo que posibilita una comunidad judía para sus miembros.
Pero, a Dios gracias, en esta época las distancias se acortaron, lo lejano muchas veces lo está en cuerpo pero no en presencia, así pues, a no amilanarse, a seguir creciendo cada día.
Tiene un mundo dentro de usted para explorar y hacer fructificar, y un mundo fuera con el cual construir shalom.
Quien sabe, quizás alguna organización judía que extiende sus filiales y ramas por provincias y lejanías nos lea en este momento y decida enviar algún emisario, o alimentos, o literatura, o alguna otra cosa para su crecimiento.

Ahora, sigue dependiendo de usted misma, crezca, siga leal, sea quien puede llegar a ser.
No sé si tiene hijos, si es así sepa que ellos son judíos de acuerdo a la ley judía, por lo cual ya tiene otra meta en su vida, que ellos puedan vivir en un lugar en donde lo judaico no sea algo del pasado, ni un lejano recuerdo, o una pena que se carga.

Le deseo lo mejor, que pueda ser bendita y de bendición cada día de su vida.

Shalom y adelante.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. rabcortez (2) ‍‍13/02/11 - 10 Adar I 5771 {Link}
    Estimada Liliana: Me alegro mucho leer tu interes y la Gran respuesta de Yehuda, igualmente me gustaria que me contactes puesto que yo he estado como Rabino en la ciudad de Concordia y conozco un poco sobre la comunidad entrerriana.
    Si te puedo ser de ayuda me encantaria.
    Si me podes enviar un e-mail, a la direccion que figura en mi perfil, me encantaria que estemos en contacto.
    Segui adelante con ganas y fuerzas que siempre con voluntad se puede.
    Saludos.
    Rabino Mordejai Cortez
    1

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: