¿sólo de pan?

"…para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Hashem vivirá el hombre." (Devarim 8:3)

Un día en el pueblo de los pastores, huyeron todas las ovejas.

Los preocupados pastores comenzaron la tenaz búsqueda, recorrieron collados, subieron empinados cerros, se adentraron en tenebrosas cavernas, incluso revisaron debajo del lago.

Pero, NADA. Las ovejas habían decidido partir, y ahora no las hallaban.

Esa noche los pastores se reunieron en la plaza mayor del pueblo a llorar. Y los llantos y gemidos eran fortísimos, rompía el corazón oír sus lamentaciones:

"¡Pobres! ¡Pobres ovejitas, qué será de ellas sin nosotros!"

Y también:

"¡Pobres! ¡Pobres ovejitas, cómo sobrevivirán sin nosotros!"

Y continuaron lamentándose así durante varias horas; sufriendo a viva voz por el trágico destino de sus perdidos rebaños.

En eso, digamos que a las cuatro horas, llega a la plaza el más viejo y sabio de los pastores. Contempla la situación, oye a sus colegas, observa el sufrimiento en los rostros, y entonces con voz apagada (pero audible por todos) exclama:

"¡Pobres! ¡Pobres pastores, qué será de nosotros sin ovejas!"

En nuestras vidas deben existir objetivos, metas, finalidades más elevadas que la satisfacción de las necesidades elementales, básicas.

Obviamente que vivir de manera adecuada es un requisito para sentirse feliz, pero, si nos quedamos solamente con los gozos materiales, perdemos de vista el objetivo para el cual fuimos creados por H’.

Y sin esas metas superiores, seremos todo el tiempo como los pastores que se creían estar sufriendo por sus rebaños, cuando en realidad temían reconocer la verdadera razón de su dolor: su (propio) desamparo.

Depende de cada uno de nosotros hacer de nuestro tiempo una ocasión para engordar con "pan" y así creernos la mentira de estar satisfechos, o transformar nuestro tiempo en una oportunidad de no tener que lamentarnos por la falta de "ovejitas".

Preguntas:

  1. ¿Cómo describe la Torá a la Tierra de Israel?
  2. ¿Por qué la segunda parashá del Shemá Israel se refiere a recompensa y castigo, mientras la primera no?

De la parashá:

LA TIERRA DE ISRAEL

"Guardarás, pues, los mandamientos de Hashem tu Elokim, andando en sus caminos, y temiéndolo.

Porque Hashem tu Elokim te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes, de abismos que brotan por vegas y montes;

Tierra de trigo y cebada, y de vides, e higueras, y granados; tierra de olivas, de aceite, y de miel;

Tierra en la cual no comerás el pan con escasez, no te faltará nada en ella; tierra que sus piedras son hierro, y de sus montes cortarás metal.

Y comerás y te hartarás, y bendecirás a Hashem tu Elokim por la buena tierra que te habrá dado."

(Devarim 8:6-10)

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: