El refinado cumplido.

Continuamos con nuestros encuentros semanales de estudio del mensaje de la Torá, en su ciclo anual de lecturas, cuando se lee en este Shabat dos parashot: Tazría y Metzorá; además se lee en un segundo sefer lo que corresponde a Rosh Jodesh.

Espero que el comentario que propondremos nos resulte de mucho beneficio, y nos impulse a dedicar más tiempo al conocimiento de la fuente principal de nuestra identidad, que es la Torá, y de ese modo hallar armonía, paz y crecimiento.

En el comienzo de nuestra parashá se ordena proceder a la circuncisión de lo hijos varones judíos, a los ocho días de nacidos.
Atendamos por favor el siguiente midrash (estudio de los Sabios), cito en Tanjuma, Tazría 5:

"En una ocasión le preguntó el malvado Turnus Rufus a Rabí Akiva: ‘¿La obra de quién es más hermosa, la de su Dios o la del hombre mortal?’
Le contestó: ‘La del hombre.’
Replicó Rufus: ‘Pero, ¡mira el cielo y la tierra!, ¿puede acaso el hombre hacer algo semejante?’
Le dijo el Rabí: ‘No sirve de argumento algo que está fuera de las posibilidades de las personas, algo que no tiene poder para realizar. Mejor dame argumentos que estén dentro del alcance de los humanos.’
Dijo el perverso: ‘¿Por qué ustedes se circuncidan?’
Respondió el maestro: ‘Suponía que ibas a preguntar algo así, por ello me anticipé a decirte que la obra de las personas es mejor que la del Santo bendito sea.’ Tras decir esto, trajo espigas de trigo y una torta y le explicó al malvado: ‘La espiga es obra de Dios, el pastel del hombre. ¿No prefieres el pastel a los granos de trigo al natural?’
Le dijo Rufus el malvado: ‘Si Su Voluntad es que se efectúe la circuncisión, ¿por qué el niño no sale circuncidado del vientre materno?’
Le respondió el sabio Akiva: ‘¿Por qué sale el cordón umbilical junto con él, y está suspendido de su ombligo y su madre lo corta?
Con respecto a lo que tu preguntas, ¿por qué nace incircunciso? te diré que el Santo, alabado sea, no promulgó los mandamientos con otro propósito que de refinar por intermedio de ellos a los judíos. Por ello dice David (en Tehilim/Salmos 18:31): "Refinada es la palabra del Eterno"."

Básicamente aprendemos 5 cosas de este estudio rabínico:

  1. El que no quiere aprender o entender o respetar, busca cualquier tipo de excusas para no hacerlo.

  2. La persona es asociada a Dios en la obra de perfeccionar el Mundo.

  3. El camino más adecuado para el perfeccionamiento lo ha dado Dios en Su Torá.

  4. Esencialmente, no se debe cumplir con los preceptos por sus ventajas o comodidades, sino porque así ha sido enunciado por el Creador.

  5. La persona es libre de participar (como mejor pueda y quiera) o de poner obstáculos, no hay opción intermedia.

Les deseo Shabbat Shalom!
Moré Yehuda Ribco

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: