Resp. 6129-Venir al lado luminoso de la existencia, siempre hay tiempo

Buenas noches honorable more.
Mi nombre es Moisés… de 69 años, de nacionalidad mexicana.

1- Desde mi juventud comencé a estudiar Torá,
2- hasta llegar a director de Institutos.

3- Lamentablemente lo hice desde una perspectiva cristiana.
4- (pido perdón al Eterno),
5- lo hice por ignorancia.

6- He leído sus artículos
7- y creo que ustedes (los judios), son el pueblo que recibió la Tora,
8- el pueblo de pactos con el Eterno.
9-

Deseo estudiar «Los escalones para el correcto estudio»
10- (Usted sugiera por donde debo empezar).

Muchas gracias.




Shalom, muchas gracias por su consulta/misiva.
Me tomé el atrevimiento de poner números en ella para poder ir haciendo comentarios, o brindando respuestas, de una manera más eficiente y ordenada.
Le aviso que mis palabras, aunque suenen duras, son nacidas en el respeto y el amor hacia Dios y hacia usted.
Serán algunas de ellas de amonestación, lo que no me produce en lo más mínimo placer, sino mucho dolor, pero es necesario que despierte a la realidad espiritual y se pueda apartar de la oscuridad en la que ha vivido y abrazar la LUZ para ayudarme a difundir Luz.
Espero que lo sepa apreciar, que le sea de bálsamo amargo pero curativo.
Es la hora de hacer bien las cosas, no es tarde, ni siquiera teniendo 69 años de recorrido en este mundo.

Aquí van:

1- No apreciado señor, usted en ningún momento estudió Torá.
La Torá no es solamente el Pentateuco, ni siquiera los 24 libros que componen el TANAJ, el perversamente llamado Antiguo Testamento por los ajenos y opuestos al Eterno.
La parte escrita de la Torá apenas es la punta de un inmenso iceberg, cuya mayor parte se encuentra bajo las aguas del océano y es la Torá Oral.
Para estudiar Torá es imprescindible tener un maestro judío entendido y preparado que le enseñe a uno. Es una tarea que no tiene fin.
Por lo cual, estoy seguro que usted habrá leído las invenciones que se hacen llamar traducciones de la Biblia Hebrea; habrá recibido alguna instrucción de maestros foráneos y despistados, es decir, personas que no cuentan con el conocimiento y las claves de la Torá. Son esos maestros del error que hacen que sus seguidores se pierdan detrás de fantasías e idolatría.
Por tanto, aunque sea un gran dolor para usted, tome conciencia de que en modo alguno comenzó a estudiar Torá en su juventud, y nunca lo ha hecho.
Es más, ni siquiera debe hacerlo.
Es más todavía, si lo hiciera estaría actuando fuera del terreno que el Eterno le habilitó para que usted participe.
Pues la Torá es patrimonio exclusivo del pueblo judío, de nadie más. Porque tal fue la Voluntad del Padre.
A lo sumo usted podría aprender lo que verdaderos maestros de Torá compartieran con usted, porque consideraran que es apropiado que usted lo recibiera, porque eso serviría para nutrir su alma noájica (de gentil, es decir, no judío).
Porque solamente tiene permitido recibir enseñanza de parte de maestros judíos que conozcan de la misma y que sepan perfectamente lo que es apropiado para el gentil recibir, que es aquello que lo reforzaría y afianzaría en el cumplimiento de los mandamientos que le corresponden, de acuerdo a su propia identidad espiritual.

2- Habla muy bien de su persistencia e inteligencia, pero es una tristeza enorme que haya sido usada para algo que no le es permitido ni le brinda recompensas en el mundo de la Verdad (el espiritual).
Es una pena que no haya estudiado lo que Dios quería que en verdad estudiara, ni que enseñara lo que Dios en verdad quiere que usted enseñe.
Es triste que haya dedicado su vida a profundizar en el error, y en la idolatría me supongo, y llevado a centenas o quizás a miles hacia el lado oscuro en lugar del abrazo verdadero con el Padre.
Pero, todo ese poder terrenal que seguramente ha logrado cosechar es una excelente herramienta ahora para hacer bien las cosas, para despertar usted y entonces ayudar a la gente de su familia, a sus alumnos, a todos los que usted pueda influir positivamente para que dejen el lado oscuro y se pasen a la claridad de la lealtad pura, santa y sencilla del gentil que ama al Padre y vive de acuerdo a Su Voluntad.
¿Quiere hacerlo?
¿Quiere ser ahora director de institutos de enseñanzas espirituales ciertas y que llenen de bendición a este mundo tan necesitado de SHALOM?
¿Está dispuesto a hacer su mejor esfuerzo, sin desmayo no pausa, para corregir todo lo que esté a su alcance y entonces ser un verdadero constructor de SHALOM, un humilde y distinguido socio del Creador?
Sepa usted también, que estamos “obligados”, por así decirlo, a servir a nuestro Creador con todos los elementos y herramientas que hemos adquirido a través de los años, por lo cual sería muestra enorme de lealtad y fidelidad que se disponga con todas sus fuerzas y corazón, a transmitir el sagrado legado que Dios otorgo para los suyos (los gentiles).

Yo desde ya confío en usted, ahora falta saber si usted también lo hace.

3- Así mismo es.
Total y absolutamente lamentable.
Es excelente que usted lo haya dicho, que lo sienta, que lo sepa, que por tanto esté con la voluntad de hacer lo que puede para corregirlo.
Porque solamente saberlo y no hacer su parte en la corrección, solamente agravará el daño en usted y los que prestaron atención a sus equívocas enseñanzas.

4- Muy bien, pero debe saber de la gravedad, profundidad y extensión del error para poder corregirlo.
Y el perdón del Eterno es totalmente secundario al perdón que debe pedir al prójimo que ha conducido por el camino oscuro.
De poco y nada sirve pedir perdón a Él cuando es necesario corregir, en la medida de lo posible, el daño causado al prójimo.
Por eso su primera prioridad desde ya, sin perder tiempo, es iniciar una campaña de restauración del prójimo, llegar a la mayor cantidad de personas posible, ayudarlas a regresar del lado oscuro.
Comenzar a predicar con humildad el verdadero sendero que corresponde al gentil, ayudarme a que pueda hacerles llegar el mensaje que Dios me permite que les haga llegar.
¿Está dispuesto a hacer su parte para que ese perdón que pide a Dios sea uno efectivo y no solamente un amable sentimiento sin resultados?
Yo creo que usted es un hombre inteligente e instruido, de buen corazón, que sabe que tiene por delante una tarea enorme pero imprescindible de hacerse.
Desde ahora, sin dilación, sin excusas, sin darle más lugar al EGO para que siga esclavizándolo.
¿Quiere la bendición para sus hijos, nietos, amigos, discípulos, vecinos, comunidad, el mundo?
Está en sus manos apreciado señor Moisés, solo en sus manos y boca para ponerse en campaña de restauración.

5- No lo dudo.
Ahora es tiempo de alumbrar con la LUZ del Eterno esos rincones oscuros.
Es tiempo de quitar al ídolo que gobernó en su vida.
Es la oportunidad de corregir el rumbo y ser el capitán de un gran cambio positivo en la vida de la gente en la cual usted puede influir.

6- Qué bueno que mi humilde trabajo de tantos años sirva para ayudar a mis hermanos a despertar.
¡Que no quede en lectura!
¡Que no sea solamente un despertar momentáneo, sino que provoque una revolución profunda en su vida y en la de su entorno!
Una revolución pacífica y guiada por la NESHAMÁ, con el idioma del AMOR.
Para que se produzca la evolución indispensable, también llamada Era Mesiánica.
¿Quiere ser mi socio en esto?
Y más importante, ¿quiere ser socio del Eterno?
Hasta ahora su trabajo, distinguido Sr. Moisés, sirvió para obstaculizar el pasaje de la LUZ, ¿quiere ayudar las cáscaras y máscaras, los pesados velos de oscuridad, que ayudó a poner en su vida y en las de sus continuadores?
¡Hágalo!
¿Quiere darme una mano en esta sagrada tarea?
Si la respuesta es sí, haga de serjudio.com su hogar, use el enorme material de FULVIDA.com, difunda con determinación, paciencia y amor el precioso legado y la porción de eternidad que Dios dio como herencia para los gentiles y póngase en campaña para colaborar a rescatar a sus hermanos de la terrible maldición del ídolo del madero, así como del oscuro reinado del EGO,
¿Le gustaría ser un emisario del lado luminoso de la existencia?
Entonces… ¡hágalo!

Ya sabemos que no quiso hacer el mal, pero el mal está hecho.
Ya sabemos que su intención fue y es buena, pero el mal está hecho.
Es hora de cambiar, de TESHUVÁ, de AMOR y no más de EGO.

7- Sin dudas, así es. Para nosotros, los judíos, para siempre.
Es nuestra, no de los pueblos.
Pero las enseñanzas de ella nos permiten ayudar a nuestros hermanos a encontrar la senda, hacer brotar la LUZ en sus vidas.
Esa es nuestra tarea, la de los judíos, ser Luz para las Naciones.

8- Eso es cierto a medias.
Porque usted, como hijo de las Naciones, también tiene un pacto eterno con el Padre.
Es el pacto que se suele llamar NOÁJICO, el de los Siete Mandamientos Universales.
Una alianza eterna del Padre con la humanidad, a través de los gentiles y exclusivamente para los gentiles.
Nosotros, los judíos tenemos otro pacto, tan valioso y eterno como el que usted tiene.
Por tanto, hagamos cada uno nuestra parte en esta sociedad que sellamos con el Todopoderoso.
¿Le parece?
¿Quiere aprender lo que le corresponde?
¿Quiere ayudarme a hacer crecer su vivencia espiritual y la de la gente en la que usted tiene llegada?

9- No sé qué quiere decir usted con esa frase de los escalones, y creo que no me interesa saberlo tampoco.
Lo que me parece importante es que aprenda acerca de SU pacto con el Padre, de lo que tiene para hacer, de lo que puede colaborar, de como llenar su vida de la LUZ que ya está en usted pero ha oscurecido por el Sistema de Creencias perturbador de la idolatría.
Le ofrezco me ayude a ayudar, para que de esa manera usted se ayude a ser un leal hijo del Padre.
¿Quiere?
¿Está de acuerdo?
Usted seguramente tiene múltiples herramientas que sabe usar y que le convierten en un sagrado instrumento en la Obra del Padre, para permitir que la LUZ alumbre.
Pero, ¡depende de su decisión!
Depende que cuán realmente quiera estar trabajando para el Eterno, a pesar de las dificultades que enfrentará, de los conocidos que se le opondrán, de los anatemas que caerán sobre usted de parte de los que se suponen son amigos y seguidores.
Debe saber que las tareas de Noaj/Noé, de Abraham, de Moshé no fueron sencillas, pero ellos tuvieron que hacerlas porque estaban en el lugar correcto y eran la persona indicada.
¿Se anima a ser la mejor versión de usted mismo ahora que ha comenzado a despertar?

10- Creo que ya lo hice, ¿le parece?

Le deseo lo mejor.
Tenga un excelente día, shalom y bendición.
Espero su veloz y acertada respuesta para convertirse en mi socio, en socio del Señor, en corregir el camino suyo y de los que vienen tras de usted.


Enviar una pregunta         Ver otras preguntas

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: