El Átomo del Filosofo Hebreo

Hace unos años se publicó un artículo llamado “El Átomo de Amalek”, en donde se explican los motivos por los cuales algunas personas, pensando que están actuando bien, actúan como enemigos declarados del mismo Dios, de los judíos, de la vida, y enemigos del sentido común, la razón y la lógica.

Me refiero a esas personas que han creído en las sectas ramificadas del cristianismo hebraizado; a aquellas que siguen creyendo en las religiones oficiales, y a las que sin tener religión, buscan religarse a Dios o ha ídolos. Es decir, esas que nunca han dudado de sus propias creencias, al ser construidas por los hábitos a que fueron sometidos; creencias en lo absurdo e irracional.

Espero que antes de continuar leyendo estas líneas leas el artículo, y reflexiones si el átomo de Amalek descrito te lo transmitieron por medio de la religión a la cual perteneces, saliste, o creíste; y si estas infectado y a qué grado.

Y si en tus soliloquias reflexiones te convences de que te transmitieron el Átomo de Amalek, (porque pusiste a prueba tus creencias y resultaron ser aceptaciones en lo absurdo e ilógico) no te avergüences ni tengas miedo en castigos divinos ni a malos agüeros o malos futuros. Tampoco te sientas solo; alégrate más bien porque estas siendo contagiado por el Átomo del Filosofo Hebreo.

El Átomo del Filosofo Hebreo es la duda, el deseo de existir en la realidad, el de vivir la vida un sentido concreto; el de los amigos de Dios y los judíos; porque no descubre nada vivo y real en tantas creencias y religiones, sino que encuentra en ellas el rigor mortis cadavérico del un muerto que cree en absurdos.

El hombre contagiado con el Átomo del Filosofo Hebreo le importa más la vida y lo vivo que el estar preocupado en creer, porque sabe que solo tiene una vida para poder desarrollar toda su humanidad, por lo que la fe en absurdos y conceptos ilógicos es una pérdida de tiempo que puede aprovechar viviendo, trabajando, viajando, teniendo hijos, conociendo culturas, en fin, disfrutando todo un mundo que está a disposición.

Ese es el átomo que el filosofo Abraham transmitió a sus hijos, y éstos al resto de la humanidad. Ese filósofo que al filosofar sobre las creencias y religiones, no descubrió a Dios; pero si descubrió la firma de un TodoPoderoso cuando pensó sobre la existencia, la realidad, la vida, los hombres, el mundo

En palabras de uno de sus hijos:

…Abraham SÍ FUE/ES:

el primer agnóstico, pues él supo entender que existía una deidad pero fue incapaz de definirla …[1]

 

Así pues, no te avergüences por el contagio del Atomo de Amalek, pues todos nos enfermaron con él. Pero reconócelo y no lo aceptes más. Difunde por todo tu ser el Átomo del Filosofo Hebreo.

[1] https://serjudio.com/tora/patriarcas/abraham-el-patriarca

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: