Respuesta 6173 – No hay tal cosa como sacrificios de humanos para Dios

Estimado More,

Tengo poco entendimiento con Jueces 11:30-40.

1- Mucho se ha senalado que los judios sacrificaban sus Hijos a su Dios.

2- Sabemos que esta acusacion son falsas .Pero los versiculos senalados se pudieran interpreter que los sacrificios humanos en aquella epoca eran aceptados y peor aun es que Hashem los aceptara.

En estos pasajes vemos como
3- Jephthah hace un acuerdo de derramamiento sangre con Hashem para que asi le otorgue victoria en la querra por venir .

4- En estos pasajes vemos como Jephthah se ve obligado a sacrificar a su
bella y inocente hija debido a su compromiso.

5- A Pesar que en Leviticus 18:21 claramente lo tiene prohibido.

Deseo educarme y adquirir sabiduria ya que en varias ocasiones me han hecho esta pregunta.

6- Es cierto que los Judios sacrificaban a sus hijos a Dios?

Quedo pendiente a su muy amable respuesta.

Shalom y Bendiciones.


Shalom, muchas gracias por su consulta.

Vamos por partes.

Comencemos diciendo que esa historia es en plena época de los Shoftim, de los Jueces.
Una época terrible, en donde la mayoría de la población de Israel no respetaba la Torá, por lo cual sobrevenían cíclicas tragedias colectivas que los obligaban a rectificar su conducta. Entonces, venía una época de relativa paz, hasta que se desmoronaba nuevamente la conducta de la gente, provocando nuevas tragedias, nuevos arrepentimientos, nuevas épocas de estabilidad y así seguía el ciclo una y otra vez, por algunos siglos.
Época espantosa, que no se cansa de denunciar precisamente el libro de los Jueces, enumerando toda una cantidad nefasta de pecados y cosas grotescas que ocurrían.
Así que, no sería extraño que entre los pecados que cometieran ALGUNOS judíos, estuviera el sacrificar a sus bebés a los dioses cananeos. Hacían tantas perversiones y cosas malignas, que realmente eso no hubiera sido extraño.
Quizás hasta hubiera habido algún desquiciado, muy mal de la cabeza, que pretendiera sacrificar a su hijo al Dios, Uno y Único.
Si había tanta corrupción y descomposición que no hubiera sido extraño que alguno lo hubiera hecho.
PERO, pero, pero… NO es el caso con Iftaj, del cual ya hablaremos luego.

Así pues, cualquier lector NO malintencionado podrá encontrar decenas de pecados que algunos judíos cometieron en épocas de los Jueces.
No hay que ser más que un lector promedio y entender español para ver esas conductas contrarias a Dios.
Pero Dios era muy paciente, porque el pueblo estaba en sus inicios, aprendiendo, sobreviviendo, conviviendo con gente con culturas muy arraigadas y atractivas, que los seducían y los doblegaban.

De hecho, los pecados continuaron por muchos siglos más, no en vano se destruyó el primer Templo y hubo el exilio babilónico… no se precisa recurrir a antisemitas o a idólatras para saber esto, el propio Tanaj lo describe con detalles y los Sabios lo explican con claridad.
Pero, Dios era muy paciente, porque era un pueblo joven, que estaba aprendiendo y sobreviviendo como mejor iba pudiendo.

Los jueces eran líderes que convocaban a defenderse en contra de los enemigos. A veces eran un poco más esclarecidos y motivaban a la gente a luchar contra el enemigo interno, el EGO. Pero, en el caso que a usted interesa, el de Jefté (Iftaj en hebreo), no nos encontramos con el tipo más espiritual de la clase, ni el pibe más brillante del barrio.
Era el hijo de una prostituta, criado entre personas con bajas cualidades morales, dedicados a una vida no muy santa. Se rodeó de amigotes de mala fama, para dedicarse a lo que los pandilleros harían hoy día.
No fue uno de esos diamantes que destacan entre los carbones, sino que fue un carbón muy encendido entre los otros carbones.
Porque era muy hábil para estrategias de lucha, era muy sagaz para obtener ventajas, era un experto en lo que los hampones se especializan; pero, no podemos pretender que fuera un ejemplo de vida de Torá y cumplimiento de los preceptos del Eterno.

¿Era un mal tipo?
Pues, no realmente, pues no estaba motivado por el deseo de hacer daño a los demás.

¿Su vida era la de un buen tipo?
Pues, no realmente, porque su crianza y forma de vida era muy poco apegada al bien.

Entonces, ¿por qué se convirtió en un líder (Juez)?
Pues, porque las cosas estaban muy mal para la gente de su comarca, y tuvieron que recurrir al único experto en dirigir pandillas conocedoras de las astucias de la guerra. No lo llamaron por ser el general de un noble ejército libertador, ni porque fuera un canal de profecías divinas, ni porque les fuera a iluminar con conocimiento espiritual. Simplemente, era el mafioso que les podía resolver el conflicto armado que estaban soportando.
Era muy inteligente para ese tipo de cosas, por ello presionó para conseguir estatus, poder, liderazgo.
Pero además, estaba consumido por el rencor y el deseo de venganza contra sus parientes y contra todos aquellos que se burlaron de él o le rechazaron. Esta era la oportunidad para cobrarse en contra de ellos, de pasarles por la cara que ahora estaban pidiéndole ayuda.
Sin dudas, habrá sufrido bastante Iftaj, pero eso no es excusa para las cosas negativas que hacía.

Pretender ver en él la figura de un líder espiritual, de un maestro de Torá, de alguien a quien debemos copiar para ser leales a Dios… es no entender quien era en realidad.

Ya solo con esta introducción tiene para responder a los malvados que inventan historias antisemitas por el mero hecho de odiar a los judíos, o para excusas sus propias creencias en una idolatría que se hace pasar por santidad y monoteísmo. Que necesitan ensuciar a los judíos para conseguir ellos sentirse menos sucios con sus creencias idolátricas, a la par de justificar que Dios quiere el sacrificio de un hombre,  para expiación de los pecados de los demás.
Ya con saber que Iftaj era un tipo del lado oscuro y que no sirve como modelo de vida de santidad, no hay más que comentar.
Ya al saber que la época de los Jueces está plagada de pecados de todo tipo, desde los más inofensivos hasta lo más grosero, nos permite saber que no tenemos que buscar en la conducta de aquella gente modelos de vida acordes con la Torá y las reglas del judaísmo.
Pero sigamos estudiando, para lo cual, responderemos a sus preguntas:

1- Si el único lugar que tienen los antisemitas para afirmar eso que afirman es una posible alusión indirecta, y para nada clara, de un oscuro pasaje, de un oscuro personaje, en una oscura época, plagada de pecados varios que denuncia con claridad el Tanaj; difícilmente tengan mucho para decir de verdad esos antisemitas.
Evidentemente no encontrará que los judíos sacrificaban a sus hijos para el Dios, Uno y Único.
En ningún lugar, y ya le adelanto, tampoco en este pasaje de Iftaj ocurrió.

2- Las acusaciones no son solamente falsas, también tienen mala intención. Pretenden dañar al judaísmo y los judíos, y socavar la fidelidad en el Dios verdadero.
Me gustaría saber en qué versículo, exactamente y sin errores, dice que «los judíos sacrificaban a sus hijos al Eterno y Este los recibía con beneplácito».
Evidentemente, en ningún lugar se encuentra algo parecido, pero ni siquiera un 10% de parecido.
Entonces, ¿en dónde está el fundamento para inventar esto?
Sin dudas, en la mente de los idólatras, adoradores de hombres, que quieren quitar del medio a los judíos para que nadie pueda denunciar su idolatría.

3- ¿Seguro que dice eso? Ni los sabios ni este maestro lo encuentran en ninguna parte.
Veamos que dice:

«cualquiera que salga de las puertas de mi casa a mi encuentro, cuando yo vuelva en paz de los hijos de Amón, será del Eterno; y lo ofreceré en holocausto»
(Shofetim/Jueces 11:31)

Lo que dice claramente es que será del Eterno.
Si es algo que puede ser ofrendado como sacrificio, entonces sería sacrificado; SINO, sería dedicado para llevar una vida de servicio al Eterno.
¿Se entendió bien?
Si era una oveja, sería ofrendada.
Si era un burro, estaría al servicio del Eterno.
Si era un humano, como pasó que fue su hija, estaría dedicada al servicio del Eterno.

Era una promesa bastante habitual que alguien se dedicara al Eterno, para llevar una vida de fidelidad a Él.
Miremos un ejemplo también de la época de los Jueces:

«E hizo un voto diciendo: –Oh Eterno de los Ejércitos, si te dignas mirar la aflicción de Tu sierva, te acuerdas de mí y no te olvidas de Tu sierva, sino que le das a Tu sierva progenie de hombres, entonces lo daré al Eterno por todos los días de su vida, y no subirá navaja sobre su cabeza.»
(1 Shemuel/I Samuel 1:11)

La que hizo este voto era una mujer culta, instruida, inteligente, amable, de muy exquisita espiritualidad, por tanto fue mucho más clara y específica, pero en definitiva, prometiendo algo similar: si tenía un hijo sería dedicado al servicio del Eterno.

Iftaj, como vimos, era mucho más bruto, ignorante, así que hizo una promesa más tosca, pero en modo alguno se le pasó por la cabeza que podía llegar a sacrificar en honor a Dios un animal prohibido para sacrificios, tales como un burro o un perro, o a un ser humano.
Era bruto, no estúpido.
Igualmente, de haber sido una persona más estudiada, probablemente hubiera sido más claro en su lenguaje, o directamente, se hubiera cuidado de hacer promesas.
Como sea, no hubo tal sacrificio de personas, ni tampoco la aprobación de Dios.

4- Por más que busco y busco, no encuentro donde está escrito que derramó la sangre de su hija, dónde dice que la mató en honor a Dios.
Por el contrario, queda bien claro que la dedicó al servicio de Dios, ¡si hasta las monjas católicas copian (se supone) el modelo usado en este caso!

«Pasados los dos meses ella volvió a su padre, y él cumplió con ella el voto que había hecho. Ella no conoció varón.»
(Shofetim/Jueces 11:39)

La chica vivió toda su vida dedicada al Eterno, sin casarte, sin perder su virginidad, sin criar a su propia familia. Sí, de hecho fue una muerte, pero en vida. Porque tuvo que vivir el tiempo que Dios le dio de vida dedicada al servicio de Dios, sin estar dedicada a lo que las mujeres por lo general se dedicaban en aquella época, que era cuidar a su familia y tener muchos hijos.

La terrible ignorancia de Iftaj no solamente lo llevó a prometer algo incoherente, sino a cumplir una promesa incorrecta.
Porque, al ser una promesa incoherente, tenía la oportunidad de desligarse de la promesa, mucho antes de que saliera su hija a recibirlo.
De hecho, hubo gente que le dijo que lo que estaba haciendo no era correcto, antes y después de que saliera la hija.
Pero su despecho e ignorancia fueron más fuertes que el bien hacer, que se espera de un verdadero líder espiritual (que recordemos, no era líder espiritual).
Se le ofreció anular su voto, pero prefirió no hacerlo, llevado por el orgullo y la mediocridad ética.
Por su causa, su hija vivió marchitándose, sin poder disfrutar del amor de un caballero y la ternura de sus hijos.
Por ello, cada año iban las mujeres acompañarla, era su única visita hasta el final de sus días de soledad.

Ahora, supongamos por un instante que Iftaj, llevado por su orgullo, estupidez, ignorancia y vaya a saber que otro factor negativo más, hubiera realmente matado a su hija en honor a Dios…. cosa que no pasó… ¿eso significa que «los judíos hacían sacrificios para Dios»?
La respuesta es un rotunda y clarísimo NO, porque en todo caso, éste hubiera sido el único ejemplo… que no lo fue, porque no pasó… así que es muy triste y pasmosamente odioso que los antisemitas quieran generalizar de una oscura interpretación que hacen, de una confusa historia que no entienden, acerca de un depravado personaje que no conocen, de una cultura que no les pertenece… ¿no le parece?

5-

«No darás ningún descendiente tuyo para hacerlo pasar por fuego a Moloc. No profanarás el nombre de tu Elohim. Yo soy el Eterno.»

(Vaikrá/Levítico 18:21)

En realidad este pasaje no prohibe sacrificar personas a Dios, eso está sobreentendido. Además, Dios da muy clarita la lista de animales y vegetales que Él acepta para ser ofrendados a Su honor, y en ningún lugar aparece el humano.

Este pasaje prohibe que la gente haga el horrendo pecado que a veces algún tarado estaba tentado de hacer, de sacrificar a sus bebes al dios Molej, uno de los dioses aberrantes cananeos.

El único lugar que pudiera parecer que Dios pide que sea sacrificado un humano, es cuando Abraham entiende que tiene que elevar en sacrificio a Itzjac; pero como claramente queda demostrado en el texto, Dios le prohibe hacer el sacrificio, pues Dios no quiere sangre de nadie, ni siquiera de animales, y mucho menos de hombres.

6- Es falso.

Hasta aquí esta respuesta mi querido amigo, espero que le sirva como poderosa espada en contra de los malignos que odian a Dios y quieren difundir mentiras contra el santo pueblo judío para hacer desaparecerlo de la tierra y romper así el recuerdo de la humanidad con su Padre.

Tenga un excelente día, shalom y bendición.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

Enviar una pregunta Ver otras preguntas

5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: