Los amos del mundo

Desde el inicio de los tiempos la manipulación es parte de la existencia humana.
Lamentablemente.
No solo lo que serpiente hizo con Eva, sino también Eva provocando a Adam para que coma de aquello que tenía prohibido.
Adam no asumiendo su responsabilidad, negando las bondades del Creador, echando culpas a diestra y siniestra.
La lista sigue y sigue en cada generación, sí, hasta la nuestra, por supuesto.

Ahora, en esta sociedad que se cree muy abierta e igualitaria, cunde y abunda todo tipo de manipulaciones; muchas veces en nombre del buenismo, de lo políticamente correcto.
Por ello, se agobia con cancelaciones a quienes tienen su idea diferente a lo que la manada consume y avala.
Se usa la violencia, simbólica o concreta, para que solamente las voces de los amos de lo igualitario (que no lo es) sean escuchadas y repetidas hasta el cansancio.
Entonces, en el nombre de los derechos, se restringen derechos.
Hablando en nombre de las víctimas, se producen víctimas y otros se hacen las víctimas para obtener ventajas.
Manipulación por todos lados.

Es una sociedad en donde todos opinan, porque supuestamente todos tienen derecho a opinar; aunque eso no signifique que las opiniones realmente tengan algún valor, más allá de lo que el opinante quiera creer que tiene y sus compinches aplaudan.
Así pues, está lleno de Directores Técnicos, de expertos en economía, de eminencias en educación, de… de todólogos que nada saben, pero de todo tienen algo que decir (que probablemente sea irrelevante o incluso hasta pernicioso).
Sí, es cierto que está muy bien que la gente forme sus ideas y tenga la oportunidad de compartirlas, siempre y cuando se entienda que ese derecho no implica que lo que expresan tiene algún sentido, valor o viso de verdad.
Pero, no es así.
Puesto que, en la estrategia de la manipulación se nos impone como irrefutable que toda opinión es valiosa… hasta que surge la voz disidente del discurso «progresista», la voz que quiere poner otra perspectiva a lo que la ideología dominante declara como verdad. Entonces, se cae en reprimendas, persecuciones, y otras formas de negar a los que piensan/dicen diferente.

La tecnología ha dado a las redes sociales montón de herramientas para seguirnos el rastro, conocer nuestras preferencias, saber aquello que nos gusta que nos digan, provocarnos con enojos para que reaccionemos y todo aquello que le venga bien a los dueños de las redes para seguir amasando fortunas inmensas.
Esa misma tecnología permite amplificar el discurso políticamente correcto y manipular las mentes poco entrenadas para que sigan consignas que no tienen pies ni cabeza. Luego, esos títeres se enrolan en el ejército de difusores activos y fervientes de la ideología dominante, por lo cual, la dominación es cada vez más extendida y peligrosa.

El pensamiento ya no existe, sino solamente ideas, fantasías, consignas, repetir lemas, seguir la programación, creerse el rebelde por estar en contra de lo que otros consideran valioso y así anda el mundo, decadente pero orgulloso… como una bolsa llena de humo tóxico, hinchada y autosuficiente, pero con miedo a que una alfilercita la pudiera pinchar y no quedaría nada de lo que enorgullecerse.

Gente que quiebra la programación, reestructura su Sistema de Creencias, tales como Abraham o Moshé no abundan.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
rydhelexcv

Comparto su punto de vista.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: