Resp. 3742 – No fumar, gracias

Shalom estimado Moré

Desde hace un par de meses, y desde ahí todos los días, nacieron en mí las siguientes preguntas:

1- ¿Por qué hay judíos que tienen el vicio del cigarrillo?

2- ¿Hay alguna referencia bíblica explícita para fumar?

3- Y si así fuera, ¿fumar marihuana no sería «mejor» o más «sano»?

4- Hago la pregunta porque familiares míos fuman, y ninguno de ellos me ha dado una razón inteligente y basada en la Torá para justificar tal acto.
Simplemente he oído justificaciones sin sentido.

Con esto no quiero ofender ni juzgar a nadie, en lo absoluto…cada uno somos libres de decidir hacer lo que queramos…

Es sólo que para mi personalmente el cigarro es un vicio absurdo, sin aporte a la salud o a la vida, de hecho es todo lo contrario, y hasta cierto punto, una muestra de debilidad.

5- Si creo que puedo más que el yetzer hará, ¿por qué no podría tomar la determinación de dejar el cigarrillo?

6- También creo que en vez de gastar dinero en eso, se podría hacer más tzdaká, por mencionar algo.

No he podido encontrar una explicación lógica e inteligente para este acto, más que la simple debilidad y dependencia de algo que no es Hashem.

Repito que no es mi intención ofender ni mucho menos. Tengo claro que muchos son fumadores, y de verdad me gustaría escuchar argumentos para poder entender, y no tener pensamientos negativos hacia personas cercanas a mí…por el simple hecho de no entenderlos.

Espero mi duda sea bien acogida y pueda tener paz con respecto a este tema.

Shalom Ubrajot lekulam.
Ruth Morales

Shalom,
«¡Bendito el que viene en el nombre del Eterno!» (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenida y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Respuestas en su orden:

1- Porque, aunque resulte sorprendente para algunas personas, los judíos también son personas, con defectos y virtudes.
¿Por qué no habría de haber judíos con algún vicio, siendo que el vicio es un triste acompañante de las personas?

2- En todo caso, para NO fumar.
Dice el Eterno en su perfecta e inmutable Torá:

«Solamente cuídate y cuida mucho tu vida«
(Devarim / Deuteronomio 4:9)

En la actualidad, cuando sabemos sin dudas de que el vicio de fumar puede producir o causar unas mil enfermedades diferentes, es nuestro deber apartarnos de tal conducta negativa.
Debemos preservar en la medida de nuestras posibilidades nuestra salud e integridad física, emocional, social, mental y espiritual; y ciertamente que el perjudicial hábito de fumar atenta en contra de nuestro bienestar.

3- ¿Es más sano morir de un infarto que de leucemia?
Como debemos cuidar mucho nuestra vida, pues tal es la ordenanza divina, es nuestro compromiso y responsabilidad evitar toda adicción, vicio o daño.

4- Entre los jasídicos del pasado, cuando no se tenía conciencia del daño que producía el fumar, se lo relacionaba con actitudes místicas.
Esa presunción mística no puede ni debe ser sostenida en la actualidad, cuando se conoce lo destructivo del fumar.

5- Como poder, puede hacerlo.
Pero no todo depende de la voluntad personal.
Es necesario mucho entrenamiento para que solamente la voluntad, o la buena intención, conquisten el corazón y su tendencia a lo negativo.
A veces se precisa de la ayuda externa, de expertos, medicamentos, terapia, etc.
Y siempre, pero siempre, de depositar la confianza en el Eterno y hacer aquello que nos compete para mejorarnos.

Recuerde que con buena voluntad no conseguimos todo lo que nos proponemos, porque no somos todopoderosos, ni siquiera somos poderosos.

6- De acuerdo.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribco

 

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Para enviarnos sus consultas, preste atención a las reglas de nuestro sitio,
léalas haciendo clic aquí.

Technorati Tags:

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: