El libro de los números

Esta semana comenzamos el cuarto libro de la Torá, Bemidbár (también pronunciado como Bamidbár), que es conocido como Números en español.
Recordemos que los nombres en español los pusieron los antiguos traductores cristianos de “La Biblia” judía, quienes usaron un método muy interesante para asignar los nombres. Escogieron aquello que ellos consideraron como el tema central del libro, poniéndolo así como título para todo el mismo.
Entonces, quedó:

  1. Génesis, por relatar el comienzo del universo;

  2. Éxodo, porque narra la salida de Egipto;

  3. Levítico, pues contiene muchas reglas que corresponden a los descendientes de la tribu de Leví;

  4. Números, ya que trae varios censos del pueblo judío durante su travesía por el desierto; y

  5. Deuteronomio, haciendo alusión a la repetición de numerosas normas que ya fueron indicadas en los libros anteriores.

Por su parte, los nombres habituales hebreos, tanto de los libros de la Torá como de las parshiot, fueron tomadas de la primera o primeras palabras significativas y distintivas que aparecen en cada libro o parashá.

Como último detalle, digamos que existen otros nombres dentro de la Tradición judía para referirse a los libros de la Torá, siendo “sefer haPekudim” – “libro de las cuentas / conteos” uno que existe para el libro que estamos ahora comenzando.
Notemos que es muy similar al de la traducción al español.

Ahora, la síntesis de la parashá de acuerdo al orden de las aliot:

1ª y 2ª aliot: Moshé cuenta a todos los varones en edad de hacer tzavá (ejército), mayores de 20 años y los registra según su ascendencia paterna. El total, sin incluir a los de la tribu de Leví, fue de 603.550. El número total de judíos, incluyendo mujeres, niños y ancianos era de alrededor de 3 millones.
Como ves, la tzavá ya era una cuestión inseparable del pueblo judío, hasta en esos momentos en que contábamos con la directa y visible intervención de Dios dándonos una sobrenatural y poderosa mano. Entonces, nos preguntamos por la necesidad de que haya un ejército de judíos, ¿tú qué opinas? Será muy interesante leer tus comentarios aquí debajo, en la cajita para los mismos.

3ª aliá: a las tribus se les asigna a cada una su posición dentro del campamento y en el orden de los viajes. Es decir, además de estar registrados los varones de acuerdo a sus casas paternas, también habría una organización del espacio del campamento, debiéndose respetar el mismo cuando se establecían en alguna locación así como durante los trayectos.
Nosotros nos preguntamos por la necesidad de que existiera tal orden de las tribus que formaban el campamento, ¿tú qué opinas? Recibimos tus comentarios aquí debajo, en la cajita para los mismos.

4ª aliá: En preparación para separar a la tribu de Leví, la Torá declara la genealogía de Aarón. Aunque los cohanim también eran de la Tribu de Leví, fueron contados por ellos mismos. Es decir, se creó una subdivisión dentro de la tribu levítica, quedando así establecidos los cohanim y los leviim.
Nosotros nos preguntamos por la necesidad de que Dios marque una tribu como separada del resto, dándole atribuciones diferentes, asignándole las funciones de cohanim y leviim;  ¿tú qué opinas? Leeremos las ideas que nos compartas aquí debajo, en la cajita para los comentarios.

5ª aliá: Moshé cuenta a los Leviim según sus tres familias iniciales: Gershón, Kehat y Merarí. Se declaran sus responsabilidades individuales en el transporte del Mishkán (Santuario portátil), y su total fue de 22,000.
Nos surge la duda de la utilidad de tener un Templo portátil que nos acompañaba en el desierto, ¿no era mejor hacer un servicio más sencillo, de rezos y buenas acciones en lugar de rituales, templos y sacrificios de animales?;  ¿tú qué opinas? Leeremos las ideas que nos compartas aquí debajo, en la cajita para los comentarios.

6ª aliá: la idea original era que cada primogénito sirviera como sacerdote y levita, pero tras el pecado del becerro de oro, fueron elegidos los miembros de la tribu de Leví para tal finalidad. Siendo que los Leviim debían ser el reemplazo del primogénito, Moshé cuenta a todos los primogénitos del resto de la nación. Su total fue de 22,273. Esos 273 primogénitos adicionales, que no cuentan con un leví como reemplazo, tienen instrucciones de redimirse a través de Aarón dándole cada uno 5 shekels de plata.
¿Recuerdas cómo se llama la costumbre de redimir al primogénito, que se sigue practicando hasta nuestros días? Responde, si deseas aquí debajo, en la cajita para los comentarios.

7ª aliá: La parashá concluye con instrucciones detalladas para la familia de Kehat. Su responsabilidad principal era transportar los utensilios del Mishkán. Solo Aarón y sus hijos podían cubrir los objetos en preparación para el transporte. Una vez cubierto, la familia de Kehat se encargaba de su traslado.
¿Tú qué opinas de que sean los cohanim los encargados de tapar y envolver los objetos del santuario? Leeremos las ideas que nos compartas aquí debajo, en la cajita para los comentarios.

Antes de finalizar, recordamos a nuestros apreciados lectores y socios de esta Obra Sagrada, que a partir de este jueves con la puesta del sol comienza la festividad más moderna del calendario judío: Iom Shijrur Ierushalaim – El día de la Liberación de Jerusalem.
Por tanto, que tengamos alegría y dicha y que sea preparación para una paz completa.

Además, la otra semana, también con la puesta del sol del jueves comenzará la festividad bíblica de Shavuot, si Dios quiere comentaremos de ella en algún próximo estudio.                            

Si quieres ser tú también un socio de la Obra Sagrada: https://serjudio.com/apoyo

   ¡Shabbat Shalom umboraj para ustedes y familias!
¡Que tengamos pronto buenas noticias y nos podamos encontrar personalmente!


0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: