Cabalá de la Akedá

En la CABALÁ (santa Tradición) el patriarca Abraham es la carroza de JESED (bondad, entrega), en tanto que su hijo el patriarca Itzjac es la carroza de GUEVURÁ (justicia, severidad, limitación).
Son caras contrapuestas de la realidad.
Sin embargo, en nuestra parashá se expresa un momento místico de eterna trascendencia, el cual es la unificación de ambos.
Es bastante complejo y extenso para detallar, así que veremos solamente unos pequeños puntos.
Por ejemplo, presta atención a esta frase significativa y significativamente reiterada en poco tiempo:

«y caminaron los dos juntos.»
(Bereshit / Génesis 22:6)

«Y caminaron los dos juntos.»
(Bereshit / Génesis 22:8)

Padre e hijo, ambas representaciones de estas SEFIROT encontraron el camino para andar juntos, hacer de su existencia una sincronía productiva y beneficiosa.
Es lo que debemos hacer nosotros a cada instante, construir SHALOM, por medio de acciones (pensamiento, palabra, actos) de… precisamente… JESED y GUEVURÁ.
Cuando se logra este cometido, estamos ascendiendo en la escala universal y provocando cambios impresionantemente positivos en nuestro entorno.

No es casualidad que a este relato se le llame AKEDAT ITZJAC, que quiere decir la atadura, el amarre, de Itzjac.
Pues, JESED rodeó a GUEVURÁ y entre ambos evolucionaron a un mejor estadio que está figurado en el texto con la siguiente frase:

«partió leña para el holocausto, y levantándose, fue al lugar que Elohim le dijo.»
(Bereshit / Génesis 22:3)

Ya que el verbo “partió” está escrito וַיְבַקַּע֙, vaivaká; que en hebreo son las letras que en otro orden forman el nombre IAACOV, el tercer patriarca del pueblo judío.
Aquel que concretó en realidad el sentido de la familia sagrada de Israel, y que es carroza de la MIDÁ TIFERET (misericordia, esplendor).

Por último, cada mañana cuando el judío se ata a sus TEFILÍN la cinta suele rodear siete veces el brazo izquierdo, asiento del atributo de GUEVURÁ, procedimiento que realiza la mano derecha que es asiento de la MIDÁ JESED.
Como si cada mañana repitiéramos cada uno el acto sublime de AKEDAT ITZJAC, con lo cual de cierta forma estamos representando con nuestro cuerpo y actos nuestro compromiso con la santa tarea de construir SHALOM. Ésta es la tarea que todo ser humano está encargado de realizar, porque de esa manera establecemos el reino mesiánico en la tierra.

Este breve estudio contiene mucho conocimiento de CABALÁ y quizás no todos los amables lectores llegan a comprenderlo cabalmente, ni descubrir los otros datos que permanecen ocultos pero a la vista. Por lo cual, los invito a seguir estudiando en esta sagrada casa, SERJUDIO.com, y especialmente a participar activamente en el espléndido encuentro de estudiantes de CABALÁ que se realizará, Dios mediante, en febrero 2017 en la ciudad de México. Están cordialmente invitados.
Más datos serán compartidos luego.

Shalom y bendición.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Shaul Ben Abraham

Claro, por eso la mano derecha «cumple» la miztva con el brazo izquierdo, Jesed rodea 7 veces a guevurá, lo ata y los dos entra a Tiferet… mucho por comentar, como dice

Shaul Ben Abraham

pensando en este post me acordé de otro detalle: que dada la importancia de este relato, por lo que dice entre líneas, es que jajamim lo incluyeron para ser leído todos los días en las mañanas en el sidur, para enseñarnos a ser en el día a día como Abraham-Jesed y como Itzjak-Guevurá… y ahí Yaacov-Tiferet, presente pero oculto

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: