Miseria en un mundo maravilloso

Sin dudas el mundo ha sido creado con plenitud y belleza,
no faltan los lugares y eventos maravillosos y sorprendentes.
Lo agradable abunda y si bien hay catástrofes y desastres naturales,
es más lo bueno y estupendo que lo contrario.

También la obra del hombre nos trae espléndidos acontecimientos,
hay actos de generosidad y de creatividad que son espléndidos,
dignos de estas criaturas del Eterno,
creados a Su imagen y semejanza (que no son conceptos físicos, sino de cualidades que se expresan en la conducta humana).

Sin embargo, el lado oscuro también está en nosotros,
y no, no es el materialismo,
o lo que agrada al cuerpo y produce placer sensorial.

El lado oscuro es lo que atrapa y encarcela en celditas mentales,
pobladas por gente gris, apagada, en impotencia.
Allí nos somete el Sistema de Creencias,
comandado por el EGO y sus rústicas herramientas,
tan útiles y necesarias,
como peligrosas y dolorosas cuando usurpan el rol del mandarín.

Entonces, la creatividad se opaca y se convierte en una rutina sometida al hábito,
y en el peor de los casos, es una explosión de excusas y mecanismos de opresión,
de armas de destrucción,
de fabricar conflictos y modos para continuar en ruptura y fracaso.

Entonces, la bondad se transforma en lástima por el que sentimos inferior y “pobrecito”,
así nos creemos mejores y nos apiadamos de nuestras debilidades.
O se transforma en manipulación, usando la falsa generosidad como instrumento de abuso.

Entonces, contemplamos el escenario miserable que nos toca transitar hoy,
por todas partes, según nos enteramos y tratamos de interpretar siendo mesurados e imparciales,
y encontramos la corrupción política, interna y externa,
y los valores trastocados que alejan a la persona de su Yo Esencial,
poniéndonos en mayor exilio y sufrimiento.

Hay crimen, terrorismo, narcoprogresismo, la mentira que se envalentona,
las continuas tragedias que son celebradas soezmente,
la injusticia que encarcela al inocente y aplaude al malhechor,
el bueno atormentado y el perseguidor defendido como si fuera una víctima.

Así va la turbia ideología del “bienpiensimismo” avanzando y conquistando el mundo,
todo producto del EGO,
machacando para dejar en estado de impotencia a las personas
y de esa forma no perder el poquito poder que tiene.

Vemos al EGO comandando,
llevando el caos y la confusión por doquier,
para dejarnos en impotencia,
para hacernos sentir miserables,
y por ello desperdigar miseria por doquier.

Y tal vez somos ricos y poderosos,
sanos y saludables,
pero al estar interpretando la realidad desde el lado oscuro,
entonces todo se trastoca y es agobiante.

El terror se entrona en nuestras vidas íntimas, con la gente que tenemos a nuestro lado,
con nuestro entorno,
pero también la malicia y la estupidez invaden todos los sectores,
haciendo que transitemos por un campo minado
que nos explota a cada rato.

Podemos construir SHALOM.
en pensamiento, palabra y actos,
que sean de bondad y justicia,
siendo leales a nuestro Yo Esencial y por tanto a Aquel que nos creó.

Podemos interpretar diferente los sucesos,
ver lo valioso,
acomodar lo ofuscado,
corregir el sendero,
andar hacia la LUZ, que es nuestra identidad perpetua.

No es tonto idealismo,
sino un real plan de vida.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: