Parashat Vaigash 5771

????

Shabbat Tevet 4, 5771 – 11/12/2010

PARASHÁ: VAIGASH

Parashá: Bereshit / Génesis 44:18 – 47:27

Haftará: Iejezkel / Ezequiel 37:15 – 28

 

Algunos conceptos, preceptos o valores de la parashá

  1. Construir Shalom como primera opción siempre.
  2. Saber actuar con independencia.
  3. Defiende y lucha por lo bueno y justo.
  4. Desarrollar una correcta autoestima.
  5. Conocer nuestra historia familiar y reconocer los mecanismos que nos marcan dentro de ella.
  6. El valor de la adecuada valentía.
  7. Aprender a confiar en Dios, sin por ello dejar de hacer lo que te corresponde.
  8. Saber agradecer, uno de los fundamentos esenciales de la persona buena.
  9. Amor a la familia.
  10. Respeto a los padres.

"Si vuestro hermano menor no viene con vosotros, no veréis más mi cara"
(Bereshit / Génesis 44:23)

Hay grandes sabios, a veces incluso de Torá, que se aíslan de su prójimo, y parecieran preocuparse solamente por ellos y su espiritualidad.

Sin embargo, la Torá nos da una pista: debemos ir nosotros hacia Él, pero, acompañado con nuestro hermano menor, es decir, con el menos formado, el menos apto o educado.

Da la mano a tu prójimo, sin juzgarlo, sin juzgarte;
aceptan que él yerra así como aceptas que yerras;
y busquen juntos mejorar.

De no hacer así, el Todopoderoso, no querrá ver nuestras caras.

Basado en enseñanzas del Rav Levi Itzjac de Berdichev.

 

Enseñanza para comentar y pensar: La cadena invisible

En un lujoso palacio vivía el gobernador de una poderosa provincia.
Entre sus muchos tesoros se contaba un descomunal perro, corpulento, feroz y de fuerte temperamento.
Pretendía exclusividad, por lo que sin mediar ladrido o gruñido, se abalanzaba encima de cualquier can que anduviera en la cercanía de su amo.
Para prevenir incidentes (hasta ahora ningún perrito había perdido alguna extremidad, ningún dueño recibido algún tarascón), el presuntuoso come-cuzcos era paseado siempre sujeto por una fuerte y pesada cadena.
Dicen los intrépidos, esos que no temen represalias de las autoridades, que así como el perro era su amo…

Cada vez que el perro se encontraba con otro congénere, jalaba de la cadena con todas sus fuerzas.
Su patrón lo sostenía con fuerza, en tanto le decía: "…vamos, vamos… no ataques al perrito…un perro de tu nobleza no se detiene a confrontar perritos que no son de su categoría…".
El perro seguía por un rato más su espectáculo de ladridos, gruñidos, amenazas, zarpazos, jaleos, con implacable muestra de fidelidad a sí mismo…
Todos temían a semejante mastín mastodonte, retenido apenas por una fuerte cadena metálica.
Pero… ¿qué pasaría el día que algún jalón se partiera?
¿Quién podría detener a la fuerza descontrolada del tremendo cánido?

No sabemos si a causa de su apretada agenda de trabajo, o porque se cansó de pelear con su cachorro, el gobernador dejó el paseo del perro a cargo de un nuevo empleado de palacio.
El muchacho  acababa de llegar de una lejana comarca y no tenía idea de la fama terrible del perro, tampoco nadie le advirtió para que anduviera con cuidado especial.
En su primer paseo, el perro del amo corrió violentamente al ver a otro perro, el muchacho desprevenido no atinó a sujetar con la fuerza requerida la cadena.
Al aproximarse al otro perro, el feroz animal se detuvo… lanzo unos tremendos gruñidos, el perrito se acurrucó dentro de sí mismo, en tanto que el iracundo mastín regresó con principesca parsimonia adonde se hallaba el azorado empleado, recogió entre sus fauces la cadena del piso y reanudó la marcha.

¿Qué milagro había acontecido?
Nadie lo sabe a ciencia cierta… quizás tú te atrevas a develar el misterio…

 

Preguntas para reflexionar

  1. ¿Qué aspectos de mi persona puedo mejorar? ¿Cómo puedo lograrlo?
  2. ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?
  3. ¿Alguna vez influenciaste o ayudaste a mejorar la vida de alguien? ¿En qué sentido? ¿Cómo te sentiste posteriormente?
  4. ¿Sabes decir “no” frente a circunstancias que así lo ameritan?

¡Les deseamos Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco

Textos originales de Yehuda Ribco y otros que son seleccionados de:

1. "Un principio sin final", del Rabino Aarón Ribco

2. “Aromas del Paraíso”, del Moré Yehuda Ribco

Imágenes sin copyright tomadas de diversas fuentes.

 

El material de esta publicación puede ser empleado libremente siempre y cuando se mencione el sitio SERJUDIO.com y el autor YEHUDA RIBCO.
Se agradece notificar por email del uso de este texto.
Recuerde colaborar con nuestra tarea, gracias.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: