Resp. 6125–Deuteronomio 22:28,29

Shalom estimado Moreh, soy Obed López Guzman de 23 años de edad de oficio Policia, vivo en México en la ciudad de acapulco con dirección en …
Es un enorme gusto saludarlo a mi me fascinan los temas de Halajá judía y vivo como como Bnei Noaj estudiando Torah lo mas que puedo y esperando con ansias que porfavor atienda mi duda la cual me intriga mucho desde hace algun tiempo y la pregunta es la siguiente:

como se interpreta correctamente Deuteronomio 22:28-29 .- ya que a simple vista se malentiende el hecho de “pensar” como un violador puede tomar a una joven virgen y no reciba pena de muerte y en cambio sea librado de manera sencilla pagando cierta cantidad al padre de la joven, y casandose. desde el punto de vista moderno se podria decir que es una herramienta bastante util para un sujeto que quiera tener por mujer a una joven y esta no lo desee a Él.

Por su atencion muchas gracias estimado Moreh, Shalom desde Mexico.


Shalom, muchas gracias por su consulta.

Es un tema que resulta bastante difícil de tratar, por lo sensible del mismo y porque se le suman al menos dos o tres factores que obstaculizan la correcta comprensión.

El primero, que la gente suele suponer que la Torá Escrita es la que dicta las leyes de vida para el judaísmo; cuando el hecho cierto es que la Torá brinda los principios generales, los fundamentos básicos, pero es la Torá Oral la encargada de codificar y reglamentar. Por tanto, cuando uno lee el texto llano sin la adecuada instrucción y/o guía del maestro judío idóneo, suele terminar en conclusiones erróneas que pueden desencadenar profundas consecuencias. Esto es muy importante, extremadamente valioso para saberlo y aplicarlo.

Segundo, la sociedad en la cual la Torá fue dada era muy diferente a la nuestra en varios aspectos. Pretender evaluar desde nuestra perspectiva las resoluciones apropiadas para aquellas sociedades suele resultar en confusiones que es necesario evitar.
Sin embargo, las reglas de la Torá son permanentes.
Por tanto, lo que era apropiado para su aplicación en determinado contexto socio-histórico puede perder relevancia en otro estilo de vida, aunque no pierda su vigencia.
Por ello es indispensable que los legisladores de cada época y lugar resuelvan las normas y su aplicación, siguiendo los procedimientos consagrados y sin contradecir el fundamento revelado.

Tercero, nuestro Sistema de Creencias está formado por múltiples elementos, entre los cuales también retazos de información, costumbres, ideas, fantasías, etc. que provienen de lugares muy apartados de la Torá. Como por ejemplo el cristianismo, o de las sociedades “progresistas” actuales. Aunque no tengamos un centímetro de cristianos, el imperio cristiano permea nuestra existencia por todas partes y se introduce, lo sepamos o no en nuestros Sistemas de Creencias. Terminamos viendo la Torá (entre otras cosas) a través del filtro del Sistema de Creencias influido por el cristianismo, y por tanto nos lleva a ideas y conclusiones lejanas al espíritu de la Torá.

Ahora, yendo a la pregunta en cuestión, comencemos viendo el texto en su traducción:

«’Si un hombre halla a una joven virgen que no esté desposada, y la fuerza y se acuesta con ella, y son descubiertos, entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven 50 siclos de plata; y ella será su mujer. Porque él la violó, no la podrá despedir en toda su vida.» (Devarim/Deuteronomio 22:28-29).

Ante todo, no tenía ninguna liviandad el castigo que recibía el despreciable sujeto.
Debía pagar la importante multa que está escrito literalmente en los versículos, pero además debía pagar lo que los jueces determinaran correspondía al sufrimiento, daños, vergüenza, pérdidas de ingresos y gastos médicos que sobrevinieran a la dama a causa de su asquerosa acción. No sé cuánto de esto en la actualidad cae sobre las espaldas de los violadores, que quizás vayan presos pero sin reportar a la víctima ningún beneficio ni compensación por la multiplicidad de maltratos provocados. Ciertamente ningún dinero pagará a la dama por este espantoso trance, pero saber que tendrá un respaldo económico para todos los gastos que este trauma genera, es de apreciar favorablemente.
Por lo cual, ya nos damos cuenta de que el violador lo pensaría muchísimo antes de siquiera intentar alguna cosa, al saber que hay duras leyes para sus acciones y que no quedará impune. Y si piensa que se puede escapar de la justicia humana, no pasará lo mismo de la justicia Divina. Por tanto, la persona que no se orienta por la ética, igualmente deberá contener sus malas acciones por miedo a las terribles represalias que sabe caerán sobre él.

Ahora, veamos el horrible hecho de que la dama que era presumiblemente virgen termine casada con el violador.
Primero, no se casaba sin su consentimiento ni la aprobación del padre.
Segundo, dada la sociedad en la que vivían, cuando una joven soltera perdía su virginidad le resultaba muy difícil conseguir luego marido. Estemos de acuerdo o no, desde nuestra mirada occidental y “cristiana-progresista, así era como se manejaban las cosas en la antigüedad, y no solamente en Israel.
Por tanto, la joven además de haber sido violentada quedaría desamparada en varios aspectos, pues la presencia de un varón era indispensable para muchísimos aspectos. En una palabra: la mujer era totalmente dependiente de un hombre. Sea el padre, hermano, esposo, hijo. Por lo cual, una chica que fue violada y que el hecho se supo, porque había testigos, terminaba siendo condenada –aún siendo ella la víctima- a quedar desprotegida legalmente. Ni todo el dinero que iba a recibir por la compensación económica del criminal le daría una calidad de vida adecuada. Entonces, ¿quién debería hacerse cargo de ella?
Pues, no resulta simpática la respuesta pero es en cierto modo de total justicia: el violador.
Éste debería hacerse cargo por toda su vida, dándole así una vida digna.
Repito, si la joven no quería, no se casaba. Ella no estaba obligada.
Si aceptaba casarse y no había opción para el divorcio: ¿cómo haría para sobrellevar la convivencia con el violador?
No tengo respuesta por el momento.
Tampoco para la pregunta de cómo haría el violador, ahora casado, para llevar una vida digna teniendo frente a sí a la esposa adquirida de esta manera y a toda la familia de ella encima con ánimos de venganza sanguinaria (como era costumbre, según vemos en los relatos de Dina y Shejem, así como en el de Tamar y Amnón).
Tal vez al ir perfeccionando a los individuos y las sociedades por medio de leyes justas, que promueven la construcción de SHALOM, se va quitando el terrible peso de pasiones y pecados para dar paso a  personas y colectivos más justos y bondadosos. Por ello resultan tan pesados los castigos/consecuencias de los malos actos, para que la gente tome conocimiento, vaya abriendo su mente y corazón y de esa manera corrigiendo sus conductas.

Un último e importante asunto.
NO DEBERÍA usted estar leyendo Torá por su cuenta ni tampoco estar nadando en un mar que no le corresponde y es riesgoso para usted, como el de la halajá judía.
Como noájida la Torá no es su porción, es la de los judíos. La halajá es por completo ajeno a su forma de vida.
Por lo cual, si quiere mantenerse en la línea de fidelidad al Eterno debe recurrir a que un maestro judío (mesiánicos, netzaritas, etc. NO LO SON) que sepa y pueda le instruya directamente.
De no hacer así, pone en riesgo su lealtad al Señor.
Que no sea que las buenas intenciones sin la correcta enseñanza termine en fatales resultados.

Le deseo lo mejor.
Tenga un excelente día, shalom y bendición.

Enviar una pregunta             Ver otras preguntas

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: