Gente de cristal

Según escuché estamos rodeados de gente de cristal, que son los que se ofenden por cualquier cosa, los que se quiebran y desploman ante el mínimo inconveniente, los que se resquebrajan si les contrarían en lo más pequeño.

Creo haber entendido que son esos que reclaman que se use determinado lenguaje inventado, de tal modo de satisfacer a una minoría ruidosa y radical, que pretende imponer sus erróneos puntos de vista a la sociedad general porque de lo contrario, como son de cristal, se rompen.

Por supuesto que las minorías deben tener idénticos derechos a las mayorías, que cualquier discriminación negativa no es correcta, que debe prevalecer la justicia y la equidad ante la ley.
Por supuesto que el respeto hacia el congénere es fundamental, que no es admisible hostigar, molestar o violentar.

Pero, la gente de cristal, la ruidosa y atrevida gente de cristal, en el nombre de una supuesta corrección política, lo que impulsan no es el respeto, sino la manipulación emocional para que un grupito de avivados puedan controlar a su gusto a las masas. Lo que pretenden es el dominio, ostentar un poder que no les corresponde, adquiriéndolo a través del uso de las trampas propias del EGO.
En el nombre de oponerse a la indecente discriminación, ellos discriminan groseramente; pero no contentos con ello, se victimizan cuando alguien se atreve a denunciar esa corrupción ética, esa falta de principios saludables de coexistencia.

Son los primeros en agredir al que opine, hable o piense diferente; pretendiendo silenciar a los que se oponen. No tienen vergüenza de mentir, de hacer lobby, de maltratar sin empacho; siempre amparados en llantitos y quejiditos de victimitas. Pero lejos de ser víctimas, son victimarios hostiles, agresivos, impúdicos.

Y la gente, la inocente gente que no es de cristal, se dejan llevar a causa de los sentimientos de culpa que les implantan desde los medios masivos de desinformación; se creen la fábula de que son opresores y que deben rescindir un supuesto aparato de poder terrible para que esos grupitos de fuerza, los malandrines que se hacen pasar por héroes de las masas, tomen las riendas de la sociedad y la lleven al caos.

Terrible época en la que vivimos, donde una nación democrática y sedienta de paz, es culpada de genocida, de sistemático apartheid, y por tanto se le niega el derecho a defenderse cuando le llueven torrentes de cohetes y otras bombas de parte de un agresor cruel, indiferente al sufrimiento de los propios y deseoso de derramar sangre de inocentes del otro bando.
Los cristalcitos se ponen del lado de los terroristas, y los patéticos motivos saltan pronto a la vista; pero no me atrevo a decirlo aquí, no sea que me acusen de ser un sionista-colonialista y vaya a saber que otras sandeces más.

Por supuesto, que mientras lloriquean y manosean los derechos de los otros, andan asesinando fetos con la excusa de que no son personas y que son la cuerpa de la no-madre. Entre otros crímenes y repugnantes acciones que no cuento aquí.

En resumen, terrible época, donde el cristal amenaza con romperse, pero lo único que está haciendo es romper lo mejor de la sociedad sin atacar lo malo que hay en ella realmente.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: