¡ganancias!

"…no tendrás en tu bolsa pesa grande y pesa chica… Pesas cumplidas y justas tendrás" (Devarim 25:13, 15)

Al día siguiente de haberle prestado una olla, el vecino la devolvió con unos cucharones.

Extrañado el dueño de la olla preguntó: ¿Y estos cucharones? Yo no te los di…

Y el otro le explicó que por la noche escuchó unos ruidos en la cocina, fue a ver, y sorpresa, la olla había engendrado los cucharones… El dueño de la olla se quedó con la misma y con sus raros descendientes.

Al mes de haberle prestado el martillo, el vecino lo devolvió junto a una pinza y docenas de clavos. Al inquirir el dueño del martillo por los elementos que él no había prestado, escuchó que el vecino le explicó que durante este tiempo el martillo prestado había conocido a la pinza, se enamoraron, formaron un hogar y criaron los pequeños clavos… El dueño del martillo maravillado se quedó con su martillo, su nueva pinza y sus clavos.

Un buen día este simpático vecino pidió prestado el jarrón de oro. Con suma alegría el codicioso dueño le prestó la valiosa pieza.

Al pasar el tiempo, más de la cuenta, y no ser devuelto, fue el dueño a reclamar por su pertenencia (y por los probables descendientes, suponemos).

El vecino lo recibe con cara de circunstancias, y le explica que el jarrón conoció a una jarra de cristal y una noche, sin aviso…huyeron.

"Pero, ¿cómo!" – pregunta, el dueño, "piensas que soy tonto para creer esa estupidez."

Y respondió el pícaro vecino: "Si creíste que las otras cosas tuvieron hijos, y que se casaron y todo lo demás; ¿por qué no crees ahora lo del jarrón?"

La persona que cree que tomando ventaja sobre los demás por medio de la estafa, la usura, la mentira, el engaño, la violencia, etc. se beneficia; en realidad, en lugar de favorecerse, lo que se provoca es en definitiva un daño incomparablemente superior a las ganancias que pudiera obtener honestamente.

La Torá reitera, los profetas recalcan, nuestros jajamim enseñan: es la corrección y la justicia el único camino que provee a la persona de verdaderas ganancias.

Preguntas:

  1. ¿Cuáles personajes relacionados con la historia judía fueron descendientes de Amalek?
  2. ¿Cuál es el peligro de dejar el tejado de la casa sin cercar?

De la parashá:

Amalec

"(17) Acuérdate de lo que te hizo Amalec en el camino, Cuando salisteis de Mitzraim;

(18) Que te salió al camino, y te desbarató la retaguardia de todos los flacos que iban detrás de ti, Cuando tú estabas cansado y trabajado; y no temió a Elokim.

(19) Será pues, Cuando Hashem tu Elokim te hubiere dado reposo de tus enemigos alrededor, en la tierra que Hashem tu Elokim te da por heredar para que la poseas, que raerás la memoria de Amalec de debajo del cielo; no te olvides."

(Devarim 25:17-19)

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: