La ley de Dios en tu interior

«Ciertamente este mandamiento que te mando hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos. No está en el cielo, para que digas: ‘¿Quién subirá por nosotros al cielo y lo tomará para nosotros, y nos lo hará oír, a fin de que lo cumplamos?’ Tampoco está al otro lado del mar, para que digas: ‘¿Quién cruzará el mar por nosotros y lo tomará para nosotros, y nos lo hará oír, a fin de que lo cumplamos?’ Ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.»
(Devarim/Deuteronomio 30:11-14)

La Torá pone en palabras aquello que lleva la NESHAMÁ judía inscrita como su procedimiento de conducta.
Recordemos que todas las personas somos NESHAMÁ, espíritu, chispa de Dios.
La mayoría de la humanidad, el 99.8% tienen su raíz en una esfera de la Divinidad; en tanto que el 0.2%, en otra sección de esa esfera.
A esa ínfima cantidad corresponde la NESHAMÁ judía.
Evidentemente no tenemos forma de comprender qué significa esto en realidad, ni podemos describirlo realmente, ni siquiera imaginarlo. Pero, para ayudarnos un poco a formar una idea, sería como si la humanidad en su casi totalidad estuviera enchufada a la electricidad de 220V (como tenemos en Uruguay, por ejemplo), en tanto que los judíos estuvieran enchufados a 110V (como tienen en Estados Unidos, por ejemplo). Aquellos aparatos eléctricos que funcionan a 110V, no sirve que se los conecte a 220V, y viceversa.
Cada uno debe recibir su dosis correcta de energía, para no afectar su sistema, para permitirle funcionar correctamente.
Los gentiles, el 99.8% de la humanidad, recibieron los Siete Mandamientos para las Naciones. Esa es su conexión espiritual, porque así lo ha elegido Dios. No precisan más para funcionar correctamente, para estar conectados, para tener la energía Divina en sus vidas.
Pero, para el pueblo de los judíos la carga es de 613 mandamientos, es decir, 606 mandamientos extra. Eso no hace de los judíos mejor al resto de la humanidad, solamente les da más trabajo para mantener activa y equilibrada su conexión energética espiritual.
Sin embargo, no dice a los judíos la Torá, en el párrafo que copiamos al principio, esa enorme cantidad de reglas, con sus miles de normas derivadas, no son en verdad ajenas a nuestro ser. Son parte de nuestro código de existencia espiritual. La NESHAMÁ judía sabe que funciona en ese sistema de 613 reglas, es lo que la hace funcionar con equilibrio y poder.
Por tanto, es necesario que los judíos recordemos nuestros mandamientos, aquellos que están en nuestro espíritu y que expresa la Torá.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: