Tu sincera relación con Dios

Hay montón de gente que dicen, sinceramente, honrar al Creador.
Dicen ser leales a Él, amarlo, y muchos etcéteras.
Realmente, no tengo por qué dudar de la lealtad de esas personas… además, ¿quién soy para hacerlo?
Que cada uno se maneje en su relación con Dios como le parezca y entienda.
Sin embargo, recuerdo las enseñanzas de nuestros Maestros, y si no me equivoco, de la propia Torá, que afirma que los que honran al Señor en verdad obedecen lo que Él ordena. Es decir, no andan haciendo piruetas para justificar sus acciones, sino que adoptan las reglas dadas por el Eterno y se adaptan a ellas.
Porque, aquellos que Le aman, tratan de vivir haciendo lo que Él pide sea hecho.
Ya que, no olvidemos que no solamente es Creador y Padre, sino también Rey; por tanto, Su Palabra es LA Autoridad, Su mandamiento es LA Ley.
Siendo así, los que en verdad Le aman, cumplen con gusto Su ley.
Si es una persona gentil, conociendo y cumpliendo con cada uno de los Siete Mandamientos para las Naciones.
Si es una persona judía, conociendo aquellos mandamientos que le corresponden cumplir del manojo que Él ha dado al pueblo judío y que consta de 613 mandamientos.
Entonces, ahí se evidencia el amor y la honra que la persona brinda al Eterno.
No en repetir tontos lemas religiosos, ni en hacer malabares para llenarse de rituales que no tienen sentido espiritual, ni tampoco disfrazándose con atuendos étnicos que no tienen ninguna relevancia.
¿En dónde te encuentras tú en tu relación con el Creador?
Estos días entre Rosh haShaná y Iom Kipur son especialmente importantes para refrescar este conocimiento y respondernos a esta pregunta.
5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: