Resp. 6133–De muerte o vida?


Gracias por su respuesta .
1- tengo esta pregunta sobre lo que dice en salmo 146:4 y en eclesiaste 9:4-6 habla sobre la muerte dice se acaba todo y el olam haba donde queda ?
2- O esos versos habla del malvado que deja de existir ?
3- Para siempre ?
Gracias otra vez y espero su respuesta




Shalom, muchas gracias su misiva.
Recuerde que este hogar sigue activo en parte gracias a las donaciones de los que aprovechan de sus enseñanzas. Le agradezco su cooperación en la medida de lo posible.

En cuanto al tema de la vida luego de la vida terrenal hemos escrito en decenas de oportunidades, si no más, y recomiendo este post en particular: https://serjudio.com/creencias/breve-introduccin-a-una-perspectiva-juda-acerca-de-la-muerte
Por lo cual, seré absolutamente breve en estas respuestas que siguen a continuación:

1- Veamos el pasaje en Tehilim/Salmos y su contexto, pues nos da rápidamente contestación:

«(2)Alabaré al Eterno en mi vida; a mi Elohim cantaré salmos mientras viva.
(3) No confiéis en príncipes ni en humano, porque no hay en él salvación.
(4) Su espíritu ha de salir, y él volverá al polvo. En aquel día perecerán sus pensamientos.
(5) Bienaventurado aquel cuya ayuda es el Elohim de Iaacov, cuya esperanza está puesta en el Eterno su Elohim;»
(Tehilim/Salmos 146:2-5)


¿De qué habla el salmista exactamente aquí?
De que una persona, por más poderosa que sea en este mundo, en verdad es un puntito ínfimo en la infinitud.
Su poder, aunque enorme en comparación a otras criaturas, significa nada ante el Eterno.
Por lo cual, bueno es ubicarse en pensamiento y emoción para no ser orgulloso.
Mejor ser humilde, es decir, enfocado y mesurado, reconociendo con confianza tanto los aspectos favorables como los flacos en nuestra existencia.
Porque más temprano que tarde nos vence la impotencia.
Tal es el destino de todo ser vivo, y que hace mella profunda en el hombre.
El padecer su limitación, el ser escaso en poder.

Este pasaje no se dedica a hacer análisis metafísicos, de lo que ocurre luego de la vida terrenal.
¡Ni siquiera lo roza!
Sino que nos habla con crudeza y veracidad de nuestra vida en este mundo.
Seamos conscientes de todo lo bueno, disfrutemos de lo permitido, ejerzamos nuestro dominio allí en donde somos competentes, pero también seamos conscientes de nuestros puntos negativos para corregirlos en la medida de lo posible, alejémonos de lo prohibido o dañino y aprendamos a fluir allí en donde no contamos con el dominio.

Cuando hacemos todo lo que está a nuestro alcance y por ello estamos en conexión armoniosa con el Eterno, entonces somos bienaventurados y en todo momento la ayuda de Arriba nos llega, aunque estemos en ruina material y el peligro nos esté acechando. Igualmente estaremos irradiando confianza, lealtad, poder dentro de la impotencia porque estaremos construyendo SHALOM.

En cuanto al pasaje en Kohelet:

«(4) Pero para todo aquel que está unido a los vivos hay esperanza, pues mejor es perro vivo que león muerto.
(5) Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos no saben nada, ni tienen más recompensa, pues la memoria de ellos es puesta en el olvido.
(6) También han desaparecido su amor, su odio y su envidia. Ya no tienen parte en este mundo, en todo lo que se hace debajo del sol.»
(Kohelet/Predicador 9:4-6)

Es en todo similar al caso anterior que estudiamos.
Está haciendo referencia a cosas de este mundo y no se dedica a indagar o exponer lo que acontece con la NESHAMÁ tras el pasaje terrenal.
¿Cómo lo sabemos?
¡Porque lo dice el mismo pasaje que citamos!
Atienda: “en todo lo que se hace debajo del sol”.
¿Dónde y cuándo es esto?
En este mundo, mientras hay vida.
Porque en el otro mundo, en la otra vida, ya no es debajo del sol.

Totalmente concreto el inspirado autor, enfocado en lo que los sentidos perciben, nos informa de una verdad: los muertos nada pueden, son el epítome de la impotencia.
Esa sombra constante que nos acompaña desde el útero y hasta el regazo de la tierra, es la impotencia.
Cuando llegamos a la tumba, ese cuerpo nada puede, nada sabe, nada gana, nada aprende, es una nada que se descompone hasta desaparecer en el olvido.
Se reintegra al ecosistema y deja de existir como individuo.
Eso es lo que está declarando aquí Salomón. Lo que cualquier hijo de vecino puede testimoniar que acontece tras el fallecimiento.
No se mete a filosofar ni enseñar doctrina acerca de la vida en el mundo espiritual.
En todo caso nos insta a vivir a pleno la vida acá, a hacer todo lo que está a nuestro alcance para llevar una vida de espiritualidad. Porque tras el fallecimiento ya no hay cumplimiento de mitzvot, ya no hay TESHUVÁ, ya nada más podemos añadir al registro que se guarda de nuestra conducta en la eternidad.
Nos impulsa a ganarnos el placer de la eternidad a través de nuestras acciones mundanales, a apartarnos de la superstición y la religión para zambullirnos de lleno en la terrenidad espiritualizada.
Y recordemos la enseñanza de los Sabios que los justos incluso tras morir son llamados vivos, en tanto que los malvados hasta viviendo son llamados muertos.
¿Por qué?
Porque unos llenan de contenido espiritual este mundo y por tanto disfrutan de su cosecha en el siguiente. En tanto que los otros consumen sus finitos recursos aquí, llenándose de vacío, avanzando hacia la muerte en lugar de construir vida.

2- Esos versos no hablan del malvado en particular, sino de cualquier persona.

3- Los que dejan de existir para siempre son aquellos que llegan a una maldad tan tremenda que es imposible retornar de esa nada absoluta que generaron. Hitler, Arafat, Stalin, Pablo de Tarso y gente como ellos.

Ahora, dos consejos, si me permite:

1- Profundice en su herencia y posteridad espiritual, esto es: el NOAJISMO.
Sea un aprendiz del mismo para llegar a ser un maestro a través de su conducta.
Difúndalo.
Compártalo.
Haga que la presencia del Eterno se manifieste entre los pueblos del modo que Él ha declarado bueno: NOAJISMO.

2- No se enfoque en la vida luego de esta vida, porque no ganará nada con ello.
Mejor concéntrese en hacer de esta vida un verdadero paraíso terrenal, a través de la construcción de SHALOM, porque si así hace encontrará deleite acá y el máximo bienestar en el más allá.

Antes de despedirme, le vuelvo a decir que este hogar se mantiene activo en parte gracias a las donaciones monetarias de las personas de bien.
Espero contarlo entre los socios en esta sagrada tarea.


Tenga un excelente día, shalom y bendición.


<

p align=”center”> Enviar una pregunta     Ver otras preguntas

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: