El que no es líder

Hace un ratito publiqué algunas reflexión acerca del liderazgo a partir de enseñanzas de la Torá, aquí: http://serjudio.com/exclusivo/cterapia/el-lder-verdadero.
Fue un post muy breve, pero según me parece, sustancioso.
Evidentemente hay muchísimo más para aportar acerca del tema, y creo que hay al respecto muchos más textos publicados y gratuitos en ese sagrado hogar.

Ahora, una perspectiva acerca de los que no son líderes, pero están en roles de mando.
Falsos líderes, que usan el autoritarismo en lugar del ejercicio de la autoridad.
Gente apoyada en algún poder de hecho, pero detrás del cual no existe verdadero poder.
Porque se amparan en el uso de la fuerza bruta, y/o engaño, y/o astucia perversa, y/o amenaza, y/o presión de la masa arriada cual ganado irracional, o cualquier otro de los instrumentos de manipulación y dominio abusivo que se ha inventado desde el albor de la humanidad.

Puede ser un dictador, un déspota, un jefe de comunidad, un cabeza de familia, un maestro, un gurú, un pastor, un rabino, el encargado de un negocio, cualquiera en un rol de mando al cual accedieron legalmente o no.
El hecho cierto es que su ejercicio está corrompido y provoca y/o estimula la dependencia, pasividad, negación, opresión y cualquier otra consecuencia nefasta del EGO sacado de contexto.

Porque, es una realidad que estos dominadores son dominados por su EGO, al cual adoran y temen por igual.
Son esclavos, títeres de una zonita de su cerebro, animales entrenados para responder a determinados impulsos de manera automática.
Por tanto, en mayor exilio de su NESHAMÁ, es decir, su Yo Esencial.

Siendo así, con dificultad penetran las advertencias saludables y las señales para corregirse.
Endurecen su corazón, es decir, su entendimiento y actúan de manera irracional aunque en teoría tuvieran a su favor una gran inteligencia, notables consejeros, o cualquier otra ventaja que les regalara amablemente la vida.
Desprecian todo en aras de servir a su amo y señor, el EGO.

Y por EGO, supongo que ya lo sabes de las miles de clases que hemos compartido, no me estoy refiriendo solamente al egoísmo, ni al egocentrismo, ni la egolatría.
Pero, no te cansaré repitiendo la lección tantas veces estudiada y mostrada.
Hay disponibles muchísimos textos gratuitos y fácilmente accesibles en este sagrado hogar, serjudio.com (y otros tantos en fulvida.com).

Esos presuntos líderes son esclavos, sin el poder real del líder.
Por tanto, son sombras de autoridad.
Usurpadores que con destreza, o simple golpe “suerte”, hacen el trabajo sucio para llegar y quizás mantenerse en la cresta de la ola a costa de la libertad, salud, bienestar, vida, felicidad, propiedad, de sus seguidores y/o sometidos bajo su bota cruel.

Como el Faraón de la Salida de Egipto, no bastaba una plaga divina, ni tan siquiera la décima terrible y espantosa, para mitigar la dureza de su corazón.
Empecinado en obtener sensación de potencia, cuando en la verdad la impotencia comía cada rincón de su persona
Por ello, se atragantaba con mítines de auto elogio, cadenas presidenciales llenas de odio y violencia además de falsas conquistas.
incluso en la agonía luchando para dañar en lugar de redimirse con la TESHUVÁ.

Ejemplos modernos abundan y sobran Nicolás Maduro puede ser el que salta a la vista justamente ahora, momento dramático para nuestros hermanos venezolanos que hace muchos años (décadas quizás) viven en una cruel dictadura, que ahora con tibieza se viene sacando la careta.
Y sin embargo, no faltan focas aplaudidoras, ni bombos y platillos de festejos por parte de gente ahogada en su propio EGO, algunos que pueden estar embobados con el halo de poder (falso) de su señor, otros que astutamente buscan alguna ventajita a costa del dolor de los suyos y alrededores.

O de los falsos líderes, aunque en rol de tales, que promueven campañas contra el soberano y digno Estado de Israel.
Sea por odio, afán territorial, desprecio por Dios, estupidez o simple y sencilla maldad.
Gente que encuentra de esa manera una especia de adrenalina y anestésico (rara combinación) para apartarlos de la miseria de ser marionetas del EGO, sin vida, sin futuro, sin sentir la conexión con su verdadero ser (la NESHAMÁ).

En resumen, para corregir a un líder éste primero debe serlo.
Para perfeccionarnos, primero debemos ser líderes de nuestra liberación.

Pequeñas enseñanzas de la Torá a pocos días de otro Pesaj…

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Jonathan Ortiz

Gracias por ampliar el texto More.
Segun entiendo, el rol de lider o el manejo de poder tienen el potencial de sacar lo mejor o lo peor de la persona.

Venezuela es un Mitsraim… Que Dios nos ayude.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: