Behalotejá –Humildad, antítesis de Lashón Hará

CUÁL ERA LA PRINCIPAL CUALIDAD DE MOSHÉ?

Síntesis de la Perashá:

Esta Perashá trata de: El encendimiento de la Menorá una vez inaugurado el Santuario, la consagración de los leviim, la celebración de Pésaj en el desierto (también se habla de Pésaj Shení); las señales con la cuales el pueblo de Israel tenía que viajar o dejar de hacerlo. Antes de partir hacia la tierra de Israel, Moshé invita a su suegro a unirse a ellos. El primer viaje, con el Arca del Pacto de Di-s viajando ante ellos. En este punto ya estaban en cierta forma listos para ir a Israel, pero empezaron con pretextos de tonterías, como el de querer comer carne (y en respuésta Di-s les trajo codornices), y así, con error tras error, se postergó la entrada a Israel 39 años, permaneciendo 40 en el desierto. También se habla en la Perashá de cuando Hashem faculta de espíritu de profecía a 70 ancianos (más otros dos en el campamento), y por último cuenta la Perashá de cuando Miriam padeció de lepra bíblica por haber hablado en cierta forma de Moshé.

Mensaje:

El líder por excelencia del pueblo de Israel, y el profeta de todos los profetas, fue Moshé. La máxima revelación divina de todos los tiempos, fue a través de Moshé (a excepción de los Primeros dos Mandamientos los cuales se revelaron directamente al pueblo, acontecimiento que facultó a Moshé como auténtico profeta y titular transmisor de la Torá). La Torá misma atestigua que no habrá otro profeta como Moshé (Deuteronomio 34:10). Todas estas indicaciones superlativas nos llevan a una pregunta: Qué tenía Moshé que lo llevó a tomar un papel protagonista en la historia de la humanidad? Cuál era su especial cualidad? Acaso su sabiduría, fuerza, conocimiento, carácter o entrega? En esta Perashá se habla de la sobresaliente cualidad de Moshé: "El varon Moshé era humilde en gran manera; más que cualquier persona sobre la faz de la tierra" (Números 12:3). A decir verdad, el llegar a entender la grandeza y profundidad de la humildad de Moshé es algo muy dificil. No es fácil entender cómo el hombre más grande de la faz de la tierra, se describe como el más humilde de la faz de la tierra. Pero hay un punto que sí podemos empezar a aplicar a nuestras vidas y a nuestro comportamiento: Evitar la soberbia. Y el síntoma por excelencia de la soberbia también se halla relatado al final de nuestra Perashá: El Lashón Hará, la maledicencia (el hablar cualquier cosa mala de otro, sea verdad o mentira, si es mentira además de ser Lashón Hará es difamación, “Motzí Shem Ra”). Así como con lo que entra en la boca debemos de ser cuidadosos, más cuidadosos debemos de ser con lo que sale de ella. Recordemos que en el judaísmo, el charlar en tercera persona es algo muy delicado; como me solía decir el Shelíaj del Bnei Akiva (Rafi Asraf), Jajam (sabio en hebreo) es las iniciales de: Joshev Kol Mila (El que piensa cada palabra).

Tuvia Krawchik (Kraviahu).
Petaj Tikva
Israel

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: