El regalo universal de “salvación”

A la luz de las enseñanzas que habitualmente compartimos en este hogar, quizás has podido irte dándote cuenta de una gran tarea que nos compete como seres humanos, la misión trascendente que nos encomendó nuestro Creador para el pasaje por nuestra vida terrenal.
Ésta es la TESHUVÁ, la que habitualmente se traduce como “arrepentimiento”, pero que en verdad es el retorno, el regreso a la senda, a la fuente, al hogar.

Por regla general creemos que la TESHUVÁ es la forma de volver al bien luego del pecado, de rehacernos luego de haber provocado daños a causa de desviarnos del Camino. Y es así, efectivamente.

Pero, TESHUVÁ es un proceso mucho más profundo, mucho más relevante, es encontrar el camino para que nuestro Yo vivido esté en sintonía con el Yo Esencial.
Es dejar de lado los condicionamientos sociales, las bajas creencias, los hábitos negativos, el influjo del EGO, la naturaleza materialista sin refinar para encaminarnos a una vida de plenitud, de armonía, de felicidad, de bendición disfrutada por estar coordinados constantemente con nuestra NESHAMÁ.

La TESHUVÁ no es un regalo solo para el que pecó, sino una gran dádiva que el Padre nos dio a todos Sus hijos.
Es bueno saberlo y aprovecharlo, porque estaremos haciendo lo mejor de nosotros, adquiriendo bienestar supremo aquí y otro tanto para la eternidad.

Tomemos conciencia de esto, aprendamos los métodos para vivir una existencia de TESHUVÁ, entonces seremos dichosos.
Ésta es la verdadera “salvación”, no la egoísta que propone la religión, sino la del Cosmos en su totalidad.

3
Leave a Reply

Please Login to comment
1 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Yehuda RibcoJonathan Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: