Bondad excesiva = sufrimiento

Te invito a jugar una adivinanza y luego a reflexionar juntos.

Hay un solo elemento creado en nuestro entorno más cercano que está continuamente brindándose generosamente al resto de la creación.

Es sumamente poderoso.
Por eso los antiguos politeístas lo identificaban con una gran deidad.

Nada ni nadie le devuelve su constante entrega, porque no tenemos en realidad manera de hacerlo.

Él (o ella en hebreo) no precisa absolutamente nada de nadie, tampoco de ese microscópico ser que es el humano.
Y aunque precisara de nosotros algo, no tenemos qué darle ni cómo hacérselo llegar.

Pero, aquellos pasados politeístas igual se las ingeniaron para inventar muchos rituales y cuestiones con los que creían sinceramente estar satisfaciendo apetencias o carencias de su deidad súper potente.

Es un elemento relativamente cercano, en la visión cósmica de las cosas; pero aunque nos pongamos en marcha hoy nunca llegaríamos a su lugar de “residencia”.

¿Te animas a adivinar de quién estoy hablando, sin mirar un par de líneas más abajo?
¡No hagas trampas!

línea

línea

Estoy refiriéndome…

Si quieres profundizar en el tema y no quedarte en preconceptos, te invito a que leas: https://belev.me/2018/11/01/bondad-excesiva-sufrimiento/
ES GRATIS y SIN COMPROMISO, te deseo lo mejor.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: