Vivir por fe

Más de una vez seguidores del falso dios y falso redentor han dicho que la fe es la base única para “la salvación”, y ésta es exclusivamente para los que posan su fe en aquel personaje de la cruz.
Evidentemente es engaño desde alfa hasta omega, por razones que hemos explicado en decenas de posts a lo largo del tiempo y no repetiremos ahora. Aquel que esté interesado, que no nos pregunte ni abra debate, mejor que se tome el trabajo de buscar lo publicado, estudiarlo y ser valiente como para desaprender la programación ideológica que le retiene y aprender a pensar con criterios de libertad y santa fidelidad al Eterno. Es tu tarea, querido lector, no la mía.

Triste es notar que hay gente que dice seguir al Eterno y serLe fiel que también usan esta idea de la fe como si fuera la clave esencial para el hombre, cuando en ningún lugar la Torá hace especial referencia a la fe, ni la ordena para el gentil o para el judío.
Por otra parte, lo que se entiende por “fe”, supuestamente como traducción de “emuná”, es una atribución errónea, carente de sentido y fundamento dentro de la Tradición, y que es propia más de la mentalidad del esclavo del EGO, y por tanto del religioso.

Un pasaje mal empleado, y por tanto prostituido, por estos mercaderes de la fe es el tomado del profeta de la Verdad, Jabacuc: “el hombre por su fe vivirá”.
¿Es eso lo que dijo el santo hombre de Dios?
¿Es la doctrina de la fe como esencial para la “salvación” lo que quiso que aprendiéramos?

Estudiemos con sinceridad y lealtad.
Dijo el profeta:

«He aquí, aquel cuya alma no es recta dentro de sí está envanecido,
pero el justo por su fidelidad vivirá.»
(Jabakuk / Habacuc 2:4)

Comencemos por la primer parte del verso.
Aquel que tiene una existencia equivocada se alza en su imaginación hasta grandes alturas, que ciertamente le son inapropiadas.
Vive con la fantasía de haber alcanzado un nivel al cual no ha llegado, y por tanto está en continuo estado de error.
Su autoestima está desequilibrada, creyéndose más de lo que es; como un globo hinchado lleno de humo oscuro, que está inflado a tope y se lleva a todos por delante al ocupar espacios que no le corresponden, cuando en verdad es sumamente delicado, demasiado sensible, y por lo cual cualquier pequeño rasguño puede perforarlo y quebrar su sentimiento de poder.
Tal vez conoces gente así, presumida, vanidosa, altiva, que insulta a otros, con ínfulas de grandeza y poder que no tiene, que su estrategia defensiva es atacar y menospreciar, porque al pretender rebajar a otros de cierta forma se cuida de que no se note su verdadera pobreza y debilidad. Como aquel que hostiga, que hace bullying, un pobre desgraciado temeroso y marchito, que en la prepotencia pretende esconder su impotencia.
¿Entiendes la idea?
Hay personas cuya vida está controlada por el EGO, y encuentran que una de las formas para sobrevivir es mostrándose más poderoso de lo que realmente es y se siente.
Seguramente que no es la descripción de alguien que trata de estar en sintonía con el Eterno y Sus cosas, por lo cual, es víctima muy factible de mercaderes religiosos, de vendedores de espejismos y supersticiones, un posible soldadito de fanatismos y otras expresiones del EGO.

Pero, existe otra manera de vivir, la cual es trabajando el Yo Vivido para ponerlo en sincronía con el Yo Esencial.
Hacer que la conducta se guíe por los dictados de la NESHAMÁ (espíritu) y no de acuerdo a los dictados del EGO.
A ese denomina Jabacuc como “justo”, el TZADIK. Que no está hablando de cualquier persona, sino de este tipo en particular, el TZADIK.
Es algo a tener bien en cuenta, porque no está diciendo “el hombre por su fe vivirá”, sino “el TZADIK –justo- por su EMUNÁ (fidelidad, compromiso) vivirá”.
¿Entendiste la diferencia?
Es TZADIK, porque ha rectificado su alma. No está como al principio del versículo “aquel cuya alma no es recta”; sino que su trabajo ha logrado refinar su existencia, trabajar su piedra interior para modelarla a imagen y semejanza de su NESHAMÁ. Por lo cual, ha dejado de ser aquel arrogante que pretende ser lo que no es, es decir, uno cuyo Yo Vivido está desequilibrado y exiliado de su Yo Esencial. Gracias a su fidelidad a los mandamientos del Eterno, a los dictados que le armonizan con su NESHAMÁ, está en estado de SHALOM (completitud, calma, bienestar, paz).

¿Percibes la tremenda diferencia entre las mojigatas prédicas de los mercaderes de la fe a lo que es el mensaje sagrado del profeta?
Los piratas religiosos, sean judíos o gentiles, te quieren envolver en su telaraña de religión, llenarte de superstición, agobiarte con dictados del EGO.
Cuando el profeta lo que quiere es que te liberes, salgas de tu celdita mental, avances con dignidad por el sendero del constructor de SHALOM.
Lejos, bien lejos del negocio de la fe.
Alejado de pociones mágicas, repetición de lemas, adoctrinamiento en fanatismo, adoración del EGO.
El profeta quiere la plenitud para ti, es por eso que te dijo: “sé TZADIK, rompe con el yugo del EGO, abandona todo lo que te vincule a cualquier religión. No sigas a Dios como rebaño ciego, ni te afilies a los fanáticos de la fe. Más bien, sé fiel a tu NESHAMÁ, que es la viva expresión del Eterno en ti. Para lograrlo, conoce y sé fiel a Sus mandamientos, aquellos que te corresponden. Porque, si así haces, entonces realmente vivirás, y no meramente sobrevivirás. Y si vives aquí y ahora en verdad, estás sembrando la mejor herencia para ti y los tuyos en la posteridad.”

Cuán liberador es comprender y asumir el mensaje vital del profeta, tan diferente al que quieren contrabandear los mercaderes de la fe pervirtiendo sus santas palabras.

Me encantará leer tus comentarios y que compartas este post en tus redes sociales y con las acciones en tu vida cotidiana.

1
Leave a Reply

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
kyrianer Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
kyrianer
Member

Muy interesante, llevo ya tiempo leiendo artículos de este sitio y hace unas semanas que dejé definitivamente el cristianismo. La fé por definición cristiana es la certeza de lo que se espera (se tiene una doctrina muy elavorada respecto lo que sucede al morir, cielo, infierno etc), y la convicción de lo que no se ve. Entiendo que la fé cristiana falla al imponer la esperanza en algo que realmente no se sabe si es cierto (aunque ellos aceptan eso a pies juntillas), y la convicción de lo que no se vé, en el cristianismo es aceptar la tridivinidad (aunque… Read more »

A %d blogueros les gusta esto: