Resp. 4079 – Profetas y visionarios

consulta:

Buen dia.
En una respuesta que usted dio menciona que hay diferencia entre profeta y visionario. Indica que Daniel no es profeta sino visionario. Podria decirme la diferencia por favor.
Gracias.
Uriel Chaves

Shalom,
«Bendito el que viene en el nombre del Eterno.» (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Existe una gama gradual de niveles de la revelación divina.

En el nivel más alto se encuentra Moshé Rabenu, en el ápice de la experiencia profética. Inigualado e inalcanzable por otro hijo de mujer.
Él dialogaba con el Eterno como un hombre con su amigo (es una metáfora).

En el nivel más bajo de todos se encuentran los difusos sueños, en los cuales arañamos borrosos datos, fragmentos nebulosos, inspiraciones oscuras, que se pierden en la confusión de nuestras mentes y ánimo.
Son imágenes, sonidos, que difícilmente podemos discernir si se tratan de sueños nacidos en nuestros deseos o temores, o en la conexión a la Red espiritual universal.

En un nivel bajo, un tanto más elevado que el anterior, se halla la visión en sueños, como las de Daniel. Que son confusas, poco claras, sin certeza de cual es el mensaje de las visiones o audiciones. Tal como el mismo Daniel declara, por ejemplo: «Sucedió que estando yo, Daniel, meditando en la visión y procurando entenderla» (Daniel / Daniel 8:15); es decir, estaba indeciso, dudoso, cabildante, sin poder dar una correcta y precisa interpretación a las visiones pasajeras que lo habían inspirado.

En un nivel bastante más alto se encuentran los verdaderos profetas. Personas que tienen seguridad de lo que han visto y que comprenden con precisión el contenido del mensaje revelado por el Eterno a ellos.

Existen diferentes grados más, pero a modo de respuestas vale lo que le he mencionado ahora.
Si desea profundizar, creo que he escrito hace años una respuesta más extensa, o puede inquirir en la «Guía de Perplejos» de Maimónides.

Tenga presente que no es vano que nuestros Sabios ubicaron al libro de Daniel en la sección de «Libros inspirados» y no en la de «Libros proféticos», puesto que Daniel no llegó a ocupar jamás la posición de un profeta, ni sus visiones tienen el valor de las emitidas y registradas en el Tanaj, en la sección de los Profetas.

Invitamos a los lectores a comentar y tratar de responder a su consulta, y le invito a continuar visitando nuestros sitio para descubrir que quizás ya hemos dado respuesta a sus interrogantes.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: