Juntos pero no revueltos

1- ¿Por qué Dios quiso que los del pueblo de Israel cada uno siguiera aferrado a su identidad tribal y no la desdibujaran para formar una identidad nacional única?
2- ¿Por qué Dios hizo que la tribu de Leví no tuviera su propia provincia, por tanto debieran convivir con el resto de las tribus en sus respectivos territorios?

1- Porque en esa riqueza de identidades diferentes se enriquece el conjunto de la nación judía.
La idea es que se puede estar unido, porque se comprende que la esencia es única; y sin embargo, en lo externo seguir viviendo como si fuéramos múltiples.
Pues tal es la realidad de las criaturas en este mundo, en donde evidentemente somos individuos, separados por nuestros límites; pero al mismo tiempo podemos tender puentes que sirven para demostrar que en verdad estamos interconectados y la separación es solamente circunstancial, un efecto de la existencia en este mundo de materia.
Así pues, cada tribu con su provincia, cada uno bajo su estandarte, pero todos afianzados en la unidad de la santa nación de Israel.

2- Porque Leví era la demostración de esa esencia que nos une, que nos mantiene unidos a pesar de las diferencias.
Si Dios hubiese dado a cada una de las 13 tribus su propio territorio, entonces se hubiese perdido el nexo material.
Pero los integrantes de Leví eran “parte de Dios”, como la NESHAMÁ. Lo que venía a anunciar que si bien somos individuos sometidos a separatividad, cuando rompemos los muros y nos abrimos a la Conciencia descubrimos que somos olas del mismo océano.
De manera similar funcionaba el único templo, como el corazón de la nación, el que afirmaba que las banderas no nos separan, sino que son excusas para juntarnos con más calidez.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: