Actual aunque no vigente

Shalom mis queridos amigos lectores.
Continuamos nuestros encuentros semanales que nos aproximan a la Torá, en su ciclo de lecturas habituales.
Confiamos que este trabajo compartido, nos ayudará a que juntos podamos aprender algo nuevo y provechoso para nuestra vida.
Esta semana leemos la parashá que inicia el tercer sefer de la Torá, que se llama Vaikrá (que significa: "Y llamó…")
Éste es un libro que gira en torno a los servicios que se realizaban en el Mikdash, el Santuario (primero el Mishkán, hasta que Shlelomó hamelej construyera el Beit HaMikdash en Ierushalaim)
La mayoría de los servicios rituales que el libro enseña, y que en el Mikdash se realizaban, eran principalmente los korbanot -ofrendas, sacrificios-, por lo que se podría suponer que este libro es de poca importancia en la actualidad, ya que hace unos 1930 años que no se hacen korbanot.
A pesar de esto, y aunque suene curioso, en muchas instituciones dedicadas exclusivamente al estudio de Torá, los alumnos comienzan sus primeros cursos estudiando el sefer Vaikrá.
Les daré cinco razones en esta ocasión, y si ustedes desean pueden enviarme sus ideas aquí debajo en la sección de comentarios:

1- Para recordar que la Torá es eterna y está completa. Por lo que, incluso un libro que parece innecesario, en realidad tiene un valor inmenso, pues es Palabra de Dios, y además le da sentido al resto.
2- Como modo de fortalecer la vinculación de que los Iehudim con Israel, pues nos recuerda el Beit HaMikdash, a Ierushalaim, a la patria de la que fuimos echados, y no nos dejan vivir en paz.
3- Para anhelar la llegada de una era de paz y armonía, la era conocida por el nombre de "Mesiánica", cuando serán cumplidas las profecías que anuncian la independencia de Israel y la fraternidad entre las naciones. Esto tiene relación con Veikrá, pues con la era del Mashiaj se levantará el tercer Beit HaMikdash (y según algunos expertos, se retomará la tradición de los korbanot; aunque no todos son de la misma opinión)
4- Porque, como según enseñan los Jajamim -Sabios-, aquel que estudia acerca de los korbanot, es como si se los ofreciera al Eterno. Y ya que en la actualidad no se hacen, al menos se tiene el mérito por medio de su estudio.
Y los korbanot fueron y son importantes, pues su única finalidad es acercar a la persona a Dios, y al prójimo.
5- Para enseñarnos que cuando no concemos algo en profundidad, y nos dejamos llevar por las apariencias, y creemos que ya lo conocemos (aunque en verdad no es así), o que no tiene mucho valor (cosa que tampoco es cierto), nos estamos equivocando.
Primero, es necesario estudiar, analizar, entender, tratar de "sacarle el jugo" incluso a lo que nos parece hueco. Luego, podremos decidir cabalmente. Así lo que resolvemos es valioso y no simplemente prejuicios o pereza.
Estas explicaciones me parecen muy adecuadas para implementar a cada momento. Pues, no siempre podemos hacer lo que queremos, ni estar en donde nos gusta. Hay veces que nos tocan situaciones que nos resultan un poco pesadas, o no interesantes.
Pero, si no hacemos el esfuerzo por aprender lo que está más alejado de nuestras "ganas", ¿cómo sabremos si no nos estamos perdiendo algo importantísimo?
Es cuestión de poner un poco de empeño y dedicación, que la ganancia será toda nuestra.
Bien, espero que estas pequeñas reflexiones les sean de utilidad, y con gusto recibiré sus comentarios, críticas, opiniones o los aportes que quieran realizar, en el mail que ya les mencioné.
Mis deseos de Paz,
Shabbat Shalom umeboraj

Moré Yehuda Ribco

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: