¡Qué Dios te lo pague!

«¡Que el Eterno premie tu acción! Que tu recompensa sea completa de parte del Eterno Elohim de Israel, ya que has venido a refugiarte bajo sus alas.»
(Rut/Ruth 2:12)

Hay dos maneras de usar el famoso “¡Qué Dios te lo pague!”.
– Están aquellos que hacen un abuso del mismo, para desligarse de responsabilidades, para dejar impaga o sin agradecimiento una buena acción que les favoreció. Como si Dios fuera aquel que tuviera que hacerse cargo de lo que es propio de la persona hacer.
Esta clase de gente a su vez se subdividen en dos:
  – los que creen que Dios existe y opera en este mundo, y por tanto de tan “religiosos”* que son, dejan todo en manos de Dios y ellos se descansan de cumplir su parte;
  – los que no creen en Dios y/o que intervenga en el mundo, por lo cual usan el dicho como una burlona manera de afirmar que no harán su parte y que nadie la hará tampoco.

– En tanto que están las otras personas, que son agradecidas, que son comprometidas, que no quieren esquivar sus responsabilidades como corresponde, pero sin por ello dejar de desear que la retribución sea mayor y abarque también el favor de Dios para el otro.
Una manera alternativa sería agregar: “Dios te bendiga”**; además de haber hecho nosotros nuestra tarea.

El caso en particular del verso del TANAJ citado, fue dicho por Boaz a Ruth, luego de que él hiciera una gran bondad, llena de misericordia y sin esperar nada a cambio por ella.
A lo que sumo el deseo de que Dios también favorezca a esta mujer.
Porque para Boaz era evidente que no hay que esperar que Dios sea el que haga lo que tenemos que hacer nosotros.
Por eso, él cumplía su parte, en tanto confiaba en que Dios siempre hace la parte que Le corresponde.
Sin por ello de dejar de rezar por la participación Divina en mejorar la condición de vida del prójimo.

Por supuesto que está le gente que, creyendo o no en Dios y Su poder, no usa esta frase; pero eso ya es tema para otro post.

¿Cuál es la gran enseñanza?

Si te ha sido de provecho, comparte, agradece y ayuda a que continúe mi trabajo de difusión de verdades espirituales: https://serjudio.com/apoyo

Porque Dios hace su parte, yo la mía, pero estaría bueno que tú hicieras la tuya como socio de esta gran obra sagrada.

———————
* Recordemos que religión es lo contrario a espiritual. No haya realmente Dios en las religiones.
** Por supuesto el Dios verdadero, el Uno y Único y no esos dioses de las religiones.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: