Resp. 6140 – me afectaria el rechazo de los demás

Pedroluntertien nos consulta:

shalom
Hoy me encuentro en un gran dilema y no se como solucionarlo , creo que en el fondo no busco una respuesta a una pregunta sino un consejo
1- yo amo al judaismo leo sobre el , me intereso hasta por los detalles mas mínimos
2- domino con fluidez los temas como las doctrinas las escrituras etc.
3- y sinceramente me quiero convertir
4- el echo es que tengo 16
5- y mi timidez es maxima
6- y la idea de entrar a una sinagoga solo me espanta ya que me afectaria
el rechazo de los demas,
7- es que nunca entre a una.
pedro

Shalom, gracias por su misiva.
El contenido central de mi respuesta no sera tratar de posibles conversiones, sino de aprender a gestionar nuestras respuestas y reacciones ante las adversidades, reales e imaginarias.

Vayamos por partes, siguiendo la numeración que intercalé en su carta.

1- Para amar realmente es indispensable conocer.
Para conocer y amar no basta con leer, ni siquiera mucho ni profundamente.
Porque el conocimiento no queda restringido solamente a lo teórico, sino que necesariamente requiere de la práctica, de la actitud adecuada.
Por tanto, con su permiso joven Pedro, yo con todo respeto cambiaría su “amar al judaísmo”, por “estoy intensamente interesado en lo que me parece que el judaísmo es”.

2- Nuevamente con todo respeto y aprecio le quisiera corregir.
Es absolutamente imposible que “domine con fluidez” algo sustancial del judaísmo, porque el judaísmo no se aprende en lecturas, ni llenándose de frases y lemas de sabios o presuntos sabios.
Ni siquiera los más grandes expertos judíos creo que se aventurarían a afirmar que dominan con fluidez todo lo que es el judaísmo.
A pesar de que ellos lo vivan constantemente, lo estudien, dialoguen de él, su vida se encuentre totalmente sumergida en las cuestiones personales, familiares, comunitarias, metafísicas del judaísmo.
Por lo que, joven amigo, me parece que su dominio parcial derivado de sus lecturas, de vaya a saber qué fuentes, no lo hacen experto. Igualmente, comprendo que su juventud y pasión por el tema lo llevan a sentirse de esta forma, dominando un tema inabarcable e inaccesible para quien no está sumergido a pleno en él en conocimiento, práctica y actitud.
Como sea, es noble su interés y aprecio su esfuerzo y cariño.
Le aliento a que continúe estudiando, pero siempre con humildad y paciencia.
Ambas dos actitudes fundamentales para las respuestas que vienen a continuación.

3- Me parece muy bien, pero deberá pasar el escrutinio del experto judío que decidirá los pasos que podrá usted dar en su deseo al respecto.
La conversión al judaísmo NO ES un derecho de los gentiles, es una opción que la ley judía permite opcionalmente,

4- Recuerde que para convertirse es necesario el consentimiento de sus padres, siempre que esté bajo la tutela de ellos.
El judaísmo hace hincapié en el respeto a las leyes del lugar de residencia, en tanto no lleven a contradicción con leyes inviolables del judaísmo.

5- Es algo a tomar en cuenta, pero que no sea una excusa para no hacer aquello que debe hacer; o, como en el deseo de conversión al judaísmo, aquello que está decidido a hacer.
Cuando uno es humilde, la timidez puede ser un obstáculo pero nunca una muralla insalvable.
Recordemos que humildad, en sentido tradicional judío, es tener conciencia de los propios defectos y virtudes, conocer las limitaciones pero también el potencial, y por tanto no valorarse incorrectamente sino con atinada justicia.
En otras palabras, el humilde es alguien con su autoestima bien ajustada.
Tomando en cuenta esto, me parece mucho mayor enseñanza la de la humildad que seguir hablando de conversión (cosa que ya explique en mil posts en este hogar).
Si deja de lado la excusa de la timidez, aunque sea sienta y crea tímido, y pone por delante su objetivo, que al momento de esta misiva es convertirse leal y lealmente al  judaísmo: ¿qué es lo que debiera hacer?
Y lo mismo para todas las cosas de su vida. Mañana cuando se encuentre con una dama que le atraiga y quiera conocerla, ¿estará también la timidez matando su felicidad?
Para todo recuerde la humildad, la correcta autoestima.
Seguramente que a cada paso podemos resbalar, siempre hay chance de meter la pata, podemos fracasar; pero ¿el miedo será el amo y usted realmente habrá fracasado siquiera antes de empezar?

6- En la vida nos van a rechazar más de una vez, como nos van a querer más de una vez.
A la sinagoga que usted pudiera ir, nadie tiene la obligación de recibirle, ni darle paso, ni ofrecerle una cita con el rabino, ni nada.
De hecho, vaya con la idea de que no será recibido y que usted puede ser un poco persistente, pero siempre con respeto porque la admisión a ese lugar no es su derecho, ni el deber del otro de recibirle allí.
Puede que trate unas cuantas veces hasta que la puerta se abra. O que sea en otra sinagoga donde se dé la oportunidad.
Nunca lo sabemos antes de hacer la gestión, por tanto, sabiendo que el rechazo es una opción firme, y más que probable, entonces no lo tome como una afrenta personal. Nadie tiene nada en su contra, ni en contra de los gentiles en general. Simplemente, no somos proselitistas y hemos sufrido muchísimo por muchísimo tiempo como para dejar abiertas nuestras casas para que entre cualquiera que no conocemos. De hecho, actualmente las personas e instituciones judías deben ir con suma precaución porque no faltan los antisemitas, a veces disfrazados de anti Israel, que no se quedan solamente con el discurso del odio, o con la fobia más o menos disimulada. Es habitual que ocurran actos violentos contra personas e instituciones judías, por lo cual sería muy tonto de nuestra parte no tener seguridad preparada. Además, la inseguridad es una constante lamentablemente en muchas partes de este mundo actual, tan avanzado en algunas cosas y tan salvaje en otras.
Por lo cual, lo más aconsejable es que encuentre una manera respetuosa de ponerse en contacto con el rabino de la sinagoga, hable con él, le exponga sus cuestiones y recuerde tener el aval de sus padres para todo esto.

Le deseo lo mejor, y si no es dentro del judaísmo no se desanime.
La porción que le tocó, el noajismo, es brillante, sagrada, un camino seguro al Padre y a la dicha en la posteridad.
Estudie de noajismo, porque por ahora ese es su patrimonio, su legado, su destino.
Ame su identidad noájica, porque ella está en usted, es usted.
A ella sí la puede amar en poco tiempo y por mucho tiempo.

Shalom.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: