Resp. 63–Los catorce mandamientos en diez frases

“…lei en tu sitio que hay más de 10 mandamientos…en mi coelgio me dijeron que en verdad los Diez Mandamientos son 10…”
Venezuela
“…por qué ud. siempre menciona a los “mal llamados Diez Mandamientos”?…”
Perú
“…¿son 10 o no son 10 los mandamientos?…”
Uruguay

Esta respuesta la hemos publicado hace muchos años, Av 6, 5762 – 15/7/02, y la repetimos ahora.
No modificamos nada, esperemos que siga siendo de plena bendición y provecho.

Ay, que doloroso es cuando los judíos nos identificamos como judíos, en el reflejo (no siempre muy pulido) de las interpretaciones ajenas…

Comencemos la respuesta con un poquito de idioma.
En hebreo, en el original, a los (mal llamados) “Diez Mandamientos” se les denomina Aseret HaDivrot.
Aseret = diez;
Divrot = locuciones, enunciados, menciones (en singular preferentemente diverá y también diver).
Así pues, en una llana y no interpretativa traducción los Diez Mandamientos, son en realidad los “Diez Enunciados”, los “Diez Dichos”.
Por las dudas:
Mandamientos (preceptos, ordenanzas) = mitzvot.

Ahora, pasemos al (primer) texto de los Aseret HaDivrot (Shemot / Éxodo 20), de acuerdo a como nos llegó dividido en versículos por medio de nuestra sacra Tradición (pues, los cristianos han variado, en sus traducciones del Tanaj, la versificación original).

(1) Y Elokim habló todas estas palabras, diciendo:

(2) ”Yo soy Hashem tu Elokim que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud:
(3) ”No tendrás otros dioses delante de Mí.
(4) ”No te harás escultura, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
(5) No te inclinarás ante ellas ni les rendirás culto, porque Yo Soy Hashem tu Elokim, un Elokim celoso que castigo la maldad de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y sobre la cuarta generación de los que me aborrecen.
(6) Pero muestro misericordia por mil generaciones a los que me aman y guardan mis mandamientos.
(7) ”No tomarás en vano el nombre de Hashem tu Elokim, porque Hashem no dará por inocente al que tome su nombre en vano.
(8) ”Acuérdate del día del sábado para santificarlo.
(9) Seis días trabajarás y harás toda tu obra,
(10) pero el séptimo día será Shabbat para Hashem tu Elokim. No harás en él obra alguna, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu animal, ni el forastero que está dentro de tus puertas.
(11) Porque en seis días Hashem hizo los cielos, la tierra y el mar, y todo lo que hay en ellos, y reposó en el séptimo día. Por eso Hashem bendijo el día del sábado y lo santificó.
(12) ”Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se prolonguen sobre la tierra que Hashem tu Elokim te da.
(13) ”No cometerás homicidio. ”No cometerás adulterio. ”No robarás. ”No darás falso testimonio contra tu prójimo.
(14) ”No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna que sea de tu prójimo.’
‘”

Y bien, ¿podemos reconocer cuáles son los mandamientos en este texto? Analizándolo con detenimiento quizá sí, y nos sorprenderíamos por su número.
Incluso, algo que debería ser (a priori) más sencillo, ¿podemos reconocer “al vuelo” cuáles son los diez enunciados? Es difícil.
Por ejemplo, “Acuérdate del día sábado para santificarlo”, ¿ es una mitzvá?
¿Es una mitzvá “seis días trabajarás”? Si así lo fuera, ¿es la misma que la anterior?
Ambas frases, ¿son de un mismo enunciado (de los diez), o de dos diferentes?, pues, como podemos comprobar, se encuentran en diferentes versos.
La respuesta es evidente, este pequeño párrafo de la Torá es complejo aun si nos circunscribimos a su interpretación literal.

Ayudémonos con el “Sefer HaJinuj” (de R. Aarón  HaLevi, y de acuerdo a la cuenta de Maimónides (Mishné Torá)), para desenmarañar nuestras dificultades “técnicas”.

  1. Mitzvá 25- Saber que Hashem Es
  2. Mitzvá 26- No creer en otra divinidad aparte de Hashem exclusivamente
  3. Mitzvá 27- No hacer una estatua con fines idolátricos
  4. Mitzvá 28- No arrodillarse ante idolatría (incluso si  no se pretende adorarla)
  5. Mitzvá 29- No adorar idolatría en lo que es propio de ella
  6. Mitzvá 30- No jurar en vano (siguiendo la práctica de poner a Dios como testigo)
  7. Mitzvá 31- Consagrar el Shabbat con palabras y pensamientos
  8. Mitzvá 32- No hacer melajá en Shabbat
  9. Mitzvá 33- Honrar al padre y la madre
  10. Mitzvá 34- No asesinar a un inocente
  11. Mitzvá 35- No tener relaciones sexuales infieles
  12. Mitzvá 36- No raptar a un judío
  13. Mitzvá 37- No testimoniar falsamente
  14. Mitzvá 38- No codiciar la pertenencia de otro

Como podemos apreciar 14 no son 10.
Es decir, hay 10 locuciones.
Pero son 14 (o 15, dependiendo del sabio) los mandamientos.
Por lo tanto, los famosos “Diez Mandamientos”, son realmente (al menos) CATORCE.
(Notemos como algunas de las interpretaciones habituales de estos mandamientos, no es lo que realmente la Torá ordena).

El Tanaj para nada refiere a Divrot (ni como mandamiento, frase, o cualquier otra cosa), como bien menciona el acápite a esta sección (que transcribimos más arriba): (She20:1) Y Elokim habló todas estas palabras (hadevarim), diciendo“, se conocen estas palabras como…”la palabras” (hadevarim). Tal como ocurre en otros lugares, por ejemplo Shemot 34:1, Shemot 34:27.
Pero, principalmente debemos leer 34:28, que dice:

Moshé [Moisés] estuvo allí con Hashem cuarenta días y cuarenta noches. No comió pan ni bebió agua. Y en las tablas escribió las palabras del pacto: las diez locuciones (hadevarim) .

Ver también Devarim 4:13 y Devarim 10:4. (Atención que las traducciones cristianas o no profundamente eruditas traducen “diez locuciones” como “Diez Mandamientos”).
El targum (traducción aramea consagrada) de Onkelos claramente vierte (en el lugar) devarim como “pitgamin”, que son “dichos”, en tanto que Ionatan ben Uziel y el targum Ierushalaim dicen “divraiia”, que son “palabras” (divurim, en hebreo), tal como las mencionamos en la famosa canción que cierra el Seder de Pesaj.

Si queremos ver en el Talmud, la primera mención (en orden de aparición, no necesariamente cronológico) a Aseret HaDivrot que hallamos en el Talmud Ierushalmi es en Berajot 9a y ss., tratando sobre la relación íntima entre éstas y el Shemá Israel.
En cuanto al Talmud Babli, la encontramos en Berajot 5a, recordando que estas divrot eran las que estaban inscriptas en las “Tablas del Testimonio”.
Pero, la referencia más abundante en el Talmud sobre este tema, es que en la época del Templo, la recitación de las Aseret HaDivrot, era diaria.
Para nada se dedican nuestros Sabios a contar cuántas eran, o no eran mitzvot de las divrot.
En tanto que el grande entre los grandes, el RaMBaM, en su “Mishné Torá” utiliza una vez la frase “aseret hadevarim“, obviamente que refiriendo a “diez locuciones”, pues él indubitablemente contaba más mandamientos que dichos (en esta sección de la Torá).

¿Por qué los cristianos tradujeron “Mandamientos”, donde no dice tal cosa?
No tengo certeza. Lo más probable es que su desprecio (mal encubierto) hacia el (horriblemente mal denominado) Antiguo Testamento, y hacia las mitzvot, no los dejara advertir con claridad (o no quisieran hacerlo), que literalmente la Torá no mencionaba los tales “diez mandamientos”. Pensaron, quizá, “estos son los mandamientos de la “Ley”, lo que ya ha sido superado, ¿para qué molestarse en ellos?” (Entre las propias denominaciones cristianas no se ponen de acuerdo en el número y ordenación de estos “mandamientos”; que en definitiva son de EXCLUSIVIDAD del pueblo de Israel, tal como el propio texto lo atestigua: “…que te saqué de la Tierra de Egipto…“).
Así pues, el mundo recibió el “testamento” de mano de los cristianos, como letra muerta, y que petrifica, y por eso, tal cual nos lamentamos al comienzo, los judíos muchas veces desconocemos nuestras propias fuentes, y suponemos (con toda la culpable inocencia), que lo que no es nuestro, en realidad sí lo es.
Y suponemos, por ejemplo, que Shabbat es el día de reposo…!!!!!!!
O creemos a pies juntillas que las Aseret HaDiverot no son más que 10 mandamientos…!!!!!!

Si queremos ser fieles al hebreo, y no nos gusta el término “Diez Locuciones” (o similares), podemos usar la muy española y correctísima voz: “Decálogo”, que precisamente, traducido del griego expresa: deca = diez; logo = palabra, locución.
Así que, existe una solución ante nuestros ojos, que no siempre captamos, y que simplifica tanto la traducción, como la mejor comprensión.

Para finalizar: no, los mandamientos no son diez.
Como demostramos, en las tablas de piedra, las “Tablas del Testimonio o del Pacto”, estaban inscriptos al menos catorce mandamientos.
En tanto que en toda la Torá nos encontramos con 613 mitzvot (ni más ni menos), (y, más que 7 pecados capitales).

Enviar una pregunta

Ver otras preguntas

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: