Siete palabras

Luego de escuchar una clase.
Tras finalizar el estudio o análisis de una sección.
Cuando tienes algo importante para expresar.
A modo de síntesis.
Si eres de los que hablan y hablan para al final no decir nada.
Después de una reunión.
Para aclarar y canalizar tus pensamientos y enfocar tus sentimientos.
Te propongo lo siguiente:
escribe todo lo que tengas para comunicar (resumir, compartir, etc.) en SIETE palabras, ni más ni menos.
Una frase coherente, con contenido, completa en SIETE palabras.

Si sigues esta regla al pie de la letra, sin excusas para desviarte, entonces:

  • Te entrenas para descartar lo superfluo y valorar lo principal, adjudicarás el apropiado valor a las cosas no permitiendo que lo secundario ocupe el foco central.
  • Te obligas a ser creativo, partícipe en la edificación del conocimiento y/o comprensión, y no un mero espectador pasivo, o un repetidor sin sentido de las lecciones magistrales ajenas.
  • Estarás escogiendo, de acuerdo a tus criterios, para no depender de las decisiones de otros.
  • Reforzarás tu memoria, pues necesariamente repasarás lo atendido y lo elaborarás para permitir extraer de ello tu producción original.
  • Descubrirás facetas no siempre visibles a primera vista en lo comentado.
  • Al optimizar tus recursos, encontrarás que en menos tiempo produces mucho más y te abres a mayor disfrute de tus potencialidades.
  • Valorarás cada palabra y cada silencio, dando a tus discursos de una mayor profundidad, claridad y alcance.
  • No te quedarás exclusivamente en el mensaje verbal, sino que de cierta forma tomarás en consideración la gran fuente de información que es lo que rodea y contiene a lo verbal (preverbal y paraverbal).
  • Podrás notar en qué puntos ha flaqueado tu comprensión o el discurso que estás plasmando.
  • Tendrás una mayor organización lo que te posibilitará plasmar con mayor eficiencia y eficacia tus siguientes notas en siete palabras, ni una más y ni una menos.
  • Estarás en condiciones de corroborar con otra persona las impresiones que has elucidado y elaborado.

Si la regla de las siete palabras te resulta imposible, luego de haberlo intentado sin lograrlo,
podrías usar la regla de los setenta segundos, ni uno más y ni uno menos.
Tienes solamente ese lapso para realizar tu trabajo de síntesis por escrito.

En ocasiones no podrás escribir tus siete palabras, entonces podrás realizarlo de forma oral debiendo ponerlo por escrito en la primera oportunidad.

Hasta aquí la lección que quería compartir contigo, ahora una pregunta al margen: ¿cómo se puede vincular esto con un estilo de vida realmente integrado, multidimensional?

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Shaul Ben Abraham

Moré estas tareas me recuerdan la necesidad de lo que los jajamin llaman el Derej ketzaráh o la Senda Breve (Pesajim 3b), y que difícil es, más en un idioma tan dado a las florituras verbales. Intentaré hacer el ejercicio.

Shaul Ben Abraham

Ahora que lo pienso así, con 7 palabras está escrito el primer pasuk de la Toráh ¡Y cuantas interpretaciones no se han hecho de él!

Jonathan Ortiz

Gran ejercicio para un mundo lleno verborragia.

Gracias!

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: