Resp. 6147 – duda del salmo 51

faviomad nos consulta:

mi pregunta es la siguiente:
según el versículo 5 del salmo 51, donde dice: \”He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.\”.
1- ¿Se refiere esto ha que el rey David fue concebido por medio del adulterio?
2- y si no es así ¿a que se refiere con la frase \”en pecado me concibió mi madre?
muchas gracias y bendiciones, shalom.
favio madrid 19 años estudiante

Shalom,
“Bendito el que viene en el nombre del Eterno.” (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

El verso en cuestión es el 7, al menos en la versión judía tradicional, que digamos es la única que interesa.
Además, una traducción más idónea sería: «He aquí, en falta he nacido, y en pecado me concibió mi madre.» (Tehilim/Salmos 51:7)

Vamos a responder en su orden:

1- No, porque no fue concebido en adulterio.

2- Para comprender cabalmente el versículo se precisan al menos dos cosas:

a- un maestro judío preparado y que sepa la materia y enseñe lealmente de acuerdo a las enseñanzas de sus maestros;
b- prestar atención al contexto, que en buena medida permite ubicar el sentido del texto.

Ahora le daré una interpretación basada en varias tradicionales y que puede ser de utilidad para la vida cotidiana del lector:

He aquí, en falta he nacido“: todo ser humano nace con el EGO, que es la respuesta automática y natural ante la impotencia (no poder). Es bueno, es normal, es necesario, es estupendo que así sea. Pero, lo habitual es que ese EGO saludable se vaya corriendo y abarcando funciones que no le competen, llevando así a la persona a vivir situaciones erróneas, antagónicas al código ético/espiritual (que son los Siete Mandamientos para los Gentiles, lo que le corresponde de los 613 mandamientos de la Torá para el judío).
En principio estas divergencias no ocurren por un deseo o voluntad de hacer daño, ni por violentar reglas, ni por oponerse al Señor, sino de manera impensada, resbaladiza, que no genera rechazo o conflicto.
Así somos, así estamos hechos, porque en falta hemos nacido, tendientes a pecar, porque somos seres de LUZ recubiertos en una existencia limitada y plagada de impotencia.
Por superar nuestras limitaciones gracias al esfuerzo, por crecer a pesar de las contras, es que vamos generando placer auténtico, que nos lo ganamos, que es merecido. Vamos sembrando logros para cosechar el gozo del mérito de la buena acción realizada. Entonces, nos coordinamos con la NESHAMÁ (espíritu) llevándonos a cumplir nuestra misión sagrada.

en pecado me concibió mi madre“: por el mero hecho de ser humanos ya nacemos con la tendencia que nos apartará de la NESHAMÁ, estamos condenados a desviarnos de la buena senda. No porque estemos fallados, no porque seamos inmundos de nacimiento, no porque haya un pecado original que nos tiene atrapados y no tenemos como zafar de él, no por maldad del sistema creador por el Señor.
Sino por la propia realidad de los hechos. Somos NESHAMÁ, pero debemos vivir una vida concreta, limitada, ignorante, que nos zarandea de impotencia en impotencia. No tenemos cómo manifestar la plenitud de la LUZ, no podemos estar descarnados existiendo meramente como NESHAMÁ en este mundo. Por tanto, el error, el desvío, el pecado e incluso la rebeldía son parte de las posibles reacciones automáticas que condicionan la construcción de nuestra personalidad.
Nacemos y estamos destinados a pecar; por eso mismo el Creador nos ha dado elementos para conquistar nuestro retorno a la senda de la LUZ. Pero, debemos estar dispuestos a hacer ese recorrido. A despertar la conciencia, a mantenernos despiertos, a cambiar de conducta, a generar nuevos y positivos hábitos, a construir SHALOM en cada momento.
Por ello nos indica el salmista que desde su concepción está inmerso en el pecado, porque tal es la realidad de la persona humana.
David lo sabe, lo confiesa, lo asume y no se amilana para avanzar hacia el lado correcto. A veces tropieza, a veces cae, a veces retrocede, pero no deja de lado la meta ni permite que el engaño le asfixie hasta que olvide su destino de Eternidad.

Espero que el lector pueda entender esto que he querido expresar, pero siento que he sido bastante complejo y quizás no haya conseguido mi cometido de dar una respuesta clara y efectiva.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando .

 

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: