Parashat Vaerá 5759

En el segundo pasuk de la parashá (Shemot 6:3), leemos lo siguiente: "Y aparecí a Avraham, a Itzjac y a Iaacov bajo el nombre de Dios Omnipotente…", a lo cual el excelso RaSH"I comenta: "A los (tres) patriarcas". Es obvio que cuestionemos: ¿cómo el sabio comentarista se limita a decir esto? ¿Acaso es necesario que se nos recuerda quienes son estos tres personajes mencionados por el Eterno? ¿No sabemos nosotros que ellos tres son los patriarcas?

Si seguimos al Jatam Sofer podemos encontrar en el escueto comentario del sabio medieval una gran enseñanza.

La palabra "patriarcas" en hebreo generalmente se dice "Abot", y podemos encontrar en esta voz una asociación etimológica con el concepto: "querer" o "desear".

Por lo que podemos concluir que H’ sólo se aparece, se manifiesta, ante los que "quieren" presenciarlo.

Es claro que presenciar a H’ es una forma de decir sentirLo, apreciar Su existencia, someternos a Su Deseo.

Es decir, el deseo de H’ nos permite aproximarnos al Deseo de H’.

Nuestros patriarcas tuvieron el mérito de ser los inciadores en el camino que lleva a la adhesión con el Eterno, supieron de altibajos, dudas, hesitaciones, pero en definitiva marcaron la senda correcta, que en esta parashá Moshé comienza a recorrer a su vez, intentando llevar al redil Sacro a los Hijos de Israel.

Moshé, aparentemente, también manifiesta sus dudas, hasta el punto de interpelar a H’ diciéndoLe:

"Y respondió Moshé delante de Hashem, diciendo: He aquí, los hijos de Israel no me escuchan: ¿cómo pues me escuchará Faraón, mayormente siendo yo incircunciso de labios?" (Shemot 6:12).

Si apreciamos que en Sanhedrin 98 se nos advierte que el hijo de David (Mashiaj) no vendrá hasta que todo el Pueblo sean justos o todos perversos, podemos decir que Moshé tuvo que demostrarse como "poco justo" frente a H’ para poder atraer la Salvación de aquellos tiempos, por lo cual se opone a los Deseos del Eterno, da excusas, no quiere actuar de acuerdo a las órdenes de H’. Todo para atraer la pronta salvación para todos.

Moshé en más de una oportunidad tuvo que sacrificar su propia voluntad, su deseo en aras del quisquilloso Pueblo, aun resistiéndose a los designios de H’. Sin embargo, Moshé podía hacer eso, por sus propias cualidades, por sus grandes méritos, por su estatura moral, y porque el mismísimo H’ le dio esa prerrogativa, o acaso ¿no se manifestó frente al profeta "frente a frente"?

Si H’ sólo se "aparece" frente a quien se lo merece, ¿podemos calcular el grado de merecimiento de Moshé?

Seguramente no.

Un último detalle, en el pasuk en el que H’ frente a Moshé Se denomina "Heihe asher heihe" ("Soy el que Soy, o Seré el que Seré") (Shemot 3:14), el RaMBa"M explica: "Seré (estaré) con aquellos que quieren (desean) que esté con ellos…"

Ahora, cuando tan frecuentemente se nos pregunta: ¿Por qué Dios no se aparece ahora como en épocas pasadas? Ya podríamos ir respondiendo, ¿Acaso estamos deseos realmente de sentir Su Presencia?

Shabbat Shalom les desea Yehuda Ribco


Resumen de la parashá

Por causa de personas inescrupulosas, el que desee el resumen de la parashá contáctese con nosotros via mail, que se lo enviaremos a la brevedad.

Preguntas:

  1. ¿Qué plagas son mencionadas en esta sidrá?
  2. ¿Cuándo los brujos egipcios reconocieron su impotencia y el poder de H’?
  3. ¿Quién no sufre de las plagas?
  4. ¿Quién tenía su corazón endurecido? ¿Por qué es así?
  5. ¿Dónde vivían los israelitas?
  6. ¿Por qué los israelitas no escucharon a Moshé con sus promesas de Libertad?
  7. ¿Por qué no lo escuchó el Faraón?
  8. ¿Quién era el encargado de "Relaciones Públicas" de Moshé?
  9. ¿Qué pedía Moshé siempre?
  10. ¿Cómo vemos la bondad de H’ a pesar de las plagas que envía?
FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: