¿Repetir o elaborar?

Pautas repetitivas
Corría la segunda década del Occidental siglo XX, cuando Freud reparó en un concepto que luego elaboró más profusamente, aquel que se denomina "compulsión a la repetición".
Veamos qué dice al respecto de esta fundamental idea el "Diccionario de Psicoanálisis" (de Laplanche y Pontalis): "(es un) proceso incoercible y de origen inconsciente, en virtud del cual el sujeto se sitúa activamente en situaciones penosas, repitiendo así experiencias antiguas, sin recordar el prototipo de ellas, sino al contrario, con la impresión muy viva de que se trata de algo plenamente motivado por lo actual".

¿No les ha pasado personalmente alguna vez esto, o acaso no conocen a alguien así?
Ponerse en situaciones que son sentidas como ingratas, y que vistos con una perspectiva amplia parecieran ser como un reflejo de situaciones anteriores.
Por ejemplo, aquellos que una y otra vez comienzan a estudiar, y en determinado punto encuentran una excusa para dejar con resentimiento sus estudios.
O aquellos que suelen llevar sus relaciones sentimentales de una manera frecuentemente tormentosa.
O los que una y otra vez chocan con sus jefes, a los que consideran que tienen como única finalidad en la vida la de serles contrarios a sus aspiraciones en el trabajo.
Y como éstos, miles de etcéteras más que llenan los resquicios de nuestra vida cotidiana.
Y suele ocurrir que las personas sumidas en la repetición fruto del imperioso mandato de su inconsciente, no se percatan de las similitudes con sucesos anteriores, y así, a los tumbos viven como en una calesita, sin avanzar realmente.
Y esto no es a causa de alguna enfermedad mental, o maldad, o problema congénito, malformación o tendencia a la inmoralidad; puesto que incluso los justos también están predispuestos a tropezar varias veces con similar obstáculo, tal como afirma el más sabio de los hombres:

"porque siete veces cae el justo y se vuelve a levantar"
(Mishlei / Proverbios 24:16)

Algo diferente ocurre con aquellos que toman las riendas de sus vidas en sus manos, y por lo tanto critican los pasos que dan o darán, en lugar de dejarse conducir ciegamente por los antecedentes de su historia personal, es decir, por los apetitos voraces de su inconsciente.
Estas personas pueden encontrarse en situaciones similares a otras pasadas, pero no reaccionan automáticamente como hicieran anteriormente, ni repiten involuntariamente viejos fracasos.
Sino que reconocen aquello que los está afectando, y distinguen rigurosamente las herramientas con las cuales cuentan realmente, y entonces procuran seleccionar la mejor y más provechosa respuesta a su situación vital.
Tal como Salomón enseñara hace milenios:

"En el camino de la sabiduría te he instruido, y por sendas de rectitud te he hecho andar.
Cuando camines, tus pasos no hallarán impedimento; y si corres, no tropezarás.
Aférrate a la disciplina y no la sueltes; consérvala, porque ella es tu vida.
"
(Mishlei / Proverbios 4:11-13)

Es esta postura y conducta ante los hechos lo que diferencia básicamente el reaccionar (actuar movidos por la compulsión a la repetición) del accionar (actuar movidos por la búsqueda de lo superior).

Los enemigos de Israel que no aprenden
Ahora bien, ¿cómo podemos relacionar esta notable enseñanza con nuestra parashá?
Pues, una de las puntas la podemos hallar cuando leemos este breve pero sustancioso pasaje:

"Israel envió mensajeros a Sijón, rey de los amorreos, diciendo:
‘Déjame pasar por tu tierra. No nos desviaremos por los campos ni por las viñas. Tampoco beberemos agua de los pozos. Iremos por el camino del Rey hasta que hayamos pasado por tu territorio.’
Pero Sijón no dejó pasar a Israel por su territorio.
Más bien, reunió a todo su pueblo, salió al desierto contra Israel, fue a Iahatz y combatió contra Israel.
E Israel los hirió a filo de espada y tomó posesión de su tierra…
"
(Bemidbar / Números 21:21-24)

Esto acontecía allá por el año 2487 (desde la Creación, alrededor del 1270 AEC).
Se podría pensar que los enemigos de Dios e Israel ya habían aprendido su lección (que cuando Israel ofrece paz, es mejor recibirla, pues es la mayor bendición para todos), pero, unos 300 más tarde, la historia parece repetirse.
Prestemos atención:

"Iftaj volvió a enviar mensajeros al rey de los hijos de Amón (con el mensaje:) ‘… yo no he pecado contra ti, pero tú te comportas mal conmigo, haciéndome la guerra. Que el Eterno, el Juez, juzgue hoy entre los Hijos de Israel y los hijos de Amón.’
Sin embargo, el rey de los hijos de Amón no hizo caso del mensaje
(de paz) que Iftaj le envió.
Entonces … Iftaj fue hacia los hijos de Amón para combatir contra ellos, y el Eterno los entregó en su mano.
"
(Shofetim / Jueces 11:14-32)

Siglos más adelante, una parte de la historia parece repetirse, aquella en la cual los justos israelitas ofrecen verdadera paz (que es aquella que se obtiene exclusivamente al atenerse al mandamiento que el Eterno ha dispuesto para las personas).
Y los adversarios, como si quisieran demostrar que no han entendido el divino Mensaje, les devuelven hostilidad, afrentas, dolor y muerte.
Y para nuestro gran desconsuelo, en aquella oportunidad (y en buena medida a causa de sus propios errores) , los que eran herederos de los heraldos de paz y justicia no fueron los vencedores (como ocurriera contra Sijón en épocas de Moshé, o contra los de Amón en épocas de los Jueces), sino que:

"Oh Elokim, los gentiles han venido a Tu heredad.
Han contaminado Tu santo Templo,
y a Ierushalaim [Jerusalén] han reducido a montones de escombros.
"
(Tehilim / Salmos 79:1)

Siete veces cae el justo, pero se levanta y continúa avanzando…
Y así es, pues, los tiempos que nos han tocado vivir nos muestran que sigue presente una idéntica compulsión a la repetición en los corazones de algunos adversarios de Israel.
Pues, se les ofrece paz, trato justo, oportunidades para el crecimiento, aproximarse a Dios.
Y la respuesta que se obtiene de ellos, de los enfurecidos opositores, invariablemente es un espejo de la que dijera el prepotente gobernante extranjero:

"No te engañe Dios, Aquel en quien tú confías, al decirte que Ierushalaim [Jerusalén] no será entregada en mano del rey extranjero"
(2 Melajim / II Reyes 19:10)

¡Tal como lo leen!
Con esa malicia e impudicia declaran su rebelión contra Dios los que están enemistados con Israel.
Los que desean avasallar a Sus siervos, tontamente presumen de ser más poderosos que el Todopoderoso, y hacen gala de una tremenda fuerza física que aparenta ser suficiente como para alcanzar sus pérfidas metas.
Sin embargo, si los israelitas son leales al Eterno (estudiando Torá y cumpliendo lo más fielmente posible los mandamientos), tienen a su favor esta promesa divina:

"El enemigo extranjero no entrará en esta ciudad; no tirará en ella ni una sola flecha. No vendrá frente a ella con escudo, ni construirá contra ella terraplén.
Por el camino por donde vino, por él se volverá; y no entrará en esta ciudad, dice el Eterno.
Pues defenderé esta ciudad para salvarla, por amor a Mí Mismo, y por amor a Mi siervo David.
"
(2 Melajim / II Reyes 19:32-34)

Si el enemigo de la paz quiere destruirla, está en nuestras manos el triunfo.

Para ti, aquí y ahora
Es un trabajo duro y esforzado el que se requiere para quebrar el lazo que nos impulsa a repetir los errores del pasado.
Sin embargo, hacernos amos de nuestras vidas, y enfrentar los fantasmas que intentan dominarnos desde nuestro pasado (o desde nuestras pasiones), a la postre resulta en un menor sufrimiento y mayores beneficios.
Cada uno de nosotros tenemos en nuestro puro espíritu la suficiente energía como para hacerlo, es cuestión de ponernos a hacerlo, tal como es menester que sea hecho.
Ese es el mensaje con el cual la Torá nos educa:

"Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de cumplir toda la Torá que Mi siervo Moshé [Moisés] te mandó.
No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito en todo lo que emprendas.
Nunca se aparte de tu boca este libro de la Torá; más bien, medita en él de día y de noche, para que guardes y cumplas todo lo que está escrito en él.
Así tendrás éxito, y todo te saldrá bien.
¿No te he mandado que te esfuerces y seas valiente?
No temas ni desmayes, porque el Eterno tu Elokim estará contigo dondequiera que vayas.
"
(Ieoshúa / Josué 1:7-9)

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco

 

Relato

El carcelero ingresó como una tromba una vez más en la oscura celda de aquel anónimo prisionero.

Por una vez más le tentó: ‘La libertad es tuya, cuando tú quieras. Lo único que tienes que hacer es lo que te he pedido. Cumples con aquello, y volverás a la vida. Pero, si continúas obstinándote en negarte a mi requerimiento, esta celda será tu tumba.’

Como respuesta lacónica el preso murmura: ‘Por milésima vez le respondo que no puedo hacer lo que usted me pide. Y aunque insista e insista, jamás podré hacerlo.’

El carcelero en un grito: ‘¿Por qué me odias tanto? ¿Por qué no me das lo que te pido? ¿Acaso prefieres este infierno a la libertad? A un paso tienes a tu familia, tus amigos, el sol, las praderas… ¿tanto me odias que te estás matando con tu negativa terquedad?’

El prisionero ya en un suspiro dice: ‘No puedo.’

Entonces, el carcelero golpea con su látigo el piso húmedo de la celda, y dando media vuelta le grita despiadadamente al quebrado condenado: ‘Entonces aquí te quedarás. Y espero que te pudras por negarte a pintar mi AUTORRETRATO…’

Preguntas para meditar y profundizar:

  • ¿Cómo se puede relacionar este relato con el comentario que brindamos de la parashá?

  • ¿Podrías encontrar al menos cuatro semejanzas entre lo que acontece al Estado de Israel con los así llamados palestinos, y lo ocurrido a Moshé con Sijón rey de Emor?

  • Dijo Salomón: "El que se esmera por el bien conseguirá favor; pero al que busca el mal, éste le vendrá." (Mishlei / Proverbios 11:27).
    ¿Cómo se relaciona esta moraleja con nuestra vida cotidiana?

  • ¿Qué está queriendo decir Elazar HaKapar  con la frase: "El celo, la ambición y el deseo de honores sacan a la persona del mundo." (Pirkei Avot  4:28)?

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: